viernes, 21 de junio de 2013

Valladolid, pasión por la Arqueología (Valladolid)

 
Su tierra ha dado alguno de los mejores vinos de la Península. De su tierra brotan los campos castellanos cuyo horizonte parece haber sido trazado con escuadra y cartabón. Y su tierra, también, tiene memoria. La de los pueblos que la habitaron desde tiempos inmemoriales y cuyos restos arqueológicos fascinan por igual a expertos y profanos en la materia.
 
Villa romana de Almenara
 
Todos hemos visto mosaicos romanos pero pocos conservan la riqueza de motivos y colores de Almenara. Fue la primera villa romana descubierta en la provincia (allá por 1887) y la única hasta la fecha que puede ser visitada. Este año está de celebración: ya ha pasado una década desde que fue recuperada e inaugurada dentro del Museo de las Villas Romanas (MVR), un espacio museístico para comprender la importancia y alcance de la vida rural romana. Los restos de la villa corresponden a un pequeño palacio que, aunque comenzó como hacienda rústica en los siglos I y II d.C., llegó a superar los 2.000 m2 en la segunda mitad del siglo IV: grandes habitaciones, comedores y salas de recepción con profusión de mosaicos en sus suelos, un patio y un peristilo, un balneum que sería la envidia de cualquier spa moderno...
◦Dónde: La villa romana de Almenara de Adaja-Puras se levanta en la Tierra de Pinares, a unos 50 kilómetros al sur de la capital vallisoletana.
◦Además: El museo cuenta con diversos talleres infantiles, un parque tematizado para niños y la recreación de una villa romana a tamaño real que se ha ganado muchos adeptos.
 
Pintia
 
Los vacceos fueron uno de los pueblos prerromanos con presencia estable en la Meseta Norte y, al decir de los expertos, buenos conocedores de la cultura del vino y del banquete. Uno de sus asentamientos más importantes en Valladolid era Pintia, entre Padilla de Duero y Pesquera de Duero. Los equipos que llevan investigando desde finales de los 80 lo han datado en el siglo IV a.C. y en sus más de 100 hectáreas han descubierto distintas áreas (crematorio, santuario, barrio artesanal, murallas...). Por el momento, las visitas guiadas se realizan tan solo en la necrópolis, donde decenas de estelas y un pequeño columbario despuntan entre los campos de trigo.
◦Dónde: A un kilómetro de Padilla de Duero. El yacimiento cuenta con aparcamiento y tienda. Pintia se integra, por otro lado, en el camino natural de La senda del Duero, muy agradable para el paseo. Cerca del asentamiento vacceo se encuentra la abadía de Retuerta, los castillos de Curiel y Peñafiel, el monasterio cisterciense de San Bernardo...
◦Además: En verano se realizan representaciones sobre la cultura vaccea, interesantes si viaja con niños.
 
Finca Coto Bajo de Matallana
 
Apenas queda nada del antiguo monasterio cisterciense de Santa María de Matallana, pues fue desmantelado durante la desamortización de Mendizábal para utilizar su piedra en la construcción del Canal de Castilla. Pero junto a sus ruinas se han encontrado asentamientos humanos que se remontan a la Edad del Bronce y que llevan siendo objeto de diferentes trabajos de investigación desde hace algo más de una década (la Universidad de Valladolid, por cierto, convoca el Curso de Arqueología -Campo de Trabajo en el pago denominado el Casetón de la Era del 15 de julio al 15 de agosto de 2013). La existencia de tal patrimonio no es casual, dado que la Finca del Coto Bajo de Matallana tuvo desde siempre un alto valor agrícola que la convirtió en foco de atracción de diferentes grupos humanos a lo largo de la Historia. Aunque los yacimientos más antiguos no están a la vista, sí se pueden visitar admirar el claustro, las letrinas, el patio de la cocina, el interior de la iglesia, la portería del monasterio...
◦Dónde: La Finca se enclava en Villalba de los Alcores, en plena naturaleza, entre los Montes Torozos y la Tierra de Campos.
◦Además: Aunque el espacio está orientado a la comunidad escolar, es perfecto también para familias y grupos. La Finca, que dispone de hospedería, bodega y restaurante (con una cocina de quitar el hipo), alquila bicicletas eléctricas para recorrer los parajes que circundan Matallana y se pueden realizar distintas rutas de senderismo.
 
Las Quintanas y Pago de Zorita
 
Ponemos ahora rumbo al Este, hasta llegar a Valoria la Buena, una pequeña localidad de espíritu amable donde se han hallado restos de al menos otras dos poblaciones: Las Quintanas y Pago de Zorita. La primera es una población romana del siglo I o II d.C. de la que se han encontrado molinos de grano, cerámicas y tégulas (tejas de la época de gran superficie), mientras que el segundo es un asentamiento probablemente vacceo del siglo VIII a.C. En este lugar, desde hace varias décadas, se vienen realizando modestas excavaciones en las que se han hallado una serie de crisoles de fundición de bronce, expuestos en el Museo Arqueológico Provincial. A pesar del abandono, los expolios y la erosión provocada por el río, se identifican restos de las paredes de algunas viviendas realizadas en adobe, que tendrían forma circular -al modo de los castros norteños- y cubiertas de techos de paja.
◦Dónde: Valoria la Buena se encuentra a menos de 30 kilómetros de Valladolid por la A-62.
◦Además: El pueblo dispone de un patrimonio considerable dadas sus pequeñas dimensiones. La iglesia de San Pedro Apóstol, de planta hexagonal, ha sido recientemente restaurada. La ermita del Cristo de la Esperanza es otro de los monumentos de Valoria. Sin olvidar un palacio reconvertido en hotel o un Museo del Cántaro con cientos de piezas procedentes de una colección privada.
 
Museo Provincial de Valladolid
 
Quien desee tener una visión general de las villas romanas de la provincia (por el momento más de un centenar contabilizado y, por el momento, oculto en el subsuelo) hará bien en acercarse hasta este museo en el centro de Valladolid. Hasta diciembre mantienen la exposición Villas Romanas de Valladolid que ayudará a los visitantes a tener una visión general del patrimonio arqueológico de la región, desde la mencionada villa de Almenara hasta las villas de Santa Cruz (Cabezón de Pisuerga), la de Becilla de Valderaduey, la villa de Prado en la propia ciudad...
◦Dónde: El museo abre sus puertas en el fabuloso Palacio de Fabio Nelli, en la plaza homónima. Abre todos los días de la semana.
 
Más información en www.diputaciondevalladolid.es
 

No hay comentarios: