sábado, 23 de noviembre de 2013

Finalizan los trabajos que sacan a la luz el origen astur de los castros de Laciana

 
Vanessa Araujo | León 23/11/2013
Las excavaciones de los poblados castreños del Valle de Laciana han finalizado tras cinco meses de trabajo en donde se han detectado elementos y formas de vida utilizados en la época astur y romana.
Este proyecto turístico ha sido subvencionado por el plan del carbón con un presupuesto de un millón de euros y promovido por el Ayuntamiento de Villablino. Las excavaciones han sido llevadas a cabo por la empresa Alacet Arqueólogos, cuya dirección corre a cargo de Javier Quintana y Rubén Rubio. El proyecto quedará completado con el aula museística de Rioscuro, en donde el visitante podrá tener un contexto general del mundo astur y las minas de oro y una visión sobre los resultados obtenidos en las excavaciones en los castros lacianiegos, como la morfología, las defensas o las formas de vida.
Este aula tendrá dos salas para exposiciones y un salón de actos en su primera planta, mientras que en la planta baja se ubicarán los aseos, el almacén y el cuarto de calderas. En la zona exterior del inmueble habrá un patio de esculturas. Además se habilitará una ruta que comunicará este museo con el castro de La Muela. Todo esto deberá estar finalizado para este próximo mes.
En la pedanía lacianiega de Rioscuro se localiza un castro, denominado de La Muela y en él se encuentra, tras las primeras excavaciones, una muralla que defiende el acceso al yacimiento por la zona sur. Además la intervención recientemente finalizada ha permitido conocer el urbanismo en un sector al interior del castro, con una vivienda construida a dos niveles cuando el poblado estaba romanizado y varios muros que corresponderían a estructuras también romanas, mientras que algunos indicios hacen pensar en la presencia de viviendas astures, cuando en Laciana se encontraban las explotaciones mineras aurífera y esta edificación servía como punto de control de salida del mineral. Además, al lado de esta muralla también se puede apreciar una de las primeras viviendas de esa época.
Por su parte, en Sosas de Laciana se encuentra el castro de La Zamora que tras los análisis de Carbono 14 se ha podido conocer su fecha de ocupación en torno al siglo VII a.C., cuando se construyo una línea defensiva que posteriormente sería remodelada en dos ocasiones a lo largo de la primera y segunda Edad de Hierro. En este castro se ha descubierto el sistema defensivo del poblado en dos sectores alejados entre sí, además de un ejemplo del urbanismo castreño y un reducido lote de cultura material mueble.
Los objetivos que pretende este proyecto son profundizar en el conocimiento de las etapas más antiguas de la historia del valle y diseñar un núcleo arqueológico para incrementar el número de visitantes, estimular la inversión e intensificar la actividad turística a lo largo de todo el año.
La Casa de Cultura de Villablino acogerá los próximos días 28 y 29 de este mes, unas jornadas arqueológicas que versaran sobre este tema. A partir de las 17.30 horas del primer día, un miembro del Instituto de Historia (CSIC), Francisco Javier Sánches hablará sobre El doblamiento castreño y minería en el Noroeste penínsular. Las Médulas. A continuación, la profesora de la ULE, Margarita Fernández tratará la Articulación territorial del Noroeste peninsular en época tardoantigua.
Al día siguiente, los co-directores del proyecto arqueológico Poblados Castreños, Javier Quintana y Rubén Rubio hablarán sobre el castro de la Muela y La Zamora, donde han trabajado.

Fuente: Diario de León:  http://www.diariodeleon.es/noticias/provincia/finalizan-los-trabajos-que-sacan-a-luz-origen-astur-de-los-castros-de-laciana_846133.html

No hay comentarios: