domingo, 30 de marzo de 2014

“La historia debe salir de las universidades y darse a conocer entre el gran público”


“Tras las Huellas del Tiempo” es un proyecto promovido por tres estudiantes de Historia que trabajan en la divulgación de la historia, la arqueología y el patrimonio. La iniciativa está en las ondas gracias a la radio de la Universidad de León y también tiene una importante presencia en la web y las redes sociales. Sus responsables son:
Mario Lozano Alonso – Licenciado en Historia, Doctorando en la Universidad de León y docente en el IBO y en el CEPOAT de la Universidad de Murcia.
Feliciano Cadierno Guerra – Licenciado en Historia, Doctorando en la Universidad de Valencia.
José Honrado Castro – Estudiante de la Licenciatura en Historia y administrador de www.traslashuellasdeltiempo.wordpress.com.
¿Cómo nace el proyecto “Tras las Huellas del Tiempo”? ¿Cuál fue vuestra motivación?
Mario: creo que los tres podemos decir que todo empezó por nuestro amor a la historia. Personalmente, me atrae mucho la divulgación histórica, pues creo que la Historia debe salir de los despachos de las universidades y darse a conocer entre el gran público.
José: en mi caso, el interés por la historia se cruzó con el que tenía por la radio, un medio cercano, ágil, con mucha magia, que está disponible para todos y puede llegar muy lejos, y más ahora gracias a internet. Disponer de una emisora de radio en la universidad es un privilegio que no todo el mundo tiene. El segundo paso fue coincidir con estos compañeros en la carrera. Luego el resto se fue cocinando poco a poco.
¿Qué encontrará el oyente en el programa?
Mario: uno de los principales alicientes del programa es que intentamos que sea ameno. Introducimos algunas bromas e imitaciones que ayudan a que no sea una mera lectura de datos o noticias. Sin embargo, mucha gente nos escucha porque gracias a José tenemos la que probablemente sea la mayor base de datos en español sobre plazas disponibles en excavaciones arqueológicas.

Vuestro programa de radio también cuenta con una importante difusión en la red. ¿Qué papel tiene Internet en la difusión de la historia y de la cultura en general?
Mario: en base a nuestra experiencia podemos afirmar que es muy importante. Nosotros colaboramos con la plataforma “Salvemos Lancia” en 2010 y ahí pudimos ver cómo las redes sociales actuaron de catalizador del descontento provocado por la amenaza al yacimiento. Gracias a la gratuidad de las redes sociales pudimos coordinar la recogida de más de 10.000 firmas a favor de la conservación de los restos arqueológicos. Sin internet no habría sido posible.
José: tiene un papel básico, ya que es el lugar al que todos recurrimos para estar informados. La red tiene que poblarse de contenidos de calidad procedentes de investigaciones rigurosas, hacer actualizaciones constantes y hacer que el público pueda ver su evolución.
¿Qué feedback tenéis por parte de vuestra audiencia?
Mario: me llama la atención que hayan reconocido la voz de Fiki (Feliciano Cadierno) en la calle. Y ha pasado más de una vez, así que supongo que es porque hay un público que nos escucha. Por otro lado, la mayor parte de las interacciones son de gente interesada en asistir a alguna excavación arqueológica, o de asociaciones que quieren difundir información.
José: gracias al correo electrónico, web y a las redes sociales tenemos un contacto directo con todos aquellos que están pendientes de los contenidos del programa de radio o de los que colgamos en la web. Y es gracias a este feedback que podemos ir mejorando y añadiendo nuevos contenidos a la web y al programa. En esta línea, podemos comentar la pequeña sección sobre micro-financiación (crowdfunding) que desde hace dos años tenemos abierta en la web, con proyectos que han recurrido a esta vía para poder continuar con sus investigaciones.
¿Cuáles son los ingredientes que hacen de la historia y la arqueología dos materias con tantos seguidores?
Mario: me atrevería a culpar a la visión romántica que se transmite en cine y televisión, sobre todo de la arqueología: el ejemplo de Indiana Jones, aunque tópico, sirve para ilustrarlo. Pese a todo, va por áreas: Egipto y Roma tienen un poder de llamada muy importante, mientras que otras áreas, como la historia africana, apenas tienen demanda pese a ser igualmente muy interesantes.
José: creo que muchos de esos seguidores han llegado a estas dos disciplinas y alguna de sus afines gracias a la labor que vienen realizando muchos guías, docentes e investigadores que saben trasmitir con pasión sus conocimientos en estas materias y que son capaces de conseguir que, por unos minutos, viajes en el tiempo.
La Antigüedad, y en particular la historia de Roma, dan para muchos programas… ¿Qué es lo que más os sorprende de este período histórico?
Mario: a mí me sorprende que, pese a ser un tema tan manido, siga atrayendo tanto al público. Sin embargo, no interesa todo lo romano ya que hay mucho interés por Julio César o los temas de la época altoimperial, pero no tanta hacia lo bajoimperial, por poner un ejemplo. Después de 2.000 años sigue siendo llamativa la sofisticación que alcanzó Roma en su esplendor, pero no resulta tan interesante su surgimiento y, mucho menos, su declive.
José: en el caso de la historia de Roma, creo que muchas de nuestras ciudades tienen también parte de culpa. Es emocionante saber que cuando recorres la calle Ancha de León también lo haces por el interior de un campamento militar romano. Saber que Roma fue algo tan grande, que llegó tan lejos y que, a la vez,  es algo cercano y palpable cada día, ayuda a que la gente quiera seguir conociendo ése y otros períodos de la Historia.

¿Creéis que falta más divulgación de los temas relacionados con la historia y el patrimonio?
Mario: aunque en los últimos años ha habido un aumento significativo de la divulgación, también es cierto que muchos proyectos relacionados con el patrimonio son prácticamente desconocidos. Es una pena porque hay profesionales que están realizando un trabajo valioso que sólo se conoce en el pequeño mundo académico. También la crisis ha empeorado el panorama, ya que ahora muchos proyectos tienen que buscar su financiación en el crowfunding por la ausencia de apoyo público.
José: hace falta más divulgación, sin duda. Hay que tratar de presentar todos estos temas sobre el patrimonio de una manera amena, rigurosa y atractiva. Como ejemplo, hace unos meses en la prensa local de León, ante la apertura de una de las criptas que hay en la ciudad que llevaba muchos años cerrada, uno de los visitantes comentaba al periódico que no entendía el motivo por el cual la reapertura de la cripta generaba tanta expectación, ya que en su interior había cuatro piedras.
Creo que no podemos permitirnos desaprovechar la oportunidad de captar la atención de los visitantes ofreciendo sólo la apertura de un recinto con cuatro carteles con información sobre lo que pueden ver allí. Hay que darles algo más. En una visita guiada clásica, si el guía trasmite con pasión lo que sabe, ya tenemos ganado al visitante, sin olvidar el gran el potencial de la tecnología y las redes sociales.

En formato breve

Un monumento romano de Castilla León de visita obligada:
La ruta romana de Astorga.
Un rincón “histórico” de cualquier época para perderse
Lalibela, Etiopía.
Las Medulas, León.
Vuestro programa (radio, tv…) de divulgación favorito
Lost Kingdoms of Africa, de la BBC.
Arqueomanía.
Tres cualidades de un buen divulgador
Cercano, ameno y riguroso.

Fuente: Romanorum Vita:  http://www.romanorumvita.com/?p=7386

No hay comentarios: