domingo, 29 de marzo de 2015

Atapuerca incorpora a su oferta un Centro de Arqueología Experimental (Burgos)

Teníamos por un lado un centro de recepción de visitantes a las afueras de Atapuerca ínfimamente utilizado a pesar de que su construcción costó  cerca de 4 millones de euros. Y por otro, al lado de este mismo edificio vacío prácticamente todo el año, un Parque Arqueológico que solo en 2014 recibió 57.000 visitas y eso que sus instalaciones están al aire libre.
A partir de mañana todo eso será historia porque ambas instalaciones se han convertido en una sola. El Parque Arqueológico y el Centro de Recepción de Visitantes se han unificado en el Centro de Arqueología Experimental de Atapuerca (CAREX) que dispone de exposición permanente y talleres didácticos para todo el año. «Al gran museo que es el MEH y a unos yacimientos únicos que son Patrimonio de la Humanidad hemos añadido el mejor centro de arqueología experimental que en estos momentos hay en España y uno de los mejores de Europa», resume José María Rodríguez-Ponga, secretario de la Fundación Atapuerca, al señalar que ya antes de su apertura el centro forma parte de la Red EXARC, la Organización Internacional de Museos de Arqueología al Aire Libre y Experimental.
El Parque Arqueológico deja de existir como tal y se integra en el recorrido del CAREX, que posibilita su crecimiento con unas instalaciones cubiertas capaces de acoger talleres y programación durante los doce meses del año. «Optimizar un parque que estaba a la intemperie era complejo. Pero desde el momento en que podemos incluir un complemento con actividades para toda la familia en un espacio de grandes dimensiones y a cubierto, conseguimos crear un destino independiente», añade Alejandro Sarmiento, director-gerente del Sistema Atapuerca. «Ha nacido una nueva estrella, un destino por sí solo, un objetivo en sí mismo. Puedes venir únicamente a visitar un centro de arqueología experimental en el que hay actividades didácticas para pasar todo un día», reconoce a su vez Rodríguez-Ponga.
Con una inversión de 120.000 euros aportados por el Sistema Atapuerca, el CAREX se abre mañana al público con un recorrido por diez hitos de la evolución humana -en el interior del edificio- y un paseo al aire libre por el entorno en el que habitaron el hombre y la mujer de Atapuerca. De ambos itinerarios y de las réplicas de las piezas se ha encargado un equipo liderado por Rodrigo Alonso y Felipe Cuartero.
El visitante se encontrará con zonas interactivas para practicar la talla lítica, producir herramientas, curtir pieles, reconocer las huellas de su uso al microscopio, conocer técnicas para hacer fuego, visitar refugios nómadas y sedentarios, modelar cerámica, tejer trenzados o tocar una flauta como las que existían hace 30.000 años.
El recorrido permanente del CAREX, que se ajusta a los criterios de accesibilidad, incluye también un paseo por el interior de una cueva que irá siendo decorada con pinturas rupestres a medida que los visitantes vayan realizando los talleres. Las instalaciones cuentan además con un espacio polivalente que se pone a disposición del Ayuntamiento de Atapuerca.
Una vez en el exterior, la visita continúa por el espacio que hasta ahora denominábamos «parque». Además de las condiciones meteorológicas, uno de los problemas que tenía este espacio eran las continuas inundaciones de algunas zonas. Con esta intervención se ha procedido a sanear las infraestructuras con un estudio geológico que ha permitido acondicionar el recorrido a los espacios secos. Además se han restaurado elementos como el rinoceronte, las cabañas o las esculturas, y se han mejorado de manera integral todas las instalaciones.

Fuente: Diario de Burgos:
http://www.diariodeburgos.es/noticia/Z7837E990-C38B-62A6-21194BE624A1829E/20150327/atapuerca/incorpora/oferta/centro/arqueologia/experimental

No hay comentarios: