lunes, 13 de enero de 2014

Aficionados al paramotor descubren panorámicas únicas de la localidad y los restos del fuerte de San Carlos (Zamora)

 
Un grupo de aficionados a los parapentes a motor eligieron Carbajales como punto de encuentro para realizar una ruta aérea por la zona el pasado sábado y descubrir algunas panorámicas sólo visibles desde el aire. A la cita acudieron once parapentistas, entre los que se encontraban toresanos y vecinos de la capital, pero también de otras provincias, como León y Valladolid.
Todos ellos se reunieron sobre las diez de la mañana en una explanada existente a la entrada de la localidad donde, tras realizar los exhaustivos preparativos que requiere esta práctica, fueron levantando el vuelo.
La mayor parte de ellos ya habían vivido la experiencia en anteriores ocasiones, pero dos de los asistentes la probaron por primera vez gracias a la participación de dos parapentes biplazas que permitieron a los principiantes volar acompañados de veteranos. Una vez en el aire, el paseo permitió a los aficionados disfrutar de panorámicas únicas, tanto de la propia localidad de Carbajales como de los alrededores. Así, la serie fotográfica tomada por uno de los parapentistas recoge la Plaza Mayor de esta población, presidida por su majestuosa parroquia y otros puntos del callejero de este municipio. Sin embargo, las imágenes más impactantes corresponden a los restos del fuerte de San Carlos, una antigua fortificación defensiva construida entre los siglos XVII y XVIII de la que apenas quedan en pie algunos vestigios de su planta cuadrangular. En este singular enclave se han efectuado trabajos de excavación arqueológica con los que se consiguió descubrir los niveles originales del foso. Además, la Junta de Castilla y León aprobó en 2010 su adaptación a la categoría de monumento del bien de interés cultural, pero desde entonces no se ha realizado ninguna intervención.
El vuelo de los parapentistas duró menos de lo previsto ya que la aparición de la niebla, con la consiguiente pérdida de visibilidad, obligó a recortar la duración del vuelo. Vecinos e incluso usuarios del centro de Asprosub existente en la localidad se acercaron a saludar a los visitantes.
 

No hay comentarios: