martes, 9 de julio de 2013

Castro de las Mesa de Miranda (Chamartín, Salamanca)

 
El Castro de la Mesa de Miranda (Chamartín, Ávila) fue descubierto en el año 1930, desarrollándose diversas campañas de excavaciones entre 1932 - 1934 y 1943 - 1944,  bajo la dirección de Juan Cabré Aguiló. Centrándose en la Necrópolis de La Osera y en los sistemas defensivos del poblado. Habría sido habitado desde finales del siglo V a.C. hasta el siglo I a. C. El castro debió ser abandonado, bien hacia el año 133 a. C. o, más probablemente, al final de las guerras civiles, cuando se lleva a cabo la estructuración de Hispania por Augusto, como parte del Imperio romano.
Tiene una superficie total de 29 ha, y cuenta con tres recintos amurallados, conformando un lugar estratégico. El Recinto I es el más antiguo y el más grande (11,5 ha), encontrándose totalmente amurallado. En la parte Sur, donde la muralla alcanza los 5 m de ancho, tiene dos puertas flanqueadas por torres circulares y defendidas por campos de piedras hincadas y un foso, colmatado por el derrumbe de la muralla. El II Recinto tendría una función variada, dedicándose a albergar zonas de producción y almacenamiento, así como recoger los ganados en caso de necesidad, Destaca una gran torre circular que defiende la zona Sur. El III Recinto pudo construirse durante las Guerras Celtibéricas (155-133 a. C.) o en las guerras civiles (siglo I a. C.).
En la necrópolis de la Osera J. Cabré excavó 2230 tumbas, todas ellas de incineración. La Necrópolis estaba dividida en seis zonas bien definidas unas de otras y presididas por un hito de piedra vertical.

No hay comentarios: