lunes, 16 de junio de 2014

La crisis reduce las excavaciones arqueológicas (Palencia)

Los fectos de la crisis económica se han dejado notar también en el número de excavaciones arqueológicas que se realizan en Palencia, aunque tampoco las ha paralizado. En los últimos años se han estudiados algunos yacimientos y para este 2014 ya hay dos autorizaciones aprobadas: la continuación de los trabajos en el yacimiento de Dessobriga, en Osorno, y un estudio sobre arte rupestre en el norte de la provincia, que se realizará con dirección técnica de Andrés Pérez Arana, según explica Cristina Lión, arqueóloga del Servicio Territorial de Cultura. «También se ha solicitado autorización, en proceso ahora mismo de tramitación, para seguir las excavaciones y prospecciones en la Cueva Guantes, en Villanueva de Arriba, y en Monte Bernorio, en Villarén de Valdivia», agrega.
Antes de la crisis, la Comisión Territorial de Patrimonio aprobaba hasta diez autorizaciones, entre obras en los núcleos urbanos, proyectos de impacto ambiental o de infraestructura sometidos a impacto ambiental o yacimientos arqueológicos. Ahora, apenas son dos o tres.
Las autorizaciones de la Dirección General de Patrimonio Cultural de los últimos años corresponden a proyectos de investigación presentados por arqueólogos, generalmente vinculados a organismos de investigación. Una de estas autorizaciones es la de Monte Bernorio, en Pomar de Valdivia, donde trabaja desde 2004 un equipo de la Universidad Complutense de Madrid bajo la dirección de Martín Almagro y Jesús Torres. «Se trata básicamente de un ‘oppidum’ de la Edad del Hierro de gran interés arqueológico, aunque existen también evidencias de ocupaciones anteriores que no han podido hasta el momento ser bien estudiadas. Los trabajos realizados han permitido profundizar en todos los aspectos relacionados con el poblamiento del castro, zonas de habitación, recintos defensivos o necrópolis, habiendo sido particularmente interesantes los resultados sobre las zonas de habitación y amurallamiento en la zona sur. También se han desarrollado trabajos paralelos de prospección en la comarca circundante, habiéndose localizado nuevos yacimientos», explica Cristina Lión.
También se ha investigado Cueva Guantes, ubicado en Villanueva de Arriba. El proyecto, dirigido por Ana Mateos y Jesús Rodríguez, del Centro Nacional de Investigación sobre Evolución Humana, «se ha dirigido a la investigación de un lugar de interés paleontológico, denominado Villanueva 1 y, sobre todo, al estudio del yacimiento arqueo-paleontológico de Cueva Guantes, una cavidad con evidencias de hábitat musteriense (Paleolítico Medio), además de realizarse prospecciones en el entorno de estos enclaves», explica la arqueóloga de la Junta. Precisamente, el Museo de Palencia alberga estos días una exposición con algunos de los restos encontrados.

Cronología paleolítica

Entre 2009 y 2011 se han realizado campañas de trabajos de investigación arqueológica en el yacimiento de San Quirce del Río Pisuerga, de cronología paleolítica, «de gran interés por haberse encontrado restos de varios hogares con restos de combustión». Los trabajos fueron dirigidos por Juan Carlos Díez y Marcos Terradillos, de la Universidad de Burgos.
Asimismo, desde 2009, y bajo la dirección de Ángeles Valle, se han realizado trabajos de prospección arqueológica en La Pernía, Polentinos y el Parque Natural Fuentes Carrionas y Fuente Cobre, con objeto de documentar la ocupación antigua del área norte de la provincia. Se han descubierto numeroso enclaves arqueológicos de interés.
Después de la excavación realizada en 2013 en Desobriga, yacimiento situado entre Osorno y Melgar de Fernamental, y con un desarrollo temporal entre la Edad del Hierro y la romanización, para este verano se prevén nuevos trabajos bajo la dirección técnica de Francisco Javier Abarquero y Jaime Gutiérrez.
En Paredes de Nava, entre 2009 y 2011, se han realizado, en el yacimiento de La Ciudad, trabajos de prospección arqueológica de campo y de prospección geomagnética, que han deparado «interesantes resultados en cuanto a las características defensivas del asentamiento, que comienza en la edad del Hierro para llegar hasta la época romana». La dirección técnica de los trabajos corresponde a Francisco Javier Pérez Rodríguez y Francisco Javier Abarquero Moras, con apoyo de la Asociación Intercatia.
Por último, en la villa romana de La Olmeda, en Pedrosa de la Vega, con la dirección de José Antonio Abásolo, han continuado los trabajos de excavación e investigación, en la zona de las termas de la villa y se ha realizado una prospección geomagnética en el entorno del yacimiento.
Por otro lado, las intervenciones preventivas que autoriza la Junta son las derivadas de proyectos de obras que pueden afectar al patrimonio arqueológico. La autorización en este caso puede corresponder tanto a la propia Dirección General de Patrimonio Cultural como a la Comisión Territorial de Palencia, en función de las características del proyecto.
«Se trata en general de prospecciones previas, que tienen como objetivo determinar los bienes arqueológicos que pueden verse afectados para poder establecer medidas de protección. En una segunda fase, en caso de resultar necesario, se ejecutan excavaciones derivadas de estos trabajos previos, encaminadas a documentar los restos localizados», según señala Cristina Lión.
En estas autorizaciones, figuran los trabajos vinculados al trazado de alta velocidad, tanto en dirección Burgos como León. Destaca la intervención en Villafilar, en Cisneros, donde se excavó un campo de hoyos-silos de cronología prehistórica (Calcolítico/Edad del Bronce). También figura aquí la rehabilitación del monasterio de San Pelayo, en Cevico Navero, con importantes hallazgos de sus fases constructivas.

Fuente: El Norte de Castilla: http://www.elnortedecastilla.es/palencia/201406/15/crisis-reduce-excavaciones-arqueologicas-20140615215636.html

No hay comentarios: