lunes, 3 de junio de 2013

En Hispania no existía la crisis (Huelva)

 
Hubo un tiempo en el que la palabra crisis era difícil de concebir, cuando más allá de productos financieros virtuales y conceptos económicos abstractos, la riqueza se medía de una forma tangible, al peso. Por eso el sistema monetario romano se encuentra estrechamente relacionado con la actividad minera: era de las minas de donde salían las monedas, donde se obtenían esos materiales que, en sí mismos, constituían la fuente de riqueza.
De eso es de lo que se habla desde este jueves en Riotinto, donde se viene celebrando el coloquio internacional La importancia de la minería hispana para el desarrollo del sistema monetario romano, que ha reunido en esta localidad onubense a 21 ponentes llegados desde seis países.
"El objetivo no es otro que la transferencia de conocimientos y la exposición de los últimos avances en las investigaciones relacionadas", explica a ELMUNDO.es Aquilino Delgado, secretario del congreso y director del Museo Minero de Riotinto. Investigaciones que han permitido, entre otras cosas, que en el marco de este encuentro se afirme, por primera vez, que la mina de Riotinto no sólo era el yacimiento de plata más importante de todo el Imperio Romano, sino también el de cobre.
Y es que la denominada Faja Pirítica Ibérica, que se extiende a lo largo de 450 kilómetros desde Sevilla, en la zona de la Mina de las Cruces, por el norte de Huelva y adentrándose en Portugal, constituyó en la época romana la principal fuente de riqueza imperial, pues en un tiempo en el que el dinero era sinónimo de metal, era la principal fuente de suministro de dos de los principales metales amonedables.

El valor del metal

"En el sistema romano, era lo mismo tener, por ejemplo, un denario, que es una moneda de plata que pesa 4,25 gramos, que tener 4,25 gramos de plata, aunque no tuviesen la forma de moneda. El valor lo tenía el metal en sí mismo; el metal era dinero", expone Delgado, indicando que es el mismo sistema que podría existir, hoy en día, con respecto al petróleo. "Por eso, el Imperio Romano era tan rico, porque tenía minas, y solventar las crisis era tan fácil como acuñar más monedas, porque los filones estaban ahí".
Esta circunstancia "determina toda la economía romana", y la Faja Pirítica Ibérica "juega, en este sentido, un papel fundamental, ya que era el yacimiento más importante del imperio", asegura el experto, al tiempo que reivindica que esta riqueza sigue ahí, y que la mina de Riotinto aún es susceptible de volver a ser explotada. "Hay que tener claro que la mina no se cerró porque no haya metal, sino porque en ese momento el cobre no era rentable; pero ahora vuelve a serlo, y el yacimiento tiene un gran potencial".
Potencial que comparten, como ya lo hicieron en su día, las provincias de Huelva y Sevilla con el Alentejo portugués, en una suerte de hermandad en la que priman, por encima de las fronteras que marcan los mapas, los lazos que fomenta una actividad que fue, durante años, sustento de varias regiones.
"Los términos técnicos o las herramientas que se utilizan en la minería de la Faja Pirítica Ibérica son iguales en español y en portugués. En este sentido, tenemos mucho más en común con Portugal que con la propia actividad minera de otras zonas como Asturias, o Almería o Jaén, que tienen yacimientos de otra tipología".
 

No hay comentarios: