lunes, 13 de enero de 2014

Las ruinas de San Mamés son de una ermita-granero del monasterio de Silos (Burgos)

 
La finalización del proyecto llevados a cabo por al empresa Aratikos Arqueólogos para poner en valor los yacimientos de época medieval de Caleruega, han llevado a desestimar la hipótesis inicial que apuntaba a que las ruinas que han aflorado en el enclave de San Mamés podrían corresponder, tal y como avanzó DB, al templo que erigió en el término municipal el hermano de Santo Domingo de Guzmán, el beato Manés (1170-1234)  en honor del fundador de la Orden de Predicadores.
Fuentes de Aratikos  explican  que se ha podido constatar que San Mamés se corresponde con los restos de una ermita plenomedieval que actuó como lugar de almacenamiento y custodia de grano. Además, fruto de los importantes datos aportados por la excavación arqueológica y  el análisis de la documentación escrita que custodia el convento de las madres dominicas de Caleruega, permiten interpretar el edificio, construido entre finales del siglo XIIe inicios del XIII; como una ermita-granero propiedad del monasterio de Santo Domingo de Silos que, bajo la advocación de San Mamés, estaba destinada a almacenar las rentas que el ‘coto redondo’ de Bañuelos de la Calzada producía para el cenobio, generalmente en especie (cereales).
Una propiedad que estuvo bajo jurisdicción silense hasta que en 1272 el abad de Silos y su convento ceden el citado coto redondo al rey AlfonsoX ‘El Sabio’ a cambio de ciertas rentas, quien a su vez, un año más tarde (1273), lo dona al recién fundado convento de Santo Domingo de Caleruega.
La ermita se conservaba solo parte de la cimentación de los muros ya que, una vez arruinada avanzada el siglo XIII, sus piedras fueron reaprovechadas para otras edificaciones, posiblemente para las tenadas y corrales de su entorno. De planta rectangular (45m2) estuvo levantada sobre un zócalo de sillarejo y muros de mampostería caliza revocados con barro y cubierta de madera a dos aguas con teja curva. La entrada se ubica al Sur, con acceso a través de una probable portada con arco de medio punto y puerta de doble hoja, tal y como se deduce a partir de los dos quicios conservados en el umbral.
En el interior se han documentado cinco amplias cavidades excavadas en la tierra, que se consideran silos de almacenamiento de cereal, existiendo dos más al exterior. De forma cilíndrica y acampanada se cegaron con piedras y  tierra una vez que dejaron de usarse.
 
TUMBA Y ESQUELETO.
 
En el ángulo Sureste del edificio se halló una tumba antropomorfa con grandes lajas calizas en la cubierta que albergaba el esqueleto de un individuo alto de sexo masculino. Un enterramiento que había sido ‘violado’ y en el que apareció un óbolo -moneda- de Alfonso X, quien reinó entre1252 y 1284.
El equipo arqueológico ha llegado a la conclusión de que ese individuo podría ser  el Don Yagüe, que aparece citado en un documento de 1250 que describe los límites del coto redondo de Bañuelos de la Calzada como «el que moraba en Sant mammes (...)». Esta persona podría tratarse de un monje  adscrito al monasterio de Silos  que realizaría labores de administrador, al tiempo que recaudaría y vigilaría las cosechas de cereal.
San Mamés debió permanecer en uso durante buena parte del siglo XIII. Si su origen estuvo asociado a la expansión agraria como lugar de almacenaje y expresión física de la propiedad silense de este coto, el cambio de titularidad acaecido en 1273 a favor del monasterio de Caleruega, conllevó la reestructuración del sistema recaudatorio hasta entonces establecido, trasladándose el depósito de grano al recién inaugurado convento calerogano, en virtud de una mejor y más eficaz gestión de las rentas. Este hecho provocaría la inoperancia de San Mamés y su posterior abandono, ruina y expolio.
En el lugar se han reconstruido las estructuras más significativas, se han diferenciado en el pavimento el lugar donde estaban excavados los silos y se han instalado unos sencillos paneles explicativos para facilitar información a los visitantes que puedan acceder a través de la ruta de senderismo de Las Loberas en la que se han incluido los yacimientos.
 

No hay comentarios: