lunes, 17 de junio de 2013

Las cuevas de Altamira abrirán, pero con visitas reducidas (Cantabria)

 
 
El grupo de científicos encargado de garantizar la conservación de las cuevas de Altamira ha avanzado este viernes que las pinturas de la cueva no corren peligro porque evolucionan según el propio proceso natural de la cueva y, aunque han descartado la apertura masiva de la misma, se buscará una "solución intermedia" entre visitas y conservación. Así lo han manifestado el director científico y la coordinadora del 'Programa de Investigación para la Conservación Preventiva y Régimen de Acceso de la Cueva de Altamira', Gaël de Guichen y Marián del Egido. Es la primera vez que el grupo de científicos ofrece avances de la investigación desde que ésta se comenzase en septiembre de 2012.
De Guichen ha indicado en rueda de prensa que es "impensable" que vuelvan a entrar 270.000 personas al año a la cueva, como ocurriese durante años desde que la cavidad se abriese al público en 1972, pero que hay que buscar una "solución intermedia" para poder mostrar esta "maravilla" al tiempo que se conservan las pinturas. Y es que este científico ha considerado que nivelar "las visitas con la conservación", así como "el valor científico y el social". A este respecto, Del Egido ha indicado que la sociedad será la "verdadera beneficiaria" de ese equilibrio en el patrimonio y por ello, los 48 científicos que trabajan en el programa están poniendo "todo su esfuerzo".
De Guichen ha detallado que la situación de la cueva y las pinturas paleolíticas es "buena" y que las temperaturas en el interior se "mantienen" estables, con una oscilación de 1,2 grados entre invierno y verano. Ha asegurado que realizar estas investigaciones, que financia con cerca de un millón de euros la Secretaría de Estado de Cultura, es un "desafío muy importante" porque "todo el mundo quiere saber qué sucede en Altamira, al igual que quiere saber qué ocurre en la Capilla Sixtina". Los científicos tendrán que elaborar un plan de conservación preventiva para la cueva de Altamira, para decidir si es compatible su adecuada conservación con un régimen de acceso a la misma.
Por otro lado, los expertos han indicado que esperan poder cumplir el plazo previsto para la entrega del informe final de conclusiones en agosto de 2014, como se acordó en agosto de 2012 en el último Patronato. Además, De Guichen y Del Egido han afirmado que los análisis científicos realizados hasta el momento completan y confirman los estudios desarrollados tiempo atrás por la Universidad de Cantabria (UC), hace 30 años, y por el Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), en 1996.
 

No hay comentarios: