martes, 19 de noviembre de 2013

Las investigaciones arqueológicas se incrementan en el Valle del Duero pese a la crisis (Salamanca)


José Pichel Andrés/DICYT 

Más de 120 asistentes estarán presentes desde mañana, 20 de noviembre de 2013, hasta el viernes 22 en las ‘III Jornadas de Jóvenes Investigadores del Valle del Duero: Del Paleolítico a la Antigüedad Tardía’, que se celebran en la Facultad de Geografía e Historia de la Universidad de Salamanca, donde podrán conocer más de una treintena de comunicaciones acerca de las más recientes investigaciones sobre el Paleolítico, el Neolítico, el Calcolítico, la Edad del Bronce, la Edad del Hierro, el periodo romano, la Antigüedad Tardía y también sobre arqueología experimental en el ámbito de Castilla y León y el Norte de Portugal.
Tras celebrarse en Zamora en 2011 y en León el pasado año, estas jornadas se consolidan como un referente de la investigación arqueológica en la Cuenca del Duero, que no deja de crecer en los últimos años a pesar de buena parte de ella se basa en tesis doctorales, tesinas, trabajos fin de máster o proyectos de investigación de jóvenes que carecen de becas o financiación.
“La situación es complicada por los recortes y la falta de proyectos, como ocurre con todas las ramas de la ciencia, pero la investigación arqueológica del Valle del Duero vemos cómo ha ido aumentando y, fruto de ello, en nuestras jornadas tenemos cada año un mayor número de comunicaciones”, ha explicado a DiCYT Jose Carlos Sastre Blanco, investigador de la Asociación Científico-Cultural Zamora Protohistórica, responsable de la organización de estos encuentros.

Nuevos yacimientos

Por eso, a lo largo de los tres próximos días se presentarán algunas ponencias sobre yacimientos desconocidos hasta ahora y que han salido a la luz o han comenzado a estudiarse muy recientemente. Uno de ellos es el de Cuesta de ‘El Pico’, en la localidad zamorana de Castrillo de la Guareña, que será presentado por Raquel Portilla Casado, de la Universidad de Salamanca. En la misma provincia se encuentra otra novedad, el yacimiento de Pico Naval de Castrogonzalo, que explicarán varios investigadores de las universidades de Salamanca y Valencia. En León, Feliciano Cadierno Guerra, científico de la Universidad de Valencia, mostrará nuevos hallazgos petroglifos de la Maragatería.
Investigadores de Portugal presentarán los resultados de un trabajo que también se ha llevado a cabo en fechas muy cercanas, a lo largo del último año, el hallazgo de los sepulcros rupestres del Baixo Sabor, ubicados en la zona de Braganza.
El campo de la arqueología experimental es otra de las cuestiones más atractivas de estas jornadas, ya que trata de explicar de forma empírica algunos aspectos del pasado. Por ejemplo, una de las comunicaciones científicas explica una aproximación al proceso de elaboración de hidromiel en contextos de la Edad del Bronce y la Edad del Hierro.
Por otra parte, las nuevas tecnologías y su relación con la arqueología tendrán también su hueco en las jornadas. Por ejemplo, la empresa Arbotante ha aplicado magnetometría para estudiar el yacimiento de El Castillón, en Zamora, y el Laboratorio de la Evolución Humana de la Universidad de Burgos mostrará sus trabajos de Tomografía Axial Computerizada (TAC) aplicados al estudio de pastas cerámicas.

Interés y repercusiones económicas

También procedentes de Burgos, jóvenes arqueólogos del equipo de Juan Luis Arsuaga, codirector de las excavaciones de Atapuerca, mostrarán un trabajo sobre las condiciones de vida durante la prehistoria. El estudio de la cueva de La Griega, en Segovia; de Numancia, en Soria; o de Siega Verde, en Salamanca; serán otras presentaciones de gran interés sobre lugares cada vez más conocidos por el público general.
Precisamente, el interés que para la sociedad tiene este tipo de investigación es uno de los grandes motivos por los que los jóvenes arqueológicos reclaman la importancia de su trabajo. “Aparte del interés científico que tienen estos estudios, conocer la historia de un enclave tiene grandes repercusiones desde el punto de vista económico, porque los yacimientos se convierten en reclamo turístico”, asegura Jose Carlos Sastre, que a pesar de la situación económica ve buenas perspectivas de futuro para la arqueología del Valle del Duero.

Fuente: DiCYT:  http://www.dicyt.com/noticias/las-investigaciones-arqueologicas-se-incrementan-en-el-valle-del-duero-pese-a-la-crisis?handle=las-investigaciones-arqueologicas-se-incrementan-en-el-valle-del-duero-pese-a-la-crisis&newsId=

No hay comentarios: