miércoles, 29 de mayo de 2013

El Castillo de Tiedra, de finales del XII, reabre tras cuatro años de rehabilitación (Valladolid)

 
Tras más de cuatro años de labores internas de rehabilitación y de obras de gran calado, por fin el próximo jueves la fortaleza de la localidad de Tiedra abrirá sus puertas al gran público para conformarse como el nuevo recurso turístico de la localidad y de la zona.
El Ayuntamiento, junto al Centro de Iniciativas Turísticas (CIT) ‘Balcón de Torozos’, pretende que este castillo defensivo datado a finales del siglo XII se conforme como un nuevo atractivo turístico por lo que además de fomentar visitas particulares (2 euros la entrada general y gratis los niños) y grupales (15 personas como máximo por 1,50 euros) también esperan que sea «un espacio donde celebrar charlas, conferencias, cursos, visitas de escolares y una sala de exposiciones de carácter temporal», aseguró el alcalde del municipio, Nunilo Gato Pérez, quien a dos días de la inauguración oficial por fin ha visto cumplido uno de los sueños de los vecinos.
Las obras, cuya inversión global asciende a más de 600.000 euros financiados por fondos LEAR (240.000 euros), Junta de Castilla y León (177.000), Plan E (72.000) , Diputación de Valladolid (39.000) y Ayuntamiento (90.000), han posibilitado la rehabilitación total del fortín de carácter defensivo, conformado por un torreón de más de 24 metros de altura en el que se levantan cuatro plantas. No obstante, y a pesar de esta inversión, uno de los cubos de la infraestructura periférica al torreón se está derrumbando, por lo que Gato Pérez, solicitará a la Dirección General de Patrimonio: «Una subvención en forma de ayuda urgente para poner fin a este problema ya que cualquier día podría derrumbarse por completo, ya que ahora es imposible arreglar la grieta con cinchas y hormigón inyectado debido a que la grieta es muy grande».
En el año 2005, el Ayuntamiento de Tiedra decidió poner en marcha lo que sería el proyecto de recuperación y rehabilitación integral de su castillo. El inmueble, declarado Bien de Interés Turístico en 1949 y datado a finales del siglo XII, en tiempo de Sancho II de Castilla, cuando este ordenó al Cid que se entrevistara con doña Urraca, pertenecía a una familia del municipio.
Permuta
Tras unas largas negociaciones con los herederos del castillo la administración local llegó en 2005 a un acuerdo por el que por medio de una permuta la familia cedía el castillo a cambio de unos terrenos ubicados en el término municipal de la localidad.
«Una vez que conseguimos que el Castillo regresará a tener titularidad municipal comenzamos a dar los primeros pasos, pero no fue hasta 2009 cuando el proyecto de rehabilitación comenzó a materializarse», comentó Gato Pérez, quien verá cómo además de este castillo el próximo otoño Tiedra podría contar con la apertura del observatorio astronómico de iniciativa privada.
Tras conseguir poco a poco la financiación y «llamando a muchas puertas y con la ayuda de muchas subvenciones, algunas de ellas de urgencia, como fueron 9.000 euros de la Diputación», según puntualiza el alcalde, el castillo dejó aparcado su uso de palomar para convertirse en un nuevo recurso turístico. «Esperamos que sea del gusto de todos los vecinos y pensamos que podremos dinamizar el tejido turístico de la zona, ya que si no es por estos proyectos no nos queda nada a los pueblos pequeños como el nuestro», comentó la presidenta del CIT ‘Balcón de Torozos’, Concha Hurtado.
La gran sorpresa
Con las obras en marcha, los encargados de la rehabilitación integral dieron con la que es la gran sorpresa de la atalaya. «Nosotros queríamos buscar el aljibe pero en esa búsqueda descubrimos todo el sótano original del castillo, algo que nos hizo una especial ilusión ya que no contábamos con este hallazgo», asevera Gato Pérez, quien concreta que la parte del subsuelo será visitable durante el verano.
La torre está dividida en cuatro plantas de 54 metros cuadrados cada una y cuenta también con un mirador en el que se han construido tres buhardas de madera de roble. En la planta baja se instalará la recepción, donde además de dar información turística sobre el inmueble y sobre el municipio también se podrán observar elementos militares de la época, como espadas, lanzas y cascos.
En la primera planta los visitantes podrán disfrutar de una serie de paneles informativos donde se explicará al gran público la importancia de las fronteras occidentales, del Duero y la frontera social. En esta estancia, que en su origen se correspondía a las dependencias donde se instalaban los acompañantes de los nobles, también habrá varias audio-guías y una proyección donde se podrán visualizar dos películas de 12 minutos sobre los castillos a vista de pájaro y la contribución de Gaudí a la arquitectura castellano y leonesa.
La segunda planta se conformará como una sala de exposiciones. En estos momentos esta área albergará, para su inauguración el jueves, la muestra denominada ‘El Lagar de la Ira de Dios’ y que ha sido cedida para la ocasión por el Ayuntamiento de Mucientes.
La tercera estancia es ‘la joya de la corona’, según Gato Pérez,ya que el visitante podrá observar la bóveda de aljibe y los arcos fogones todos ellos de piedras. Además de poseer un mirador interno desde el cual se puede observar los límites de la zona y también se divisa en los días clareados las dos torres de la localidad de Toro. La planta se completa con una gran fotografía donada por la familia a la que perteneció la fortaleza.
 

No hay comentarios: