sábado, 31 de mayo de 2014

La misión arqueológica de la ULL en Egipto continúa las actividades de su tercera campaña



La misión arqueológica de la Universidad de La Laguna, que dirige el profesor Miguel Ángel Molinero, ha traspasado el ecuador de su tercera campaña y continúa sus actividades, que se prolongarán hasta el 10 de junio. Hasta este momento se ha cumplido ya uno de sus objetivos: la cubrición de los deterioros de la fachada que ponían en riesgo la estabilidad del monumento analizado, la Tumba Tebana 209 (TT 209). Este proyecto cuenta con apoyo del Campus de Excelencia Tricontinental-CEI Canarias.
De este modo, el equipo arqueológico ha logrado asegurar la resistencia de los techos de sus cámaras subterráneas, lo que permite que los trabajos de esta segunda parte de la campaña se desarrollen en el interior de la tumba. También han sido descubiertas las escaleras de descenso al interior, lo que devuelve el carácter monumental a los accesos y la fachada. Las actividades del equipo de la ULL pueden seguirse a través de su sitio web, que ya ha recibido más de 4000 visitas desde que se inició la excavación, al tiempo que el perfil de Facebook está siendo también muy seguido.

De escombrera a yacimiento arqueológico

La TT 209 era conocida solo por las referencias muy breves de algunos viajeros y egiptólogos de la primera mitad y mediados del siglo XX. La misión canaria inició sus actividades en julio de 2012. Para entonces, todas las referencias visuales al emplazamiento de la TT 209 estaban perdidas. La demolición de las casas de Gurna, que inició el gobierno egipcio en 2007, había llenado de escombros el área donde se encuentra.
Las actividades del equipo de la ULL tuvieron que iniciarse por redescubrir dónde estaba el yacimiento que se les había concedido. Para eso solo contaba con dibujos y fotografías antiguas, pues todos los puntos de control topográfico habían sido movidos por los camiones y palas que se llevaron los restos de las casas demolidas. Las tres semanas de esa primera campaña fueron suficientes para confirmar que habían empezado a buscar en el lugar correcto y que la tumba era tan interesante como se había supuesto por las referencias de anteriores visitantes.
Los resultados más notables de la segunda campaña fueron de tipo arquitectónico: se descubrió que lo que se conocía por entonces de la TT 209 era solo la parte subterránea de un complejo mayor que se extendía por la ladera del barranco seco en que se ubica la tumba. Se identificaron muros en torno a un patio y el arranque de una escalera monumental de acceso a las cámaras internas.
En la tercera campaña los trabajos están centrados, primero, en consolidar la fachada, lo que ya se ha concluido. Por otra parte, se ha continuado el desvelamiento de la escalera de acceso y la excavación de la primera de las cámaras subterráneas, donde ya se ha descubierto una puerta desconocida que dirige hacia salas de las que no se tenía ninguna noticia previa.

Fuente: Diario Digital de la Universidad de La Laguna: http://www.ull.es/viewullnew/institucional/prensa/Noticias_ULL/es/2538914

No hay comentarios: