martes, 20 de enero de 2015

Encuentran los restos de 5 personas en la supuesta tumba de Alejandro Magno

Una extensa tumba antigua en que se pensaba podría estar enterrado Alejandro Magno contiene los huesos de una mujer, un recién nacido y dos hombres, así como restos de una incineración, dijo el lunes el Ministerio de Cultura griego.
La sospecha de que la sepultura de piedra caliza en la tumba de Anfípolis pudiera pertenecer al legendario Alejandro, a uno de sus generales o familiares, ha cautivado a los griegos en los últimos meses a medida que los arqueólogos continuaban encontrando elementos interesantes.
Se cree que Anfípolis es la tumba más extensa descubierta en Grecia, data de la época de Alejandro, aproximadamente de los años 325 al 300 antes de Cristo.
El legendario conquistador murió en Babilonia, Irak en la actualidad, en el 323 antes de Cristo tras una campaña militar por Oriente Medio hasta lo que es hoy en día Pakistán. No se conoce dónde fue enterrado pero los historiadores dicen que fue en la ciudad egipcia de Alejandría.
El Ministerio de Cultura dijo que la investigación de los huesos de la tumba mostró que la mujer sepultada tenía más de 60 años y medía aproximadamente 1 metro y 57 centímetros, mientras que los hombres tenían entre 35 y 45 años.
Uno de los hombres mostraba marcas de cortes en la parte izquierda del pecho que posiblemente eran heridas mortales causadas por un cuchillo o una espada pequeña, dijo el ministerio.

Los hombres medían entre 1,61 y 1,68

No se pudo definir el género de la quinta persona sepultada, que fue incinerada, por los pocos restos óseos hallados y las autoridades dijeron que se realizarían más análisis.
También se llevarán a cabo más pruebas a los huesos de la mujer y los hombres para determinar si eran familiares.
"Parte del análisis buscará una posible relación sanguínea (...) pero la falta de dientes o partes del cráneo que son usadas en pruebas de ADN antiguo podría no permitir una identificación exitosa", dijo el ministerio.
Las excavaciones en el lugar, que se ubica cerca de la segunda mayor ciudad griega de Tesalónica comenzaron en el 2012 y acapararon la atención global en agosto, cuando los arqueólogos anunciaron el descubrimiento de un extenso complejo funerario custodiado por dos esfinges y rodeado de un muro de mármol de 497 metros.
Desde entonces, en la tumba también se hallaron un mosaico de colores en el suelo que muestra el secuestro de Perséfone, la hija de Zeus, además de dos estatuas con formas femeninas conocidas como cariátides. (Información de George Georgiopoulos.

Fuente: Público.es: http://www.publico.es/culturas/supuesta-tumba-alejandro-magno-contiene.html