martes, 25 de noviembre de 2014

David Álvarez-Alonso (UNED), María de Andrés-Herrero (Universidad de Colonia, Alemania), Andrés Díez-Herrero (IGME) y Julio A. Rojo Hernández (UNED): Condicionantes del medio físico en el poblamiento paleolítico entre los ríos Eresma y Riaza (Segovia).

David Álvarez-Alonso (UNED), María de Andrés-Herrero (Universidad de Colonia, Alemania), Andrés Díez-Herrero (IGME) y Julio A. Rojo Hernández (UNED): Condicionantes del medio físico en el poblamiento paleolítico entre los ríos Eresma y Riaza (Segovia).

En este trabajo se correlacionan las diferentes unidades fisiográficas del sector de la cuenca del Duero comprendido entre los ríos Eresma (y sus afluentes) y Riaza (incluyendo su afluente el Aguisejo), con los yacimientos paleolíticos conocidos. De esta manera, se estudian las relaciones entre la constitución litológica, la configuración orográfica, las condiciones climáticas y los potenciales ecosistemas resultantes dentro del Pleistoceno y Holoceno inicial, y la disposición, cronología y tipología de los yacimientos arqueológicos.
En esta correlación se obtienen resultados lógicos y conocidos, como la vinculación de los yacimientos paleolíticos en cuevas y abrigos (Abrigo del Molino o La Griega) con las unidades fisiográficas constituidas por litologías karstificables (lastras y cuestas calcáreas, macizos calcáreos, hoces y cañones); o la escasa presencia de yacimientos en la unidad fisiográfica de la Tierra de Pinares (llanuras arenosas), allí donde la actividad eólica pleistocena y holocena impedía los asentamientos o ha enterrado los mismos. Pero también se pueden observar resultados que aparentemente precisan explicaciones adicionales, como la ausencia de yacimientos en la unidad fisiográfica de los páramos y cuestas, a pesar de tratarse de formaciones potencialmente karstificables; o la proliferación de yacimientos en los sistemas aluviales del rañizo y terrazas altas, pero solo en determinadas posiciones geomorfológicas.
Por último, se analizan las unidades fisiográficas como fuente de recursos para el modo de vida cazador-recolector en lo referente a las materias primas líticas o a los recursos faunísticos disponibles. Para ello se realiza un inventario de las rocas (cuarcitas, granitoides...) y minerales (cuarzos, variedades criptocristalinas de la sílice, óxidos e hidróxidos de hierro y manganeso...) de cada unidad, susceptibles de ser utilizados en industria lítica o como pigmentos; y de su disponibilidad respecto a la importancia porcentual que tienen en los yacimientos próximos.

IV Jornadas de Jóvenes Investigadores del valle del Duero (Segovia)

No hay comentarios: