martes, 30 de septiembre de 2014

Los restos romanos de Lancia se salvarán con un puente y el Gobierno inyecta 2,5 millones para activar la León-Valladolid

La autovía León-Valladolid recupera el pulso en los nuevos presupuestos del Estado. Así lo ha confirmado este martes el senador leonés Luis Aznar quien ha remarcado el cumplimiento "de la palabra" dada días atrás por la ministra de Fomento, Ana Pastor, tanto al presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, como al consejero de Fomento y Medio Ambiente, Antonio Silván.
La recuperación de las obras conlleva de forma efectiva superar 'el problema' de la conservación de los restos de Lancia, un yacimiento prerromano extraordinariamente rico en sus vestigios y que finalmente será superado "en parte" con la creación de un puente que permitirá conservar los restos.
"Los restos del Lancia se salvarán con un puente a falta de un acuerdo final con Patrimonio pero que en sus términos generales ya está cerrado y el Gobierno recupera la obra en la León-Valladolid con 2,5 millones de euros en la parte leonesa del vial", ha remarcado el senador popular leonés.
"El presupuesto del Ejecutivo contempla el desarrollo del vial por la vertiente leonesa tras llegar a un principio de acuerdo con Patrimonio, para León es algo muy importante y es cumplir con la palabra dada y los compromisos adquiridos", también se ha remarcado.

Paralización de las obras

En abril del 2011 las obras de la León-Valladolid encallaban después de que la Comisión Regional de Patrimonio de la Junta de Castilla y León trasladase al Ministerio de Fomento su decisión de preservar el yacimiento de Lancia con la consecuente paralización de la autovía.
Una decisión con la que se apostaba por mantener el yacimiento y potenciar su estudio, obligando inicialmente a modificar el trazado de la autovía o buscar una alternativa después de que Patrimonio rechazase el informe previo del Ejecutivo, partidario de catalogar los restos y proceder a su enterramiento.
Un fallo que en su día aplaudió la plataforma Salvemos Lancia y que sin embargo pronto vio como fue sinónimo de un total y absoluto abandono del yacimiento que se ha visto afectado por las lluvias de los últimos inviernos así como de los expolios a los que ha estado expuesto por carecer de protección alguna.
Un yacimiento que, según han señalado arqueólogos y expertos, al igual que otros similares como el de La Olmeda podría ser un imán de atracción turística y el consecuente revulsivo económico para la provincia.

Fuente: Leonoticias.com: http://www.leonoticias.com/frontend/leonoticias/Los-Restos-Romanos-De-Lancia-Se-Salvaran-Con-Un-Puente-Y-El-vn155614-vst488

Nuevos hallazgos "dan un vuelco" al yacimiento de la cueva de Santa Ana en Cáceres

El equipo de Primeros Pobladores acaba de clausurar la excavación de este año en la Cueva de Santa Ana con hallazgos que convierten esta campaña en una de las más importantes por la magnitud de los restos que se han encontrado en el interior de la cavidad. Desde el equipo que dirigen los arqueólogos Eudald Carbonell y Antoni Canals aseguran que las últimas jornadas de trabajo han ofrecido "descubrimientos muy interesantes" y que estos permiten "dar un vuelco al yacimiento".
Por el momento están estudiando la información acumulada, que se presentará oficialmente a principios de octubre pero, según han avanzado "se concretan de forma muy clara los últimos hallazgos y se prepara el yacimiento para los próximos cinco o seis años".
La cavidad situada en le interior del acuartelamiento de Santa Ana es el yacimiento que más información ha revelado al equipo de Primeros Pobladores de Extremadura en los últimos años. En el 2012 comenzaron a aparecer los rastros más concretos con varios restos de de animales a los que se atribuyeron más de 350.000 años de antigüedad. Entre ellos, además de piezas óseas de lobos o linces, destacaba el cráneo de un oso, que se consideraba que tenía más de 300.000 años de antigüedad y con el que se relacionarían los datos aportados por la nueva campaña de excavación.

LA NUEVA CAMPAÑA

Primeros Pobladores trabaja todos los años en los yacimientos del Calerizo en los meses de abril y septiembre --ahora solo se permite el acceso a la investigación en las cuevas del Conejar y Santa Ana, mientras Maltravieso continúa cerrada--. En esta ocasión la actuación se ha desarrollado entre el 10 de septiembre y el pasado día 27 y en ella han participado los dos directores del equipo de investigación, Canals y Carbonell. En total, casi una veintena de personas han participado en las distintas tareas (esencialmente la excavación en el interior de la cueva, el triado y el lavado de sedimentos...), durante las más de dos semanas de excavación. El equipo ha contado además con nuevas incorporaciones, como una bióloga y dos historiadores, que también han estado durante la excavación en el interior de Santa Ana.
Primeros Pobladores espera presentar los nuevos hallazgos coincidiendo con la clausura de la exposición más importante de restos sobre la Cueva de Santa Ana, que se puede visitar en el Museo de Cáceres hasta octubre. A través de ella se persigue dar a conocer la historia de esta cavidad.

Fuente: El Periodico de Extremadura: http://www.elperiodicoextremadura.com/noticias/caceres/nuevos-hallazgos-dan-vuelco-yacimiento-cueva-santa-ana-caceres_829960.html

Ancient swordsman’s grave could hold many more secrets (Finland)

The National Board of Antiquities has announced plans to carry out further, deeper excavations at the site where the grave of a thousand-year-old swordsman was discovered last year.
Earlier this month archaeologists from York University in the UK carried out geophysical surveys of the field, accompanied by a television film crew.
The preliminary results of the tests suggest widespread evidence of human activity remains deep beneath the surface of the field. Some signs point to the area housing an ancient burial ground or even a settlement.
The York team carried out a series of geophysical tests using equipment including a pulse-induction metal detector and a magnetometer. The results also showed possible signs of roads and fields dating from different eras, as well as more modern structures such as covered drains and the edges of a sandpit.
Archaeology hobbyists were stunned last November when they unearthed a remarkable historical find from a field in Janakkala, southern Finland. The ancient grave site appeared to be that of an early crusader buried with two swords from different eras. Subsequent scans of the skeleton by the National Board of Antiquities suggested that the so-called ancient swordsman had met a violent death.
The board says it is waiting for further analysis of the York test results, announcing that it may choose to go ahead with further digs at a number of interesting spots at the site. Archaeologists now want to find out what exactly it is that is showing up on the deeper surveys.
The board added that further research is necessary in order to determine the extent of the ancient remains and ascertain whether the area requires protection. If the survey results turn out to be sufficiently reliable, similar technology may be used on other archaeological sites in Finland, the board said.

Source: yle utiset: http://yle.fi/uutiset/ancient_swordsmans_grave_could_hold_many_more_secrets/7495913

Unique archaeological discovery in Supraśl (Poland)

A place where people performed rituals more than four thousand years ago has been discovered by archaeologists in Supraśl (Podlaskie). The closest analogies to discovered fragments of ceramic vessels originate from the Iberian Peninsula, told PAP Dariusz Manasterski, one of the leaders of the excavation.
The discovery was made on a sands and gravels elevation covered with oaks, formed as a result of a moving glacier. Dr. Włodzimierz Kwiatkowski of the Knyszyń Forest Landscape Park suggested that in terms of the environment and vegetation, the area looked similar at the time of the creation of the ritual place.
At the highest point of the elevation, archaeologists stumbled upon fragments of cups and bowls, belonging to the Bell Beaker community, named after the culture's distinctive pottery drinking vessels that resemble inverted bells. This culture inhabited large areas of Europe and even North Africa, but can not be identified with one particular people. Vessels discovered in Supraśl were decorated with incised ornament on both the outer and inner surface.
According to the researchers, the vessels were associated with libation rituals with alcohol beverages. The drinks were ceremonial or prestige, and the vessels from which they were consumed - presentable.
Fragments of decorated vessels were surrounded by a small cluster of burned animal or human bones, where the archaeologists also found a fragment of amber bead. Another object made of this material was placed near the cluster, next to burned bones.
"Amber was an exotic and prestigious material for the Bell Beaker communities, and never before found in Podlasie. Discovered ornaments are among the oldest objects of this type in the region" - said Dr. Manasterski.
In the place of rituals, archaeologists also found items made of stone and flint. The first category included an arrow straightener, an adze, fragment of curved blade (so-called Krummesser) and fragments of a dagger. Flint objects included arrowheads, various inserts for tools with a complex blade design and knives.
"All the stone artefacts are perfectly made and alien to the local production. These objects rare in this part of Europe, and very prestigious" - said Dr. Manasterski.
Some of the items were damaged or unfinished, which according to the archaeologists may be associated with a symbolic meaning for people who offered them.
"The entire ritual deposit is an exceptional find in the central Europe. It contains one of the richest collections of objects usually found in the elite skeletal graves in Western Europe from this period" - said the researcher.
Archaeologists believe that the representative bell beaker fragments, ornaments made of exotic material and parts of prestigious arms indicate the presence near Supraśl of privileged persons with a different, higher social status, ancestors of the aristocracy. However, so far have not been able to unambiguously determine the origin of the discovered objects. Specialized laboratory tests will help answer this question.
"This year's finds, while exceptional due to the presence of the most easterly collection of objects associated with the Bell Beaker community, do not explain the migration routes and distances of its carriers" - concluded Dr. Manasterski.
Excavations in Supraśl are part of the joint research project, carried out since 2011 by Dr. Dariusz Manasterski and Dr. Katarzyna Januszek from the Institute of Archaeology, University of Warsaw and Adam Wawrusiewicz of Podlaskie Museum in Białystok. The project explores the settlements of the younger period of the Stone Age and the beginning of the Bronze Age on the middle part of the river Supraśl.

 Source: PAP - Science and Scholarship in Poland: http://www.naukawpolsce.pap.pl/en/news/news,401990,unique-archaeological-discovery-in-suprasl.html

lunes, 29 de septiembre de 2014

Congreso Internacional sobre Otras Arqueologías (Madrid)



Fechas: 12, 13 y 14 de Noviembre de 2014
Campus de Vicálvaro, Madrid

Organizado por el Área de Arqueología de la Universidad Rey Juan Carlos, el Congreso Internacional sobre Otras Arqueologías, que presentamos viene a suplir una carencia en el mundo de la Arqueología, centrándose en lo que hemos denominado las "Otras Arqueologías", muchas veces olvidadas en los planes de estudio, pero también en los Congresos y Seminarios.
Disciplinas como la Arqueología Industrial o la Arqueología del Conflicto, están cogiendo mucha fuerza en los últimos años de la mano de investigadores, tanto consagrados como jóvenes, que necesitan una cita de referencia donde dar a conocer al público en general los resultados de sus investigaciones, esperando que la presentación de éste se convierta en un antes y un después en estas temáticas.
El Congreso también plantea una apertura a las disciplinas  y técnicas, de otras ciencias que ayudan a la arqueología a obtener hipótesis y resultados para conocer mejor las sociedades pasadas.
Otras sesión abordará las Nuevas Tecnologías aplicadas al Patrimonio, como la fotogrametría, el Scanner 3D, y otras formas de Virtualización, tan de moda actualmente, y que no sólo sirven para difundir, sino que son necesarias a la hora de investigar, ya que ningún proyecto se considera completo sin una buena virtualización.
Para finalizar hemos considerado abrir un apartado en Enseñanza y Didáctica del Patrimonio Arqueológico, ya que de nada serviría todas las investigaciones que se realizan en Arqueología sin su conveniente difusión al público. Surgiendo en los últimos años, de la mano de diferentes grupos de investigación, y entidades públicas y privadas, nuevas formas de Difusión, Museografía y Didáctica del Patrimonio, las cuáles abordaremos a lo largo de esa sesión en el Congreso.


SESIONES:

- Arqueología Industrial

- Arqueología del Conflicto

- Arqueobiología

- Otras Ciencias y Técnicas en la Arqueología

- Nuevas Tecnologías aplicadas a la Arqueología

- Didáctica de la Arqueología

http://cotarq2014.jimdo.com/

Archéologie de la violence – violence de guerre, violence de masse (France)

Programme:

A l’occasion de l’exposition « Les Désastres de la guerre 1800-2014 » présentée au Musée du Louvre-Lens du 28 mai au 6 octobre 2014, l’Institut national de recherches archéologiques préventives (Inrap), et le Musée du Louvre-Lens organisent un colloque intitulé « Archéologie de la violence-violence de guerre, violence de masse ».  Ce colloque a pour ambition d’évaluer l’apport de l’archéologie à la recherche sur les violences collectives et sur la guerre, et de montrer comment elle peut contribuer aux débats contemporains.
Son approche anthropologique a libéré la recherche des contraintes de l’histoire militaire et stratégique et offre aujourd’hui de nouvelles méthodologies et approches théoriques sur la nature de l'expérience de guerre vécue, tant par les combattants que par les civils. Ce colloque est par ailleurs l’occasion d’un dialogue avec les sciences sociales et l’histoire de l’art, dans une perspective internationale. 
En France, c’est notamment par l’archéologie de la Grande Guerre qu’une réflexion sur les méthodes et les problématiques de recherche a pu se mettre en place, non sans que cette nouvelle démarche ne pose questions. En outre, le XXe siècle a été marqué par des violences extrêmes. Ces événements dramatiques, ont laissé un certain nombre de charniers et de traces. Ils constituent, aux yeux de la justice internationale, autant d’éléments qui permettent de déterminer l’identité des victimes, mais aussi la part de responsabilités de chacun dans les massacres. Tous ces éléments ont ainsi conduit l’archéologie vers de nouveaux enjeux liés à l’expertise médico-légale, à la récupération de la mémoire historique, et au Droit. 
L’archéologie, par la documentation considérable qu’elle apporte sur l’expérience de guerre et la réalité de la violence renouvelle ainsi notre compréhension de la guerre, de la préhistoire aux conflits contemporains.

Accès libre dans la limite des places disponibles Réservation conseillée sur le site www.inrap.fr.  

Le colloque se déroulera en anglais et en français avec traduction simultanée. 

La direction scientifique de ce colloque est assurée par Jean Guilaine, membre de l’Institut, professeur honoraire au Collège de France (1994-2007) et Jacques Sémelin, directeur de recherche au CNRS, CERI-Sciences Po.

Jeudi 2 octobre 2014

11h00. Ouverture

Introductions
Comment des individus que rien ne distingue de la population globale peuvent-ils se muer en tueurs de masse ? Comment des « hommes ordinaires », deviennent t-ils des tueurs, commettant des atrocités, dans un contexte de conflit armé ? Dans quels champs disciplinaires l’archéologie des conflits s’est-elle déployée ?

11h30. Introductions :par Jean Guilaine, membre de l’Institut, et Jacques Sémelin, CERI-Sciences Po, CNRS
11h45. « Pourquoi des hommes ordinaires tuent-ils ? Le cas des responsables de la Shoah », par Christopher Browning, université de North Carolina
12h15. « Thèmes et théories de l'archéologie des conflits modernes » par Gabriel Moshenska, university college de Londres
12h45. Discussions avec le public
13h00. Déjeuner libre
I – Et la guerre commença …
Quelles sont les origines de la guerre ? La violence est-elle inhérente aux sociétés humaines ? La violence est-elle inséparable de la guerre ou existe-t-il une violence avant la guerre ? Que peuvent nous dire les traces que nous découvrons ? Quand la guerre commença-t-elle ? Nous sommes sur les traces de la guerre, au temps préhistorique … 

Président de séance : Jean Guilaine, membre de l’Institut

14h30. « La guerre a-t-elle existé au Paléolithique ? ». par Marylène Patou-Mathis, département Préhistoire du Muséum d'histoire naturelle, CNRS
15h00. « Traces de violence dans les premières sociétés européennes : l'exemple de Asparn / Schletz  (5 000 av.J-C.) » par Maria Teschler-Nicola, Museum d’histoire naturelle de Vienne
15h30. Discussions avec le public
15h45. Pause
16h15. « Urbanisation ancienne, tensions sociales et violence : les fosses communes de Tell Brak (Syrie, IVème millénaire av.J-C.) » par Augusta McMahon, université de Cambridge
16h45. « Guerre et mort à Himère : les tombes de soldats grecs tués dans les batailles de 480 et 409 av.J-C. » par Stefano Vassalo, superintendant pour l’archéologie de Palerme
17h15. Discussions avec le public
II – Violence de guerre, violence de masse : questions de méthode. Alors que l’histoire se fonde sur les archives ou les témoignages, quelle(s) violence(s) l’archéologie révèle t-elle ? Quelles traces de violence sont utilisées par l’archéologie ? Que disent les traces et que peut-on en conclure ?  Quelles méthodes ? Quelles en sont les limites ? Quels enjeux pour l’archéologie ? 

Président de séance : Anne Lehoërff, université de Lille

17h30. «  Rituels d'après-guerre en Scandinavie au Ier siècle ap.J-C. : des guerriers sacrifiés dans les zones humides de Alken-Enge, Jutland-Central (Danemark) » par Mads Kahler Holst, Aahrus université
18h00. « Application de modèles stratégiques modernes aux champs de bataille de Little Big Horn et de la Red River War (guerres indiennes, Etats-Unis, XIXème siècle) » par Douglas D. Scott, université du Nebraska-Lincoln et Colorado
18h30. Discussions avec le public

Vendredi 3 octobre 2014
 
Violence de guerre, violence de masse : questions de méthode (suite)
9h30. « Échec et mat : comparaison de traces trouvées sur le squelette de Richard III avec d'autres blessures laissées par des armes médiévales. ». par Tim Sutherland, université d’York
10h00. « Des armes à la guerre : méthodes et principes de reconnaissance d’un « état » de guerre chez les Celtes » .par Gérard Bataille, Inrap
10h30. « Les sépultures multiples à recrutement militaire : le regard de l'anthropologue »
par Michel Signoli, ADES AMU-EFS-CNRS, Marseille
11h00. Discussions avec le public
11h30. Pause
III – L’avènement de la guerre totale
Le XIXe siècle a préparé l'avènement de ce qu’on appellera la  « guerre totale », un creuset dans lequel les esprits se sont accoutumés à un haut niveau de violence. En effet, c’est dès le début du XIXe siècle que se dessinent les prémices de la guerre totale, en particulier avec la guerre de Vendée (1793-1796) et la Révolution française,  les campagnes napoléoniennes (guerre d’indépendance espagnole 1808-1814), et les violences coloniales (guerre des Boers 1899-1902). Certains conflits comme la guerre de trente ans (1618-1648) en sont-ils des prémices ? La guerre totale conduit-elle au « siècle des génocides » ?   

Président de séance : David El Kenz, université de Bourgogne

12h00. « Paysans et soldats : archéologie de villages désertés pendant la Guerre de Trente ans en Bohême (1618-1648) »
par Pavel Vareka, université d’Ouest-Bohème à Pilsen
12h30. « Archéologie de la bataille du Mans des 12 et 13 décembre 1793 : les corps témoins du conflit ? »
par  Elodie Cabot, Inrap
13h00. Discussions avec le public
13h30. Déjeuner libre
14h30. « L’exécution de masse de soldats français à Valence pendant la guerre d’indépendance en Espagne (1808-1814) » par Marcos Miquel-Feucht, université de Valence
15h00. « Traces de l’esclavage – l’histoire oubliée de civils indigènes dans les camps de concentration britanniques pendant la Guerre des Boers (Afrique du Sud, 1899-1902) »
par Garth Benneyworth, McGregor Muséum, Afrique du Sud
15h30. Discussions avec le public
16h00. Pause
16h30. « Grande Guerre, une vision renouvelée de l’hécatombe à partir de l’archéologie »
par Gilles Prilaux, Inrap, Yves Desfossés Service Régional de l’Archéologie Champagne Ardennes, et Alain Jacques, Service archéologique de la Ville d’Arras
17h00. « La mort des ruines » par  Alain Schnapp, université Paris 1
17h30. Discussions avec le public
18h00. Visite libre de l’exposition « Les Désastres de la guerre 1800-2014 »

Samedi 4 octobre 2014

IV – L’âge des extrêmes
Alors que l'historiographie des conflits contemporains a connu  un tournant, l'attention se porte moins sur les causes et les conséquences politiques des guerres et des dictatures que sur la nature même de la violence de masse, de ses acteurs, de son économie interne. C’est ainsi que l’archéologie s’est déployée dans le « médico-légal » (forensic archeology).
Il s’agit de l’application des principes, des techniques, et des méthodes de l’archéologie dans un contexte légal, lié ou non à des procédures en cours de justice ou de récupération de la mémoire. Sur quels enjeux l’archéologie se mobilise-t-elle dans le cadre de ces conflits contemporains, très diversifiés ? Qu’apporte-t-elle de nouveau ?

Président de séance : Jacques Sémelin, CERI-Sciences Po, (CNRS)

9h30. « Bataille de Fromelles (1916) : nommer les Morts, l’identification des morts au combat pendant la Première Guerre mondiale » par Margaret Cox, PhD, Inforce Foundation, Cranfield Forensic Centre, Cranfield University, Shrivenham
10h00. « Violence physique, violence symbolique : archéologie de la guerre en Espagne (1936-1975) » par Alfredo González-Ruibal, Institut des Sciences du Patrimoine (Conseil Supérieur espagnol de la Recherche Scientifique CSIC) 
10h30. Discussions avec le public
11h00. Pause
11h30. « Une cartographie de  la terreur nazie : études archéologiques dans les camps de travail et d’extermination de Treblinka » par Caroline Sturdy Colls, université de Staffordshire
12h00. « Rassembler les pièces : exhumations de personnes disparues pendant le conflit en Bosnie-Herzégovine » par Admir Jugo, Goldsmiths/université de Londres, et université de Sarajevo
12h30. Discussions avec le public
13h00. Déjeuner libre
14h30. « Application de l’archéologie médico-légale aux enquêtes sur les cas de violence politique, ethnique ou religieuse : un équilibre de 30 ans » par Luis Fondebrider, Equipe argentine d’archéologie médico-légale (EAAF)
15h00. « Rwanda, 1994-2014 : la photographie à l’épreuve des cadavres. Une anthropologie des images du génocide des Tutsi » par Nathan Réra,  Labex CAP (HiCSA/INHA)
15h30. Discussions avec le public
16h00. Pause
16h30 / 17h30. Conclusions
Laurence Bertrand Dorléac, Centre d’histoire de Sciences Po
Jean Guilaine, membre de l’Institut
Jacques Sémelin, CNRS, CERI-Sciences Po

De la fin de l’indépendance à la romanisation : les fouilles du Mont Castel à Port-en-Bessin (France)

Une équipe d’archéologues de l’Inrap, du CNRS et des universités de Rennes 2 et de Bourgogne réalise actuellement une fouille programmée sur l’oppidum gaulois du Mont Castel à Port-en-Bessin.
Vaste plateau côtier d’une vingtaine d’hectares dominant le village de Port-en-Bessin et la mer, ce site archéologique n’avait pas encore fait l’objet d’investigations sur le terrain. Les archéologues sont tentés d’y voir le port du peuple des Baïocasses, chargé de contrôler les flux commerciaux entre le sud de l’Angleterre et la Normandie. Le Mont Castel s’intègre de plus dans un réseau de sites fortifiés formant un système de protection de l’espace unique pour la protohistoire de l’Ouest de la France.
Si une fréquentation du Mont Castel durant la Protohistoire semblait attestée, la nature et la chronologie de cette fréquentation restaient à mettre en évidence. La topographie et les quelques informations disponibles orientent la réflexion vers un site fortifié de hauteur de La Tène finale (de 150-30 avant notre ère), de type oppidum, implanté en un lieu remarquable et éminemment stratégique depuis la fin l’âge du Bronze (1350-800 avant notre ère).
Une campagne de sondage a été réalisée en 2010, dans un contexte d’urgence suite à la découverte d’un vaste pillage sur le site. Ces tests ont confirmé les premières hypothèses : le site est occupé durant l’âge du Bronze final puis voit la construction de fortifications à l’extrême fin de l’âge du Fer. Durant ces sondages, de l’armement romain a été mis au jour (bouterolle de glaive, trait de baliste ou de scorpion, balles de fronde en plomb…).

Après la conquête… avant la romanisation

La période entre la fin de l’indépendance gauloise et le début de la romanisation –soit entre 52 et 24 avant notre ère – est une période obscure pour les historiens et archéologues, les sources historiques n’apportant que des renseignements flous ou indirects sur la situation politique et sociale. L’année 52 et la défaite d’Alésia n’ont marqué ni la fin de la guerre contre Rome ni la romanisation immédiate de la société celtique. Le fond de la culture matérielle et spirituelle de la Gaule demeure essentiellement indigène jusqu’à l’époque augustéenne.
Après l’ultime bataille de la guerre des Gaules à Uxellodunum, la situation n’est pas entièrement sous contrôle romain. Aussi César répartit ses légions dans toutes les régions de la Gaule et hiverne lui-même à Nemetocena (Arras ?) durant l’hiver 51-50. La Gaule est épuisée, instable et probablement en proie à des règlements de comptes internes nécessitant la présence d’une armée d’occupation.
La découverte de militaria tardo-républicain sur le Mont Castel constitue un fait nouveau pour l’ouest de la France et renvoie à une situation que l’archéologie commence à mettre en évidence sur les grands oppida de Gaule du nord et du centre-est. Elle accrédite l’hypothèse considérant que les premiers camps militaires romains se sont implantés sur les oppida à la fin de la conquête avant d’être déplacés à l’écart de ces noyaux urbains dès la période augustéenne.

INRAP: http://www.inrap.fr/archeologie-preventive/Actualites/Communiques-de-presse/p-18844-De-la-fin-de-l-independance-a-la-romanisation-les-fouilles-du-Mont-Castel-a-Port-en-Bessin.htm#

El engaño de la fertilidad (Jaén)

Amanece en Puente Tablas. Está a unos cuatro kilómetros de Jaén capital, pasado el río Guadalbullón por la carretera de Torrequebradilla. A un paso de las urbanizaciones de chalés, la civilización actual deja paso a otra, ya extinguida, que dejó huella en lo que hoy es un yacimiento arqueológico a medio descubrir. A sus puertas, un grupo de personas aguarda con las primeras luces del día a un sol que, como ya hiciera en tiempos de los íberos, va a contarles una historia.
Esta comienza a la entrada del oppidum, donde la puerta (recreada con andamios para causar el efecto original) deja ver la figura de una diosa que va poco a poco iluminándose, hasta que la luz impregna todo su ser. Justo en ese momento, la luz del sol entra en una cueva que hay a la derecha, dentro de un santuario (uno de los pocos íberos excavados). La luz va poco a poco desplazándose hasta la base de la cueva; mientras, la diosa se va ensombreciendo, representado la bajada al mundo de ultratumba. En el momento en que el sol llega al fondo de la estancia del santuario, la divinidad recupera su luz.
"Tiene mucho que ver con Afrodita o Astarté, que en un momento determinado bajan a los infiernos para recuperar a la persona querida, que normalmente es un dios y se produce como consecuencia el matrimonio entre los dos dioses para hacer que la naturaleza sea fértil", cuenta Arturo Ruiz, que dirige la investigación en Puente Tablas junto a Manuel Molinos. "Puede ser Astarté, puede ser Afrodita, porque hemos encontrado elementos de ambas, pero seguramente sea una divinidad local", apunta el arqueólogo sobre la protagonista de un rito vinculado al equinoccio.
Se trata de un truco, de un engaño, de un juego de luces y sombras bastante básico, pero no por ello menos impresionante. Emociona aún hoy, y también lo haría a aquellos que pudieran verlo en el siglo IV a.C., cuando la ciudad estaba en todo su esplendor. Eran pocos los afortunados; la escasez de espacio físico hace suponer que se trataba de un rito elitista reservado en su plenitud a unos pocos: los sacerdotes, el príncipe, y poco más.
Desde lejos, en un punto situado fuera de los muros del oppidum, podía apreciarse a la diosa; una figura muy básica, ruda incluso, "no por primitivisto", apunta Molinos, sino porque está esculpida como algo conceptual. "No quieren que la diosa tenga cara -explica Ruiz-, pero sí se le ven los brazos", al final de los cuales se distingue un disco solar. En la cabeza, una tiara.

Simbología de la fertilidad

El agua, igualmente, forma parte del ritual. A través de una serie de canalizaciones, los constructores de la ciudad íbera condujeron este elemento de manera que entraba en la mencionada cueva para salir de ella después, fingiendo surgir de esa estancia como un símbolo más de fertilidad. "Todo es un truco continuo", afirma Ruiz, explicando que también se han encontrado elementos relacionados con el sol en el palacio del príncipe, excavado con anterioridad.
"Le llamamos el aristócrata-astrónomo, por la fijación que tiene", dice el corresponsable del yacimiento, que dirige también el Instituto de Estudios Giennenses (IEG), asociado a la Diputación Provincial de Jaén. Precisamente esta institución y su ruta Viaje al Tiempo de los íberos han hecho posible en esta década revitalizar unos trabajos que comenzaron en 1982. La investigación actual corre a cargo del Instituto Universitario de Arqueología Ibérica (IAI).
La entidad, con sede en la Universidad de Jaén, nació a finales de los noventa del siglo XX como Centro Andaluz de Arqueología Ibérica. Sus objetivos se centran en la investigación, conservación, gestión y difusión de la arqueología ibérica de Andalucía a través de equipos de investigación propios, de la colaboración interdisciplinar con otros centros, la formación especializada y la organización de reuniones científicas.

Fuente: El Mundo:
http://www.elmundo.es/andalucia/2014/09/28/5426f41e268e3ed4708b456f.html

Stone tools discovery prompts re-think of African theory (Armenia)

A new discovery and subsequent analysis of thousands of Stone Age tools has provided a major insight into human innovation 325,000 years ago and how early technological developments spread across the world, according to research published in the journal Science. It shows that technological innovation occurred intermittently throughout the Old World, rather than spreading from a single point of origin, as previously thought.
The belief that a type of technology known as Levallois – where the flakes and blades of stones were used to make useful products such as hunting weapons was invented in Africa and then spread to other continents as the human population expanded can now be discounted say the researchers.
At an archaeological site in Armenia called Nor Geghi 1, the researchers discovered that these types of tools already existed there between 325,000 and 335,000 years ago, suggesting that local populations developed them out of a more basic type of technology, known as biface, which was also found at the site.
Archaeologists have argued that Levallois technology was invented in Africa and spread to Eurasia with expanding human populations, replacing local biface technologies in the process. This theory draws a link between populations and technologies and thus equates technological change with demographic change. The co-existence of the two technologies at Nor Geghi 1 provides the first clear evidence that local populations developed Levallois technology out of existing biface technology.

Preserved between two lava flows

Nor Geghi 1, is a unique site preserved between two lava flows dated to 200,000–400,000 years ago. Layers of floodplain sediments and an ancient soil found between these lava flows contain the archaeological material. The dating of volcanic ash found within the sediments and detailed study of the sediments themselves allowed researchers to correlate the stone tools with a period between 325,000 and 335,000 years ago when the Earth’s climate was similar to today’s.
Dr Simon Blockley and Dr Alison MacLeod, from the Department of Geography at Royal Holloway, analysed the volcanic material that preserved the archaeological site in the village of Nor Geghi, in Kotayk Province. By employing innovative procedures developed at Royal Holloway, they extracted suitable material to help date the Levallois tools.
“The combination of these different technologies in one place suggests to us that, about 325,000 years ago, people at the site were innovative,” says Daniel Adler, associate professor of Anthropology at the University of Connecticut, and the lead author of the study. Moreover, the chemical analysis of several hundred obsidian artefacts shows that humans at the site utilized obsidian outcrops from as far away as 120 kilometres (approximately 75 miles), suggesting they must also have been capable of exploiting large, environmentally diverse territories.
“Our findings challenge the theory held by many archaeologists that Levallois technology was invented in Africa and spread to Eurasia as the human population expanded. Due to our ability to accurately date the site in Armenia, we now have the first clear evidence that this significant development in human innovation occurred independently within different populations.” said Dr Blockley.

An innovation

Archaeologists argue that Levallois technology was a more innovative way of crafting tools, as the flakes produced during the shaping of the stone were not treated as waste but were made at predetermined shapes and sizes and used to make products that were small and easy to carry. With the more primitive biface technology, a mass of stone was shaped through the removal of flakes from two surfaces in order to produce bigger tools such as a hand axes.
It is the novel combination of the shaping and flaking systems that distinguishes Levallois from other technologies, and highlights its evolutionary relationship to biface technology. Based on comparisons of archaeological data from sites in Africa, the Middle East, and Europe, the study also demonstrates that this evolution was gradual and intermittent, and that it occurred independently within different human populations who shared a common technological ancestry, says Adler. In other words Levallois technology evolved out of pre-existing biface technology in different places at different times.
This conclusion challenges the view held by some Archaeologists that technological change resulted from population change during this period. “If I were to take all the artefacts from the site and show them to an archaeologist, they would immediately begin to categorize them into chronologically distinct groups,” Adler said. In reality, the artefacts found at Nor Geghi 1 reflect the technological flexibility and variability of a single population during a period of profound human behavioural and biological change. These results highlight the antiquity of the human capacity for innovation.

Source: Past Horizons: http://www.pasthorizonspr.com/index.php/archives/09/2014/stone-tools-discovery-prompts-re-think-of-african-theory

viernes, 26 de septiembre de 2014

Los arqueólogos españoles se van a descubrir América Latina

Ya tiene su billete a Ecuador. Se va sin trabajo pero con unas expectativas muy altas de encontrarlo en poco tiempo. Su formación y su experiencia en Europa parecen ser el mejor aval posible para desarrollar una carrera en América Latina, como han hecho muchos otros arqueólogos españoles. “Parece que se ha abierto la veda para que empecemos a cruzar el charco y dar el salto que permita una colaboración y un desplazamiento más fluidos entre ambos lados del Atlántico a nivel arqueológico”, afirma Eva González, que en menos de tres semanas pisará la tierra que un día dominaron los incas en busca de oportunidades.
Sus razones están claras. “Mi contrato se acabó hace un mes y medio y no tengo esperanza de encontrar trabajo de arqueóloga en España a corto plazo. Me parece una gran oportunidad para viajar y descubrir una nueva cultura y también avanzar laboralmente, conocer nuevas metodologías y ramas de investigación”, afirma. “Parece que el hecho de haberse formado en España está bien valorado y ayuda a optar a un puesto”, comenta.
Igual que a los exploradores de siglos pasados, al otro lado del Atlántico le esperan las fascinantes culturas prehispánicas. “A mí me encantaría excavar en México o en Perú”, reconoce Fran González de la Fuente, licenciado en Historia por la Universidad Complutense de Madrid, “pero Ecuador ofrece la posibilidad de construir desde cero un nuevos discurso arqueológico, hay tanto por hacer desde la base que asusta, pero emociona como oportunidad”.
Desde hace unos meses trabaja en una excavación llamada Las Orquídeas, cerca de Ibarra, en la provincia de Imbabura. Se trata de una tola, una gran elevación artificial del terreno muy común en el Ecuador precolombino y que parece remontarse del año 250 a. C., aunque “aún queda procesar los materiales en el laboratorio y hacer las pruebas del carbono 14”.
Lo que más le impresiona es la “brutal cantidad de materiales cerámicos” que suelen aparecer en las excavaciones precolombinas, con formas muy particulares y pastas depuradas, “radicalmente diferentes de lo que conozco de la península ibérica”. Y, “por supuesto, la obsidiana”, una roca volcánica muy oscura con la que los indios americanos elaboraban numerosos objetos, especialmente, armas.

El método Harris

Antes de esta experiencia, Fran González ya trabajó documentando las rutas de comunicación entre la sierra y el este del país. En su opinión, la arqueología de Ecuador aún “adolece del nivel científico que resultaría deseable”. En la mayoría de los yacimientos no se emplea el método Harris, un sistema de estratigrafía arqueológica por el que a cada estrato o capa le corresponde una edad o periodo diferente y, por lo tanto, según el estrato donde se localice un hallazgo, se puede datar su antigüedad. “Algunos no emplean método alguno”, explica.
Sin embargo, y a diferencia de lo que ocurre en España, “aquí la arqueología se paga muy bien”, lo cual no es bueno en todos los sentidos. “Existe algo de corrupción y clientelismo, pero también gente con ganas de superar eso y construir una arqueología centrada en la investigación y no en el lucro”.
Francisco Javier Marcos Herrán se muestra mucho más crítico, ya de vuelta de su aventura americana después de trabajar en la supervisión, elaboración gráfica del informe y didáctica de la excavación de un cementerio de la cultura Diaguita, anterior a la dominación Inca, en la ciudad de Ovalle (Chile). “No veo opciones de volver a excavar como profesional en España”, asegura, y a pesar de todo “no me volvería a ir”, puesto que en Chile “la visión del español es negativa”.
Con una experiencia de casi 20 años dedicado a la arqueología de gestión en Asturias y Castilla y León, prefiere encaminarse por otros derroteros y ya tiene su propia empresa de servicios y productos arqueológicos, Flashback Archaeologica. En su opinión, la ausencia del método Harris hace que la metodología de trabajo sea “como volver a la década de 1970”.

Cultura Maranga

Desde Lima, opina lo mismo Patricia Aparicio Martínez, del Museo de Arqueología Josefina Ramos de Cox, dependiente del Instituto Riva Agüero de la Pontificia Universidad Católica del Perú. “Los métodos son diferentes aunque conocidos, en España algunos ya han dejado de usarse, al igual que los procedimientos, encajados además en una burocracia muy compleja”.
Su trabajo consiste en registrar y ordenar colecciones de un sitio arqueológico denominado Pando, que pertenece a la cultura Maranga, además de colaborar en el inventario de piezas de la excavación Pachacamac. “Me resulta interesantísimo el potencial que tienen estas culturas para el estudio de la arqueología del paisaje, que es mi especialidad”, aunque para eso “tienes que adaptarte a nuevos estudios con visiones arqueológicas diferentes a las que estabas acostumbrado”.
“Mi sueldo no es especialmente alto”, pero “Perú es un lugar fantástico con un montón de posibilidades académicas”, mientras que en España “me estaba empezando a quedar atrás académica y profesionalmente”, afirma Patricia Aparicio, que cuenta con un máster de la Universidad Autónoma de Madrid. En su opinión, también hay opciones de trabajar en empresas privadas, teniendo en cuenta el gran desarrollo que vive el país.
También en la Pontificia Universidad Católica del Perú encontramos a uno de los principales arqueólogos peruanos, aunque de origen polaco, Krzysztof Makowski Hanula, que ha sido testigo de la llegada de científicos extranjeros, un fenómeno que ha estado protagonizado principalmente por los investigadores estadounidenses. Sin embargo, para él recibir a arqueólogos españoles no es nuevo, puesto que ya hace años integró en su equipo a un grupo de estudiantes de la Universidad Complutense de Madrid. Una de ellas, María Jesús Jiménez, ha escrito un libro junto a él y se ha convertido en una de las mayores especialistas en textiles andinos prehispánicos.
Según Fran González, "existe corrupción y clientelismo, pero también gente con ganas de construir una arqueología centrada en la investigación"

Castillo de Huarmey

Krzysztof Makowski Hanula investiga la cultura Huari, una civilización andina que floreció entre los siglos VII al XIII d. C. En el Castillo de Huarmey, una impresionante pirámide de adobe, su equipo logró un sorprende éxito el año pasado: localizar un gran mausoleo imperial de 63 tumbas y 1.300 objetos. Este descubrimiento fue considerado por la revista Archaeology como uno de los 10 hallazgos más importantes de 2013.
En opinión de este experto, la arqueología vive un magnífico momento en los Andes. “Cuando comencé mi carrera aquí, hace 32 años, conocía a todos los arqueólogos en activo por su nombre y apellidos. Ahora sería imposible, porque debe haber más de 2.000 en el país y con una preparación muy desigual”, comenta. El número de estudiantes y doctorandos se ha multiplicado y también el de especialidades dentro de la arqueología. Además, los proyectos disfrutan de “presupuestos abultados” que llegan al millón de dólares anuales y, en algunos casos, hasta los cuatro millones.

Perú, cuna de civilizaciones

Se trata de grandes iniciativas estatales, como el Sistema Vial Incaico o proyecto Qhapaq Ñan, una iniciativa internacional que incluye a Ecuador, Perú, Bolivia, Chile y Argentina y da trabajo a un elevado número de arqueólogos. “El Estado peruano siente que haber sido la cuna de una de las civilizaciones más originales de la historia de la humanidad supone una ventaja comparativa, pero también conlleva la obligación de conservar este patrimonio”, afirma. Sin embargo, Krzysztof Makowski expresa su preocupación porque este tipo de intervenciones están más orientadas a la puesta en valor de los lugares arqueológicos como atractivo turístico que a la investigación. “La plata destinada a arqueología está muy bien gastada, pero podría estar aún mejor si se pensara que lo primero es excavar y lo segundo, conservar”, declara.
Las decisiones de políticos, ingenieros o arquitectos están por delante de la opinión de los arqueólogos. El investigador de la PUCP considera que se deberían crear museos al aire libre cuyos encargados permanentes fueran equipos de arqueólogos con la autonomía suficiente como para separarlos de los aspectos políticos y económicos y, por lo tanto, de la corrupción.
“Aquí hay otras formas de trabajar, otros enfoques que enriquecen la práctica arqueológica", dice Alejandra Sánchez
Por el contario, la mayor parte de las intervenciones arqueológicas tienen lugar ante la aparición de restos arqueológicos cuando se realizan obras y esto hace que el trabajo no sea estable. Además, Perú no ha logrado institucionalizar centros de investigación que ofrezcan condiciones de vida adecuadas a los arqueólogos.

Más cerca de la antropología

Aunque la mayoría de los arqueólogos españoles que cruza el charco se ve sorprendido por los métodos de trabajo e incluso los critica abiertamente, estas diferencias con respecto a los procedimientos europeos no son necesariamente negativas para todos. “Aquí hay otras formas de trabajar, otros enfoques que enriquecen la práctica arqueológica, especialmente, el trabajo conjunto con las comunidades locales, que toman protagonismo en la toma de decisiones”, comenta Alejandra Sánchez Polo, que trabaja para el Instituto Nacional de Patrimonio Cultural en yacimientos de la costa ecuatoriana fechados en el siglo XVI justo antes de la llegada de los españoles. Su objetivo, el de “conocer los sistemas políticos, sociales y económicos que se desintegraron con la imposición del sistema colonial”.
En su opinión, la colaboración con las comunidades locales “no mina los objetivos científicos de la arqueología”. Además, otros especialistas explican que el estudio de la historia a través de las excavaciones tiene en América Latina una perspectiva mucho más cercana a la antropología y que este aspecto es esencial para comprender lo que aparece en los yacimientos.

Fuente: Sinc la ciencia es notícia: http://www.agenciasinc.es/Reportajes/Los-arqueologos-espanoles-se-van-a-descubrir-America-Latina

Tecnología 3D para conservar el arte rupestre de Siega Verde (Salamanca)

JPA/DICYT

A lo largo de 2014 se está celebrando el XXV aniversario del descubrimiento de Siega Verde, un destacado conjunto de arte rupestre situado en el Oeste de la provincia de Salamanca que ha sido declarado Patrimonio de la Humanidad junto al vecino enclave de Foz Côa, en Portugal. Entre los actos de conmemoración del hallazgo, la Hospedería Fonseca de la Universidad de Salamanca ha acogido hoy una jornada técnica de presentación de los estudios de conservación que se han realizado, en la que también se han comentado las próximas actuaciones que se llevarán a cabo para seguir preservando el yacimiento, algunas apoyadas en el uso de nuevas tecnologías.
“Nos parecía muy importante divulgar lo que significa conservar este yacimiento ya que el patrimonio en general, y el arte rupestre en particular, es vulnerable, y la sociedad tiene que ser consciente de ello”, afirma en declaraciones recogidas por DiCYT Cristina Escudero, arqueóloga de la Dirección General de Patrimonio Cultural de la Junta de Castilla y León.
En los últimos años, a través del Centro Conservación y Restauración de la Junta de Castilla y León, se han coordinado estudios de diferentes expertos, especialmente sobre condicionantes ambientales. Por ejemplo, los geólogos han analizado la piedra que sirve de soporte a los grabados y la Universidad de Vigo ha investigado los líquenes de la zona y su influencia en la conservación. En general, el estado de los grabados de Siega Verde es bueno, según la experta. “Tenemos una gran concentración de motivos grabados en un territorio acotado”, destaca, a diferencia de la dispersión habitual de otros yacimientos europeos del estilo, lo cual “facilita la conservación”.
Asimismo, se han llevado a cabo trabajos de documentación, mapas de daños e identificación de los factores de riesgo. El objetivo es planificar “pequeñas labores anuales de mantenimiento”, sobre todo de control de la vegetación, para evitar grandes intervenciones que modifican lo que se intenta proteger.
En cuanto a los próximos pasos, “estamos buscando incorporar nuevas tecnologías para el seguimiento y control de los factores de riesgo”, apunta. Una de las ideas es “aplicar la tecnología 3D para escanear a alta resolución zonas acotadas”. Esta innovación se utilizaría como sistema de verificación para saber si hay modificaciones en el relieve, por ejemplo, si aparecen grietas o algún movimiento en los bloques de piedra. “Hasta ahora se utilizan sistemas físicos sobre la piedra y queremos medios no invasivos que no impliquen contacto directo con la roca”, comenta Cristina Escudero.
Por su parte, Milagros Burón, del Centro de Conservación y Restauración, explica que el principal riesgo para el yacimiento es el propio río Águeda, alrededor del cual se ubican los grabados, “a través de sus crecidas o por la erosión que provoca a lo largo del tiempo”, a lo que hay que añadir que la humedad influye en el crecimiento de la vegetación. Por el contrario, las acciones del ser humano están muy controladas gracias a la colaboración ciudadana. Además, se va a poner en marcha un programa de prevención para evitar situaciones de emergencias como la amenaza de un incendio.

Fuente: DiCYT: http://www.dicyt.com/noticias/tecnologia-3d-para-conservar-el-arte-rupestre-de-siega-verde

Nowy polski projekt archeologiczny w Jordanii

Śladów obecności człowieka od epoki kamienia do czasów rzymskich poszukują naukowcy z Instytutu Archeologii UJ w okolicach miejscowości At-Tafila w południowej Jordanii.
„Właśnie rozpoczęliśmy pierwszy sezon prac, który potrwa do początku października – wyjaśnia PAP dr Piotr Kołodziejczyk, który kieruje przedsięwzięciem wspólnie z dr. Wojciechem Machowskim. – Tegoroczne badania powierzchniowe, w czasie których poszukujemy zalegających na powierzchni fragmentów naczyń ceramicznych czy dawnych narzędzi, prowadzimy w bardzo trudnych, górskich warunkach” – dodaje.
Niektóre rejony wytypowanego - wspólnie przez Polaków i jordański Departament Starożytności - obszaru są niemal niedostępne lub będą wymagały w przyszłości wykorzystania technik wspinaczkowych, a nawet użycia w procesie dokumentacji dronów.
W pobliżu badanego obszaru znajdują się ważne stanowiska archeologiczne. Jak wylicza dr Kołodziejczyk, są wśród nich stolica Edomitów – Bosra (obecnie miejscowość Buseira) czy skalne refugium Sela, interpretowane często jako ważne miejsce kultowe i arena wielkiej bitwy pomiędzy Izraelitami i Edomitami. W okolicy znajduje się także słynna Wadi Feynan – dolina kopalni miedzi, która odegrała kluczową rolę w przetwórstwie tego surowca i jego eksporcie na tereny rodzącego się we wczesnej epoce brązu państwa faraonów.
Natomiast nadrzędnym i długofalowym temat badawczym krakowskich archeologów będzie ustalenie przebiegu traktów komunikacyjnych na terenie południowej Jordanii. Naukowcy przyjrzą się także roli warunków środowiskowych w rozwoju i przemianach ludzkiej aktywności na tym terenie. Badania te są elementem cyklu zintegrowanych tematycznie i metodologicznie prac terenowych i analitycznych poświęconych roli krajobrazu w archeologii. Przedsięwzięcie pod nazwą „Projekt LAS – Landscape Archaeology Surveys” ma pomóc w zrozumieniu procesów zmian kulturowych i w kontekście przyrodniczym i krajobrazowym. „W kolejnych latach będą brali w nim udział nie tylko archeolodzy, ale także inni badacze zajmujący się w swojej pracy zagadnieniami związanymi z krajobrazem i jego przemianami” – zapewnia dr Kołodziejczyk.
W tym roku krakowscy badacze zadokumentują wszystkie znalezione stanowiska i zabytki archeologiczne w północno-wschodnim fragmencie terenu objętego koncesją. Przygotują także opracują plan działania na kolejne sezony. Powstanie w ten sposób baza danych przestrzennych dostępnych do dalszej obróbki w systemie GIS (Systemu Informacji Geograficznej).
Działalność Instytutu Archeologii UJ na terenie Jordanii stanowi pierwszy, samodzielny polski projekt badawczy na tym terenie. Jego realizacja jest możliwa dzięki wsparciu udzielonemu krakowskiej ekipie przez włoskich archeologów z Uniwersytetu we Florencji, pracujących od lat na obszarze południowej Jordanii pod kierunkiem prof. Guido Vanniniego. Polacy skorzystają z gościny bazy włoskiej ekspedycji zlokalizowanej w Wadi Musa.

PAP - Nauka w Polsce: http://www.naukawpolsce.pap.pl/aktualnosci/news,401855,nowy-polski-projekt-archeologiczny-w-jordanii.html


Una muralla romana del siglo I revela el antiguo cauce del río por Sierpes (Sevilla)

Un importante hallazgo en plena Campana. Los arqueólogos que realizan las catas previas al soterramiento de los contenedores de Lipasam se encontraron ayer con la agradable sorpresa de dar con una estructura de sillares romanos del siglo I que se corresponde muy probablemente a un dique, malecón, muelle o a la propia muralla de la ciudad que confirmaría que el cauce del Guadalquivir pasaba exactamente por el trazado de la actual calle Sierpes para, en épocas posteriores, ir desplazándose hacia la Plaza del Duque hasta llegar a la localización actual. Este muro también ofrece información fiable del límite de la ciudad. El río de entonces (El Baetis romano) era muy diferente al de hoy, un río muy mediterráneo y tan vivo como para ir paulatinamente desplazándose lateralmente en sentido Oeste hasta su ubicación actual, tal como se refleja en las investigaciones del profesor Francisco Borja.
Así lo explica Álvaro Jiménez, arqueólogo de la empresa Arqueópolis, que junto a Pablo Oliva, se encarga de las catas preceptivas en cada lugar del distrito Casco Antiguo donde está previsto el soterramiento de los contenedores de acuerdo con los planes del Ayuntamiento.
La estructura romana que han hallado Jiménez y Oliva presenta la singularidad de ser del conocido como hormigón romano (opus caementicium). Se trata de un tipo de material hecho de mortero y de piedras de todo tipo (de residuos, fundamentalmente) que tiene la apariencia del hormigón actual. La mezcla se hacía a pie de obra, alternando paladas de mortero con guijarros. Este hormigón tiene un revestimiento de sillares que es el que se encontró ayer a una profundidad de entre 2 y 4,5 metros.
La estructura romana está reaprovechada en el siglo X, en la Sevilla Califal. Jiménez considera que la estructura romana debió ser muy potente, tan es así que pervivió y fue reutilizada, sobre todo como estructura de defensa tra la invasión vikinga que sufrió la ciudad a mediados del siglo IX. El sitio y la entidad de los restos encontrados hacen de este hallazgo un vestigio "muy importante" que, en primera instancia, ofrece una conclusión clara: "Estamos ante la estructura de la Sevilla romana más al oeste de la ciudad, no olvidemos que el río estaba en Sierpes, que estamos refiriéndonos a una época en la que el puerto fluvial está en auge. Muy probablemente el modelo actual de división tradicional de separación entre Sevilla y Triana no existía, porque este río era de unas características muy distintas al de hoy. El Guadalquivir es un río vivo, que se ha movido". La datación en el siglo I se puede producir por los restos de relleno de cerámica posteriores de los que se tiene seguridad que son del siglo II.
La obra de soterramiento de los contenedores, adjudicada por el Ayuntamiento a la empresa Martín Casillas bajo la dirección de obra de Enrique Medina, se modifica levemente en el caso de la Campana para no afectar en ningún caso a los restos hallados. Ninguno de los sillares será destruido ni sufrirá por la instalación de los recipientes de recogida de basura.
Con motivo de este hallazdo, Jiménez recuerda las investigaciones del profesor Francisco Collantes, padre de la Arqueología sevillana, cuando en los años 50 de la pasada centuria ya descubrió unos muros de sillares entre la calle Orfila y la Campana.
En anteriores catas en otros lugares del centro donde se efectúan estas instalaciones, estos mismos arqueólogos han hallado restos, pero de mucho menor interés. En la Plaza de Pilatos han aparecido vestigios de los Caños de Carmona del siglo XVI, en otros casos han aparecido antiguas fachadas y cimientos que se corresponden con el plano de Olavide y, como curiosidad general, se puede afirmar que el trazado de muchas calles del centro la actualidad proceden del siglo XII. Es decir, el modelo del callejero se ha perpetuado en líneas generales durante 800 años.

Fuente: Diario de Sevilla:
http://www.diariodesevilla.es/article/sevilla/1863534/una/muralla/romana/siglo/revela/antiguo/cauce/rio/por/sierpes.html

Préhistoire: la théorie sur l'évolution des outils de pierre en question (France)

La technique de taille des armes de chasse à l'âge de pierre a été mise au point dans différentes régions de la planète, alors que jusqu'à présent la plupart des archéologues considéraient qu'elle s'était propagée à partir de l'Afrique, selon une étude publiée jeudi.
«Grâce à la datation précise de ce site en Arménie, nous avons la première preuve solide que les développements importants de l'innovation humaine se sont produits de manière indépendante au sein de différents groupes de populations dans le monde», a expliqué le professeur Simon Blockley, l'un des auteurs de cette recherche publiée dans la revue américaine Science.
Ces travaux, réalisés avec Alison MacLeod du département de géographie de la Royal Holloway à l'Université de Londres, ont été menés grâce aux découvertes sur le site de Nor Geghi en Arménie.
«La découverte de milliers de vestiges préservés dans ce site unique fournit un nouvel éclairage important sur la manière dont les outils de l'âge de pierre se sont développés durant une période de profonds changements biologiques et de comportement des humains», a relevé le professeur Blockley.
Cette recherche remet en question l'origine de la technique dite Levallois, selon laquelle les éclats et lames de pierres étaient utilisés pour faire des armes de chasse.
La plupart des experts considéraient, jusqu'à présent, que cette technique avait été inventée sur le continent africain puis s'était propagée à travers le monde, notamment en Eurasie, à la faveur des migrations des populations humaines.
Mais les vestiges mis au jour en Arménie montrent que ces types d'outil s'y trouvaient déjà il y a 325 000 à 335 000 ans.
Ce qui laisse penser que les populations locales ont développé la technique Levallois du travail des silex à partir d'une méthode plus simple, dite biface, consistant à tailler une pierre sur deux côtés pour obtenir un tranchant.
«Les groupes qui vivaient sur ce site il y a 325 000 ans étaient beaucoup plus innovateurs qu'on ne le pensait auparavant, associant des techniques différentes pour fabriquer des outils extrêmement importants pour ces humains qui vivaient de la chasse et de la cueillette», a expliqué M. Blockley.
Reste que la technique Levallois était beaucoup plus innovante dans la manière de fabriquer des outils de pierre, selon les archéologues. Les éclats résultant de ce processus n'étaient pas considérés comme des déchets mais produits pour avoir certaines formes et tailles permettant d'en faire des outils ou des armes de petite taille faciles à porter.
La technique plus primitive du biface consistait à tailler des pierres plus grosses pour les rendre tranchantes et à produire des outils plus gros comme des haches.
Le Paléolithique débute avec l'apparition de la première espèce du genre Homo, l'Homo habilis, il y a environ trois millions d'années pour se terminer voilà 12 000 ans avec la fin du Pléistocène et l'essor de la civilisation. Notre espèce, l'homo sapiens, est apparu il y a 200 000 ans.

LaPresse.ca: http://www.lapresse.ca/sciences/decouvertes/201409/25/01-4803641-prehistoire-la-theorie-sur-levolution-des-outils-de-pierre-en-question.php

La crisis inmobiliaria arrastra a la arqueología

La crisis inmobiliaria ha hecho estragos en muchos sectores relacionados. Y entre ellos ocupa un lugar destacado el de la arquelogía, según ha puesto de manifiesto el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) en Santiago de Compostela, donde este miércoles ha presentado los principales resultados del proyecto Descubriendo los arqueólogos Europa (DISCO).
Los datos ponen de manifiesto el impacto de la crisis en el sector en Europa: mientras en 2009 se registraron 27.550 trabajadores, en 2012 la cifra no llega a 25.000. En general, el impacto ha sido mayor en los países del sur de Europa que en los del norte, y muy concretamente en España: entre 2009 y 2013 el número de puestos de trabajo relacionados con el sector se redujo en España un 66% (pasando de 2.358 trabajadores a 796), mientras en los Países Bajos, por ejemplo, se detecta un incremento del 43% (de 761 a 1.335).
En nuestro país, en ese período han desparecido el 42% de las empresas del sector. El 78,3% de las empresas que aún se mantienen declaran menos ingresos que antes de la crisis, con facturaciones que en el 56% de los casos no alcanza los 200.000 euros anuales.

Investigadores de 23 entidades han indagado en la evolución de la arquelogía en 21 países

“Por otra parte, la temporalidad sigue caracterizando el mercado de trabajo (aproximadamente, el 52% de los contratos se gestionan bajo esta modalidad) y los salarios no se corresponden con el elevado nivel formativo de los trabajadores”, apunta Rocío Varela-Pousa, de Incipit-CSIC.
“A pesar de estos datos, las empresas de arqueología no han introducido grandes modificaciones en su estrategia empresarial. Continúan ofertando sus servicios sólo en el mercado nacional o autonómico, por ejemplo; son pocas las que se han atrevido a internacionalizar su actividad como posible vía de escape a la situación de crisis” dice Felipe Criado Boado, director del Instituto de Ciencias del Patrimonio (Incipit-CSIC).
“La arqueología ha estado excesivamente vinculada al sector de la construcción y la ingeniería civil. Su oferta de servicios se orientaba a satisfacer las demandas de esos clientes: ingenierías, inmobiliarias, Administración Pública… Al estallar la burbuja inmobiliaria y frenar en seco la inversión en obras públicas, la actividad e ingresos de muchas empresas de arqueología ha caído en picado. Las empresas necesitan adaptarse a este nuevo escenario y el estudio que presentamos hoy muestra ya pequeños cambios”, destaca.
“Los cambios se detectan en una cierta diversificación en su actividad: no es que hayan variado su oferta de servicios (el trabajo de campo, la consultoría, la investigación y la divulgación siguen siendo los más ejecutados y no nos consta la oferta de nuevos servicios), sino que ahora son minoría las empresas que dedican prácticamente todo su tiempo a un único servicio, algo que ocurría antes por esa estrecha vinculación con el sector de la construcción” apunta.
“Por esa misma razón, la Administración Pública y las empresas relacionadas con la construcción eran los principales clientes de las empresas de arqueología. Ahora, lo siguen siendo (aunque con una cuota menor) pero irrumpe con fuerza un nuevo cliente: los agentes sociales no vinculados ni a instituciones públicas ni a corporaciones privadas. Esto indica claramente un cambio de orientación”, añade.

El 56% de las empresas no alcanza una facturación de 200.000 euros, según el informe DISCO

En la presentación participaron Felipe Criado Boado, Rocío Varela, el coordinador del proyecto DISCO, Kenneth Aitchison, y Miguel Lago (Associação Profissional de Arqueólogos de Portugal). “El proyecto se inició en 2008 con la financiación del Lifelong Learning Programme de la Comisión Europea. En 2012, en el marco de la crisis económica, la Comisión Europea apoyó una segunda edición con el objetivo de determinar el impacto de la crisis en el sector. Fue ahí cuando se inició la colaboración del CSIC a través del Incipit, que ya en 2009 había realizado la 1a encuesta a empresas de arqueología españolas”, explica Criado.
“Cada país tiene su propio modelo de gestión del patrimonio. Por ello, la metodología empleada en el estudio se ha adaptado a las características de cada territorio. En consecuencia, disponemos de datos comparables a escala transnacional y otros específicos de cada país. Nuestro estudio, por ejemplo, evalúa el grado de innovación de las empresas de arqueología, una información que otros socios del proyecto no han podido recopilar”, añade Rocío Varela.
El CSIC, a través del Incipit, ha realizado dos encuestas nacionales dirigidas a empresas de arqueología –una en 2009 y otra en 2012-, con el objetivo de analizar las dinámicas de este sector en España. Ambas encuestas se han realizado bajo la coordinación de la doctora Eva Parga Dans (anteriormente miembro del Incipit y hoy miembro de la Universidad de Ambato, en Ecuador) y Rocío Varela. Se ha contado también con la colaboración de otros centros del CSIC, como el Instituto de Estudios Sociales Avanzados (IESA), el Instituto de Gestión de la Innovación y del Conocimiento (INGENIO) y el Centro de Ciencias Humanas y Sociales (CCHS).

Los salarios, menores a la media europea, no se corresponden con el elevado nivel de formación

El estudio identifica los puntos fuertes del sector: “Las empresas se estructuran en torno a capital humano muy cualificado, lo que las dota de una gran capacidad para adaptar sus modelos de negocio a las contingencias del entorno. Además, un número importante afirman haber realizado actividades de innovación con buenos resultados. Estos dos factores (capital humano y potencial innovador) constituyen una clara oportunidad para superar la crisis que atraviesa el sector, introduciendo fórmulas de innovación distintas a las tradicionales (orientadas a la producción y a la tecnología) como fuente de desarrollo y competitividad”, explica Varela.
“Apostar por la formación continua de los trabajadores, definir una estrategia de comercialización basada en la diferenciación, la especialización y la innovación, ampliar el ámbito de actuación, mejorar los procedimientos internos de trabajo y organización o fomentar los procesos de transferencia de conocimiento son algunas de las medidas concretas que pueden aplicarse”, añade.

Salarios de 24.900 euros

La distribución por género en los 21 países objeto de estudio es, en general, equitativa, aunque en Italia, Grecia y Portugal son más numerosas las mujeres (en torno al 70%), mientras que en Polonia, Rumanía u Holanda predomina el género masculino (en torno al 60%).  En cuanto a la edad, la mayor parte de los arqueólogos europeos tienen entre 30 y 40 años. Apenas se contrata personal con algún tipo de discapacidad ni se da la movilidad de trabajadores entre los países estudiados.
La formación de los arqueólogos de los 21 países objeto de estudio es muy elevada: gran parte de ellos son doctores y, además, mantienen un nivel de formación continua exigente. El salario medio anual percibido por un arqueólogo europeo es de unos 24.900€, si bien se dan enormes las diferencias entre países.
En paralelo a las actividades de investigación, el proyecto contempla actividades de difusión y valorización de los resultados obtenidos. El Incipit remitirá el informe final de proyecto a las empresas que han participado en el estudio y a distintas organizaciones e instituciones vinculadas al sector.
Además, se pondrá en marcha una página web destinada a promover y potenciar la competitividad del sector. Esta web incluirá un catálogo de empresas de arqueología, otro de legislación relacionada con el sector y una sección de publicaciones de carácter socio-económico.
Por otra parte, esta semana se está celebrando en Santiago de Compostela el Laboratorio de Ideas: Re-constructing scenographies, donde una veintena de especialistas en distintos ámbitos del patrimonio cultural exploran nuevos escenarios para la arqueología a partir de la diagnosis del sector realizada en el marco del proyecto DISCO.

Fuente: GCiencia Ciencia Galega: http://www.gciencia.com/industria/la-crisis-inmobiliaria-arrastra-la-arqueologia/

Les archéologues sur la piste des voleurs de crânes humains (France)

Deux vols d'ossements médiévaux ont eu lieu depuis les Portes Ouvertes sur la nécropole des pestiférés. Cette opération aurait-elle attiré les convoitises ?
Qui a volé des crânes de victimes de la peste datant du Moyen-Age sur le chantier de fouilles de la rue des 36 Ponts ? Qui sont les auteurs de ces macabres expéditions organisées en pleine nuit, sur le site désert de l'ancienne nécropole de Saint-Michel ? Les voleurs vont-ils essayer de négocier ces crânes sur internet ? Ou veulent-ils simplement les exposer dans leur salon ?
De nombreuses questions se posent après un nouveau vol de restes humains découvert lundi par les archéologues du laboratoire Archeodunum. C'est la deuxième fois en quinze jours que ce chantier de fouilles est visité par des pilleurs. À chaque fois les voleurs sont allés directement se servir sous les bâches qui protègent les fosses où ont été empilés au XIVe près de 150 cadavres d'habitants de tous âges, probables victimes de l'épidémie de peste noire qui a décimé l'Europe. Le premier vol a eu lieu après les portes ouvertes organisées le 6 septembre par Archeodunum. Cette opération avait attiré plus de 800 visiteurs. La vision de ces dizaines de squelettes alignés les uns sur les autres était très spectaculaire et impressionnante. Ce cimetière de pestiférés serait un des plus importants de France… Fallait-il le dévoiler au public ?
«Forcément on se demande s'il y a un lien et si les voleurs ont fait leurs repérages ce jour-là», confiait hier l'archéologue Benoit Kirschenbilder, responsable scientifique du chantier. «Nous avons voulu informer les Toulousains de l'existence de cette vaste nécropole qui a couvert plusieurs siècles, de l'Antiquité au Moyen Âge, et montrer les sépultures dites «de catastrophe». Nous étions cinq archéologues à guider les gens. Nous sommes navrés du manque de respect de ceux qui ont fait ça. Un crâne humain, ce n'est pas de la déco. Par ailleurs c'est une grosse perte scientifique. Ils ont fait pas mal de dégâts». Le laboratoire Archeodunum a porté plainte et la Drac envisagerait de faire de même.

Vendre ou garder des crânes humains est interdit

Lors de leurs deux expéditions nocturnes, les voleurs ont emporté au moins six crânes qu'ils ont plus ou moins endommagés car ces ossements très anciens se brisent comme du verre. Ces personnes risquent de lourdes amendes. Même si ces crânes datent du Moyen-Age, ils ont le même statut juridique que des restes contemporains. Les voleurs se rendent coupables de recel d'ossements humains ce qui est interdit par la loi, tout comme leur vente. Par ailleurs ils ont pénétré sans autorisation un chantier de fouilles, endommagé et volé du matériel archéologique faisant entrave à la recherche scientifique. Une enquête policière est en cours.

LaDepeche.fr: http://www.ladepeche.fr/article/2014/09/25/1958676-les-archeologues-sur-la-piste-des-voleurs-de-cranes-humains.html

Mesolithic sanctuary reveals constellation riddle

Evidence for ritual and possible astronomical practices during the Mesolithic period, 9000 years ago, has been uncovered in Bolków by lake Świdwie, Western Pomerania, by archaeologists from the Institute of Archaeology and Ethnology in Szczecin, Poland.

Bundles of magic

This Mesolithic-era site recently became famous for the artefacts found at one particular hut. A number of possible shamanistic ritual objects along with a fragment of meteorite were discovered last year. (Past Horizons. July 07, 2014 – http://www.pasthorizonspr.com/index.php/archives/07/2014/mesolithic-shamanistic-meteorite-talisman-unearthed)
To add to this discovery, the archaeologists have investigated the remains of two further pine and aspen pole structures which would have stood to a height of some 1.5 metres (5 ft). Inside both of the structures were buried bundles of pine and birch bark, bunches of grass – Festuca ovina - as well as bone fragments from forest dwelling animals. Now the archaeologists are more certain than ever that this is a rare glimpse into the world of Mesolithic beliefs.
“These finds are eloquent, direct evidence for the beliefs and rituals of Mesolithic societies that were inextricably linked to the natural world of animals and plants on which they were dependant. The bundles contain key elements of the contemporary environment in which they moved”- says Prof. Tadeusz Galinski, head of research.

Ursa Major

In addition to the structures made of pine and aspen poles the archaeologists also found seven perfectly preserved yew stakes stuck into the ground on what can only be described as a very recognisable pattern. According to Prof. Galiński it seems plausible they reflect a part of what we now call the constellation of Ursa Major (the Great Bear) – the brightest of the stars that make up Ursa Major are known as the Big Dipper or Plough.
The possible astronomical discoveries in the camp in Bolków along with fragments of meteorite appear to further confirm the hypothesis that shamans played an important role within Mesolithic communities, developing an interest in the mysteries of the sky and the marking of time.

Further evidence for Mesolithic star gazing

In 2013 the University of Birmingham (UK) reported on the discovery of a Mesolithic pit alignment and therefore claimed the earliest evidence currently available for ‘time reckoning’. The pit group appears to mimic the phases of the Moon and is structured to track lunar months. The researchers stated in their report, “the evidence suggests that hunter-gatherer societies in Scotland had both the need and ability to track time across the year, and also perhaps within the month, and that this occurred at a period nearly five thousand years before the first formal calendars were created in Mesopotamia.”

Source: Past Horizons: http://www.pasthorizonspr.com/index.php/archives/09/2014/mesolithic-sanctuary-reveals-constellation-riddle

jueves, 25 de septiembre de 2014

Salvemos La Edrada registra 2.000 firmas para proteger el yacimiento cacabelense (León)

La plataforma cacabelense Salvemos La Edrada presentó ayer en el registro del Consejo Comarcal 1.400 firmas físicas y otras 600 virtuales para defender el futuro del yacimiento arqueológico romano La Edrada ante los planes del Ayuntamiento de realizar la ampliación del cementerio sobre la zona de los restos históricos.
El consistorio de la villa de Cúa elaboró un proyecto para ampliar la superficie del actual cementerio municipal tratando de solventar la escasez de nichos disponibles para la localidad. Las obras —paralizadas por el momento— podrán retomarse cuando Patrimonio renueve los permisos de construcción, algo que el Ayuntamiento espera que ocurra en la reunión del próximo lunes.
El representante de UPyD, Manuel Ángel Morales, explica que la entrega de firmas ante el Consejo Comarcal supone «un paso más» en la apuesta por garantizar la conservación del yacimiento arqueológico. El colectivo solicitará una reunión con el alcalde de Cacabelos, Adolfo Canedo, para explicar que la plataforma no es política, sino que quieren que sirva para reivindicar las posibilidades que tiene el yacimiento romano. «No queremos interferir en problemas con el Ayuntamiento, sino concienciar de que puede haber otros lugares donde hacer el cementerio sin afectar al yacimiento», declaró el secretario de la agrupación local del PSOE en Cacabelos, José Manuel Omente integrante de la plataforma. El colectivo pretende reunirse también con responsables de Patrimonio para llegar a un plan consensuado entre los todos los agentes.
Omente considera que dejar el yacimiento dentro del recinto del cementerio «es una incongruencia. El socialista cree que si se pone en valor, los restos históricos podrían convertirse en referente turístico de la comarca. «Queremos evitar que un futuro —este yacimiento muy importante para el origen del actual Bierzo— pueda ser tapado y solo pueda ser visitado por los que allí tengan la desgracia de tener que acudir», añadió José Manuel Omente.
Asimismo, la portavoces de la plataforma propusieron que el alcalde destine «el dinero que ha utilizado en los Juzgados y con causas que son realmente perdidas» para «tratar de conseguir los terrenos adecuados para la instalación del cementerio en otro sitio».

Fuente: Diario de León: http://www.diariodeleon.es/noticias/bierzo/salvemos-edrada-registra-2-000-firmas-proteger

43,500 year old modern human presence in Europe



A multinational team analysed stone tools recovered during a recent re-excavation of the find site of the Venus of Willendorf in Austria. The team, led by Philip Nigst (University of Cambridge and Max Planck Institute for Evolutionary Anthropology) and Bence Viola (Max Planck Institute for Evolutionary Anthropology) identified the stone tools as belonging to the Aurignacian culture, generally accepted as indicative of modern human presence.
Chronostratigraphic information suggests the tools date to around 43,500 years ago, pre-dating other known Aurignacian artefacts. Based on the type of soil and its mollusk assemblage, climatic conditions during that time were likely cool, with a steppe-like environment and some conifer trees along river valleys.

Shared the region

The date of the artefacts represents the oldest well-documented occurrence of behaviourally modern humans in Europe and suggests contemporaneity with Neanderthals in other parts of Europe, showing that behaviourally modern humans and Neanderthals shared this region longer than previously thought. Additionally, the results suggest that the early modern human settlers, who may have come from the warmer environments in southern Europe, were well-adapted to a variety of climates, according to the authors.
Modern humans dispersed into Europe and replaced Neanderthals at least 40 thousand years ago, but potentially much earlier. “The problem is that we have practically no human remains associated with the early Upper Palaeolithic in Europe, so we have to use archaeological proxies to figure out when the first modern humans appeared. We have some clearly modern human remains associated with the Aurignacian culture, so we think it is a good indicator for modern human presence,” explains Bence Viola.
“At Willendorf, we could date the early Aurignacian to 43,500 years, quite a bit earlier than elsewhere and overlapping with directly dated Neanderthal remains,“ says Philip Nigst.
Neanderthals’ capabilities are still hotly debated. Some argue that before modern humans replaced them, Neanderthals showed cultural capabilities similar to those of modern humans, while others make a case that these similarities only appear once Neanderthals came in contact with modern humans.

Contact with modern humans

“The new data from Willendorf clearly shows that modern humans were present in what is now Austria while Neanderthals still occupied other regions of Europe suggesting that the two species met, and may have exchanged mates and ideas”, explains Philip Nigst.
“This means the changes in the material culture of some of the last Neanderthal groups are most probably related to direct or indirect contact with modern humans,” says Jean-Jacques Hublin, director of the Department of Human Evolution at the Max Planck Institute for Evolutionary Anthropology.

Steppe-like climate

The stone tools were discovered in a sequence of sediments that were deposited during different colder and warmer phases within the last glacial. Based on the type of soil and its mollusk assemblage, climatic conditions during the time of modern human occupation were likely cool, with a steppe-like climate and some conifer trees along river valleys.
“Mollusks are great for environmental reconstruction because they are so sensitive to changes in temperature and moisture – meaning that the species you find vary with every little change in climate,” explains Bence Viola.
“What is particularly interesting is that the Aurignacian at Willendorf occurs in a relatively cold period, which shows that these earliest settlers were already adapted to different climates requiring different subsistence strategies,” says Philip Nigst.

Source: Past Horizons: http://www.pasthorizonspr.com/index.php/archives/09/2014/43500-year-old-modern-human-presence-in-europe

miércoles, 24 de septiembre de 2014

II Encontro de Arqueologia de Mogadouro (Portugal)

26-27 de setembro de 2014

auditório / Casa da Cultura de Mogadouro


Programa

25 de Setembro


9.30: Sessão de abertura
Francisco Guimarães, Presidente do Municipio; Virginia Gomes, Vereadora da Cultura e Turismo; António Dinis, Responsável Científico do Projeto

10.00: As arquiteturas deo Castelo dos Mouros de Vilarinho dos Galegos (Mogadouro): Materiais, métodos e técnicas de construção. José Ribeiro (Arquéologo; Mestrando em Arqueologia na Universidade do Minho)

10.30: Prospecção geofísica aplicada à arqueologia. O caso do Castelo dos Mouros de Vilarinho dos Galegos (Mogadouro). Luís Gonça~ves (Professor Auxiliar do Departamento de Ciência da Terra da Universidade do Minho)

11.00: Pausa para café

11.30: Sinopse dos materiais arqueológicos recolhidos nas escavações do Castelo dos Mouros de Vilarinho dos Galegos (Mogadouro).
Emanuel Campos (Arqueólogo do Município de Mogadouro; Mestrando em Arqueologia na Universidade do Minho)

12.00: Caraterização química e estrutural de escórias e materiais geológicos do Castelo dos Mouros de Vilarinho dos Galegos (Mogadouro). Fernando Castro (Professor Catedrático do Departamento de Engenharia Mecânica da Universidade do Minho; Diretor do Laboratório de Análises Químicas da TecMinho)

12.30: Discussão

15:00: Castelo dos Mouros de Vilarinho dos Galegos (Mogadouro). Uma proposta de valorização.
Maria Isabel Silva (Diretora do Museo de Arqueologia D. Diego de Sousa, Braga)

15:30: Balanço de quatro anos do Projeto de Estudo e Valorização do Castelo dos Mouros de Vilarinho dos Galegos (Mogadouro). António P. Dinis (Arqueólogo; Investigador do CITCEM, Universidade do Minho)

16:00: Discussão

16:30: Pausa para café

17:00: Apresentação das atas do I Encontro de Arqueologia de Mogadouro, realizado em abril de 2013

27 de Setembro


9:30: Visita ao Castelo dos Mouros

12:30: Almoço de encerramento do Encontro


Inscrição: museu@mogadouro.pt / emanuel.campos@mogadouro.pt

Les Gaulois, amateurs de boomerang (France)

On ne sait si les vacanciers qui arpentent aujourd'hui les plages du Cotentin, chères à Boris Vian, sont adeptes du freesbee et d'autres objets volants. Mais il y a plus de deux mille ans, on pouvait probablement y apercevoir d'adroits Gaulois chassant les mouettes au boomerang. C'est ce que vient de montrer une découverte réalisée précisément sous l'une de ces plages, celle d'Urville-Nacqueville près de la Hague. Constamment trempé d'eau salée, le site a l'immense avantage de conserver la matière organique, et en particulier le bois, matériau de choix des Gaulois. Et c'est ainsi, dans un ancien fossé, qu'une équipe d'archéologues français a découvert le seul boomerang gaulois connu à ce jour. Il date de 120 à 80 ans av. J.-C., soit une trentaine d'années avant la conquête de la Gaule.
Face à ce morceau de bois plat et légèrement cintré, impossible de ne pas penser à un boomerang. Un objet volant, en tout cas. Et c'est ce que vont confirmer les analyses par la suite. Appelé en renfort, un spécialiste des boomerangs, Luc Bordes, du CNRS, l'examine attentivement.
Il constate que le fabricant du boomerang savait manifestement ce qu'il faisait. Il a choisi un bois léger, probablement du pommier ou du poirier. C'est toujours celui souvent employé par les fabricants des boomerangs actuels en Europe. Leur prédécesseur gaulois a sélectionné une branche courbe et y a taillé l'objet. Il en a sans doute soigneusement choisi les dimensions, d'un cinquantaine de centimètres de large et un peu moins d'un centimètre d'épaisseur. Elles offrent en effet une très grande stabilité en vol. Il en a méticuleusement poli les pales. Et profilé les bords : comme pour un avion, il s'agit d'un ingrédient important pour que le boomerang s'élève. Et le bout des pales est relevé, un paramètre essentiel pour atteindre des altitudes importantes.
La question que se posent alors les archéologues est : est-ce vraiment un boomerang ? Est-il susceptible de revenir dans la main de celui qui l'a lancé ? L'équipe décide d'en réaliser une réplique avec les outils d'époque, pour faire des tests.
Réponse : ce n'est pas à proprement parler à un boomerang. Car il n'est pas destiné à revenir dans la main du lanceur. Exit, donc, les jeux d'adresse auxquels se livraient certains aborigènes australiens du XIXe siècle. La majorité des bâtons de ce type, retrouvés par les archéologues ou décrits par les ethnologues, vont à peu près droit au but, sans demi-tour. Ce sont des armes de chasse.
ais alors, que chassaient les Gaulois ? Lapin, lièvre, petit gibier ? Peu probable, car les bâtons nécessaires sont en général plus épais, plus grands et plus lourds. Il est plus vraisemblable que le bâton d'Urville, comme c'est le plus fréquent, serve à chasser les oiseaux. Soit pour les rabattre vers un filet. Soit en les atteignant directement. En général, les chasseurs visent un groupe d'oiseaux, prenant son envol ou déjà dans les airs. Ceux-ci sont fréquents dans les marais qui bordent alors le site d'Urville-Nacqueville. Et de nombreux ossements retrouvés lors des fouilles attestent que ces Gaulois ne dédaignaient pas les oiseaux : Fous de Bassan, goéland marin, bernache (genre d'oie), fuligule (canard plongeur), Guillemot de Troï… Bref, les archéologues ont sans doute retrouvé un exemplaire de la mystérieuse arme de jet en bois que les Gaulois utilisaient pour chasser les oiseaux, et que mentionnera le géographe grec Strabon quelques décennies plus tard.
Petit plaisir de fouilles, le boomerang n'est pas cependant ce qui intéresse le plus l'équipe. L'important, c'est que ce site était une sorte d'ancêtre du tunnel sous la Manche. Car jusqu'ici, « nous ne savions pas vraiment quelles relations entretenaient les Gaulois du continent avec leurs voisins de la future Grande-Bretagne », explique le responsable des fouilles, Anthony Lefort, de l'université de Bourgogne et du CNRS. Faute de sites archéologiques, en particulier. Dans la région de Calais, personne ne sait, par exemple, où est Portus Itius, le port d'où s'embarqua César pour ses expéditions peu probantes vers la Grande-Bretagne. Sur la Manche, il y a bien un probable port identifié près de Saint-Malo, avec des indices de commerce transmanche. Mais les archéologues n'avaient pu fouiller qu'une toute petite partie du site pour cette période. Sinon, rien.
Ici, à Urville, les archéologues pensent avoir trouvé, enfin, un port important. D'abord, il y a tous ces bracelets en schiste noir. Matériau brut, ébauche, produit fini : toutes les étapes de la fabrication sont représentées sur le site. Les vestiges d'un atelier de confection, donc. Or ce schiste vient vraisemblablement de la région d'en face, le Dorset, en Angleterre à une centaine de kilomètres seulement. Et c'est précisément là que des archéologues britanniques ont découvert dans les années 1970 un grand port de la même époque, à Hengistbury Head.
En outre, il y a des indices très nets qu'Urville-Nacqueville accueillait des immigrés d'Angleterre. D'abord que certains adultes y sont inhumés en position fœtale comme dans le Dorset, alors qu'ils étaient généralement incinérés dans cette partie de la Gaule. Ensuite, parce que certaines des maisons y sont rondes, comme dans le Dorset, alors qu'elles sont rectangulaires chez les Gaulois de Normandie.
Enfin, ce n'est pas un site ordinaire. Parce que visiblement, pas mal d'argent y transite. Les archéologues ont en effet trouvé huit pièces en or, des statères. Anecdotique ? Non, car il ne s'agit pas, comme souvent, d'un trésor caché en attendant des jours meilleurs. Ici ce sont les pièces tombées des poches ou des bourses des passants gaulois, en seulement quelques décennies. Or en général, les Gaulois les plus riches sont des chefs, des aristocrates. Ils vivent dans des oppida, site de hauteur fortifiés. À Urville, il n'y a rien de tout cela. Il n'y a pas d'enceinte, et les défunts du cimetière semblent être de simples quidams.
En outre, les archéologues y ont trouvé un ensemble d'objets et de matières plutôt exotiques dans la région : ambre de la Baltique, perles de corail, lampes à huile méditerranéennes, dés à jouer. Ainsi que du vin. Or à l'époque, en Normandie, on paraît se ficher du vin comme de son dernier calva. Les tessons sont rarissimes. Ici, il y en a, et les Gaulois d'Urville semblent l'avoir utilisé comme offrande sur leurs bûchers funéraires.
Riches, joueurs, buveurs de vins italiens : le commerce transmanche à l'époque semble juteux pour les habitants d'Urville. Grâce aux taxes sans doute, sur les marchandises, comme le suggère un passage de la Guerre des Gaules.

Le Monde: http://archeo.blog.lemonde.fr/2014/09/17/les-gaulois-amateurs-de-boomerang/