miércoles, 30 de abril de 2014

La tumba 'gemela' de Tutankamón abre sus puertas en Luxor (Egipto)

A unos metros de la carretera que conduce al Valle de los Reyes, en los aledaños de la casa de Howard Carter, despunta una tumba idéntica a las que habitan la necrópolis de la antigua Tebas. Bajo tierra, su interior guarda la réplica de uno de los hallazgos más formidables de la Egiptología: la cámara funeraria de Tutankamón. Fabricado con la exactitud de la micra en un taller madrileño, el clon abre sus puertas este miércoles para ayudar a curar las heridas que el turismo ha causado en la sepultura original.
"Queremos hacer pensar a los turistas. La tumba original está abierta y no hay ningún plan oficial para cerrarla pero se halla en unas condiciones muy precarias. Se conservó perfectamente durante tres milenios y se ha deteriorado desde su descubrimiento hace 90 años. No fue creada para ser visitada", cuenta a EL MUNDO el británico Adam Lowe, director de Factum Arte, la organización responsable del facsímil que inaugura este miércoles emplazamiento en Luxor un día antes de su apertura definitiva al público.
Después de un año de espera en El Cairo, las tres toneladas de la réplica -la más precisa realizada hasta la fecha- desembarcaron el pasado diciembre en el sur de Egipto. Desde entonces han ido tomando forma en un costado de la casa de Carter, el egiptólogo que descubrió en 1922 la tumba del faraón niño (1550 y 1295 a. C.) que subió al trono a los 12 años y murió cuando rondaba los 20. "Veo cosas maravillosas", musitó el británico cuando el primer haz de luz hizo brillar el oro de los objetos apilados en su antecámara. Y allí, en la boca de la tumba, se forjó la leyenda que ahora cuida Lowe.
Protagonista de un reinado fugaz e intrascendente, la mayor proeza de Tutankamón fue habitar una vida eterna sin sobresaltos y con un tesoro de 5000 objetos ajeno al pillaje (un universo de estatuas, camas, tejidos, muebles o carros que se exhibe en el decrépito Museo de Antigüedades egipcias de El Cairo). Desde su resurrección, legiones de admiradores han peregrinado hasta las colinas pedregosas del Valle de los Reyes.

Los efectos del turismo

Y la procesión ha multiplicado los achaques de la oquedad. Las autoridades han decretado cierres periódicos desde 2011. Según Lowe, las visitas han sometido al lugar a bruscos cambios de humedad y temperatura. "A primera hora la atmósfera es agradable y seca pero al final de la jornada, después de que hayan desfilado 3.000 turistas, es húmeda y caliente", apunta.
La "hermana gemela" imita el corredor que da acceso a la tumba y reconstruye su plano, con la antecámara, la cámara funeraria y la cámara del tesoro en las que apareció el ajuar. Pero no se limita a reproducir el ataúd de cuarcita roja con sus relieves y jeroglíficos. También reconstruye al milímetro la rugosidad exacta de los muros tal y como lo halló y digitalizó el equipo técnico en 2009. En la copia, las paredes están hechas de poliéster con fibra y revestidas de una capa elástica.
La última tecnología de escaneado 3D y la grabación fotográfica de alta resolución han logrado captar todos los detalles de unos frescos elaborados con pigmentos naturales y malheridos por círculos oscuros causados por los hongos. La réplica -un esfuerzo por "revivir la biografía de la tumba", dice Lowe- ha recuperado un fragmento de muro que fue derribado para extraer el ajuar y que posteriormente se extravió. "Lo hemos reconstruido a partir de una fotografía en blanco y negro que hizo Harry Burton cuando lo retiraron. Por eso la resolución es distinta al resto", señala el británico.
"Es una experiencia idéntica", recalca el director de un proyecto sufragado por la fundación Factum, la Sociedad de Amigos de las Tumbas Reales de Egipto con sede en Zurich y la Universidad de Basilea. Para pulir la recreación, se ha "plagiado" incluso el sistema de iluminación usado en la tumba original. La ubicación, a un tiro de piedra del Valle de los Reyes, ha permitido además que la temperatura y la humedad sean similares. La nueva atracción de la orilla occidental de Luxor podrá recibir más de medio millón de visitas al año, indican sus artífices.
"A diferencia de lo que sucede con la cueva de Altamira, que se encuentra cerrada y solo puede visitarse la copia, aquí tenemos la oportunidad de mantener abiertos el facsímil y la tumba original. Los turistas pueden contemplar las dos y reflexionar sobre la experiencia. Propiciar ese debate es una parte central del trabajo que hemos realizado", manifiesta este adalid del turismo sostenible. Su próximo reto es duplicar las tumbas de Seti I y Nefertari, enclavadas también en el Valle de los Reyes y cerradas en la actualidad al público. "El Valle de los Reyes nació para ser eterno", apostilla Lowe.

Fuente: El Mundo: http://www.elmundo.es/cultura/2014/04/30/53602a6a268e3eb52a8b458c.html

No hay comentarios: