lunes, 4 de agosto de 2014

Cuatro mil personas rememoran la llegada a Numancia del general Escipión (Soria)

Unas 4.000 personas han asistido a la localidad soriana de Garray a la representación de uno de los capítulos más destacados de las guerras numantinas, la llegada del general Publio Cornelio Escipión para conquistar un territorio que llevaba veinte años de resistencia ante las legiones romanas.
Cerca de doscientos actores aficionados pertenecientes a las secciones de Recreación Celtibérica y Romana de la asociación cultural celtibérica Tierraquemada, con materiales y vestimentas de la época diseñados con técnicas originales, han escenificado este episodio histórico de las guerras numantinas, desarrolladas entre 153 a 133 antes de Cristo y culminadas por los once meses de asedio liderado por Escipión y por la inanición de los numantinos.
"El pueblo romano llegó un momento que no pudo soportar más la pérdida de vidas humanas. Fue un clamor que se nombrara a Publio Cornelio Escipión como cónsul. Ya lo había sido antes, por lo que el Senado hizo una excepción para que lo volviera a ser y pusiera fin a la resistencia numantina", ha explicado a EFE el profesor universitario y responsable del plan director del yacimiento de Numancia, Alfredo Jimeno.
Escipión, que había destruido la ciudad de Cartago en el año 146 antes de Cristo, llegó hasta Numancia con un ejército formado por 60.000 hombres, el doble de lo habitual, y decidió realizar un cerco a la ciudad celtibérica para tratar de acabar con sus habitantes por inanición.
Las guerras numantinas están divididas en ocho capítulos para su escenificación, desde la guerra que cambió el calendario, la batalla de los elefantes y la paz de Marcelo, hasta Numancia rompe el cerco de Pompeyo, el cónsul Mancino desnudo ante Numancia y Roma envía a Escipión contra Numancia, culminados con el cerco de Numancia y su caída.
El origen de estas representaciones, que se han convertido en el espectáculo cultural del verano en Soria, hay que buscarlas en las excavaciones del yacimiento de Numancia en 1999. El entonces alcalde de Garray, Ricardo Jiménez, animó al equipo arqueológico a impulsar actividades culturales para difundir Numancia. La primera representación se realizó en el propio aparcamiento del yacimiento, con la colaboración de un grupo de escenificación de Cantabria, y la participación de los vecinos de Garray, especialmente de las mujeres, una implicación que fue en aumento y se materializó en la puesta en marcha de la asociación cultural Tierraquemada, que cuenta hoy con 560 socios.
El presidente de la asociación cultural Tierraquemada, Alberto Santamaría, ha reivindicado diseñar en torno a Numancia un proyecto cultural "ambicioso", por ser ya una marca consolidada en el mundo, por lo que ha instado a las administraciones a colaborar en esta dirección. Articular conjuntamente el patrimonio cultural y paisajístico que tiene hoy Soria, en buena medida debido a la falta de asentamientos industriales, es el reto, según Jimeno, que habría que conseguir para contar con un recurso económico que cimente el desarrollo de la provincia.
Además ha deseado que "de una vez por todas" el Gobierno de España apruebe una ley de mecenazgo que incentive con desgravaciones fiscales, como sucede en otros países, la colaboración empresarial en proyectos culturales de este tipo.

Fuente: Noticias de Castilla y León: http://www.noticiascastillayleon.com/noticia/Cuatro-mil-personas-rememoran-la-llegada-a-Numancia-del-general-Escipion/64099/3/SO/

No hay comentarios: