martes, 31 de julio de 2012

Los San lo iniciaron todo (República Surafricana)


Una de las grandes paradojas de la paleontología es el llamado Gran Salto, o aparición repentina en Europa, hace unos 40.000 años, de los instrumentos avanzados propios de la creatividad humana moderna. Pero los últimos datos revelan que ese Gran Salto ya había ocurrido en África 4.000 años antes. Un grupo de arqueólogos encabezados por Francesco d’Erico, de la Universidad de Burdeos, acaba de descubrir estas evidencias en la cueva de la Frontera (Border Cave), un yacimiento de extraordinaria riqueza situado en el límite entre Suazilandia y la provincia surafricana de Zululandia, en el sudeste del continente. Los artefactos pertenecen a la cultura San, uno de los grupos de bosquimanos que, según todas las evidencias, inventaron la moderna cultura de los cazadores-recolectores que enseguida se propagó por el mundo.
Las huellas arqueológicas de instrumentos sofisticados y de la primera cultura simbólica de que se tiene noticia ya habían aparecido en este y otros yacimientos sudafricanos —en particular la cueva Blombos, en el puro extremo meridional del continente— en estratos datados hace 75.000 años. Sin embargo, esa cultura relativamente avanzada no debió establecerse con firmeza, pues desapareció 15.000 años después sin dejar rastro aparente.
Este grupo fue el primero, si no en domesticar abejas, sí en utilizar su cera
Los artefactos de la cultura San hallados en la cueva de la Frontera, por el contrario, abarcan un periodo extenso de tiempo y un abanico mucho más amplio de tecnologías. Incluyen ornamentos corporales hechos de conchas y cuentas, huesos con muescas, bastones de madera para excavar, punzones de hueso y puntas de flecha del mismo material. Los resultados se presentan este martes en
Los San también fueron los primeros, si no en domesticar a las abejas, al menos sí en utilizar la cera de las colmenas para sus propósitos industriales, según proponen los autores. La cueva de la Frontera contiene restos analizables de una pócima hecha con huevo, cera de abeja y resina de euphorbia, un material francamente pegajoso que los primitivos bosquimanos, posiblemente, utilizaban para adherir las herramientas a su mango. El primer pegamento de la historia, datado en 40.000 años.
El artefacto más reciente, que data de hace 24.000 años, es un aplicador de veneno que aún conserva restos tóxicos derivados de semillas de ricino. Nuestros ancestros no se andaban con tonterías a la hora de cazar.
Los resultados añaden fuerza a otras evidencias genómicas obtenidas el año pasado, y a los análisis lingüísticos que se han ido acumulando en los últimos años. También según estas líneas de investigación, nuestros primeros ancestros eran bosquimanos del sur de África, como los San, y se comunicaban en khoisán, el lenguaje-clic que probablemente fue lengua ancestral de la humanidad, donde las consonantes eran chasquidos como el que aún usamos para indicar fastidio, y como el sonido de un beso.
Los San y otros bosquimanos del sur revelan una variedad genética interna mucho mayor que cualquier otra población humana actual. Y la explicación más simple es que toda la humanidad actual proviene de aquellos primitivos habitantes del sur de África —no de Etiopía, como se pensaba anteriormente—, y que los actuales hablantes de lenguajes clic son los herederos en línea directa de nuestros primeros padres.

Fuente:

sábado, 28 de julio de 2012

La Diputación presenta la sexta edición de la guía villa romana de La Olmeda (Palencia)

 
Los visitantes de la villa romana de La Olmeda ya pueden disfrutar de una nueva guía reeditada sobre el hallazgo arqueológico. La Diputación ha presentado la sexta edición de este texto informativo que, desde 2001, ya ha vendido más de 11.000 ejemplares. «Es el 'best seller' de la Diputación y hemos creído necesario reponerlo e incorporar todas las novedades de estos último años», ha manifestado hoy el presidente de la Diputación de Palencia, José María Hernández.
El jefe del Servicio de Cultura, Rafael Martínez y el arqueólogo José Antonio Abásolo son los autores de esta edición renovada. «No se trata de un mero listado de descubrimientos, sino un proyecto de investigación, con explicaciones detalladas que resultan muy útiles para los visitantes», ha destacado Abásolo, quién además ha señalado que «en un futuro se editarán nuevas guías con los nuevos descubrimientos que, de seguro, nos dará la villa». El precio de la guía se mantendrá en 5 euros. 
 
Bonos de visitas anuales
 
La Diputación de Palencia ha presentado además un bono anual para poder visitar las villas de La Olmeda y Quintanilla y el castillo de Fuentes de Valdepero. Los cupones de las villas tienen un precio de 10 euros con los que se pueden realizar cuatro visitas o 15 euros si se desean visitas ilimitadas durante un año. El precio para el castillo de Valdepero es de 8 euros por cuatro visitas y 10 euros en el caso del bono ilimitado. «Hemos notado un alto recuento de personas que visitan con asiduidad ambos recursos turísticos, y creemos que se merecen una atención especial», ha manifestado la diputada de Cultura, Carmen Fernández Caballero
 
Fuente: El Norte de Castilla:  http://www.elnortedecastilla.es/20120727/local/palencia/diputacion-presenta-sexta-edicion-201207271327.html

viernes, 27 de julio de 2012

LE PARC DE PREHISTOIRE DE BRETAGNE (FRANCE)


LE PARC DE PREHISTOIRE DE BRETAGNE

Est situé à 2 km du village médiéval de Rochefort-en-Terre dans un cadre exceptionnel, voir lunaire, de 25 hectares sauvages, boisés et parsemés de cinq lacs spectaculaires, anciens puits de carrières d’ardoises, surplombés par des falaises de
40 mètres.
Partez à la recherche de nos ancêtres : les premiers habitants de la Bretagne. Des scènes grandeur nature vous permettront de mieux connaître la vie quotidienne et l’évolution de l’homme depuis nos ancêtres lointains : les premiers habitants de la Bretagne (Homo-Erectus), puis l'homme de néenderthal, de cro-magnon jusqu'à l’homme des menhirs : une période allant de 500.000 ans à 2.000 ans av. J.C.

Parc de Préhistoire
La Croix Neuve
56220 Malansac
Tél. 02 97 43 34 17 - Fax. 02 97 43 34 24
contact@prehistoire.com

http://www.prehistoire.com

miércoles, 25 de julio de 2012

SeGISmundo Project (Burgos)


Prospección del valle del río Odra (Villadiego, Burgos) 2012

La campaña se enmarca en un proyecto de prospección de la campiña burgalesa para el estudio de la transición de la II Edad del Hierro a época romana y la reorganización de la zona mediante la implantación del imperialismo romano tras las guerras contra cántabros y astures.
Desde 2009 hemos aplicado varias estrategias de prospección en diferentes puntos del entorno (Sasamón, Olmillos de Sasamón, Villalibado,…). Este año queremos profundizar en el conocimiento de dos yacimientos de época romana localizados en la orilla del río Odra, creemos que esta experiencia puede servir de base para posteriores proyectos orientados a comprender de una forma más adecuada la romanización de la zona septentrional de la Meseta Norte.
Para ello pondremos en marcha un tipo de prospección orientada a la recopilación de colecciones de materiales cerámicos para estudiar la extensión, funcionalidad y cronología de dos asentamientos rurales localizados en las terrazas del río Odra. Durante la campaña se mostrará a los participantes un breve repaso sobre las técnicas de prospección aplicadas en la zona y los resultados que esperamos obtener de ellas. Haciendo especial hincapié en técnicas de registro apoyadas por GPS y Sistemas de Información Geográfica (SIG).
El trabajo será dirigido por Jesús García Sánchez, doctor en Arqueología por la Universidad de Cantabria.
Fechas de trabajo:
Inicio: 1 de Octubre de 2012
Fin: 17 de Octubre de 2012
Se trabajará los sábados por la mañana de una forma más reducida, el día 13 (Fiesta del Pilar) será festivo también en la prospección.
Horario: de 9:00 a 13:30 y de 14:30 a 16:00. Habrá una parada para descansar a media mañana. El horario de después de comer puede modificarse para emplear más tiempo en el laboratorio.
Por las tardes se requerirá ayuda a los participantes para limpieza de materiales y trabajo con las bases de datos del proyecto.
Alojamiento y manutención:
La organización de la prospección provee a los voluntarios de alojamiento en un apartamento en Villadiego y pensión completa, la comida se realiza en el campo (bocadillos preparados por nosotros mismos el día anterior) y la cena en un restaurante local. El domingo se come y cena en el restaurante.
Imprescindible:
LLevar calzado adecuado para andar por zonas difíciles (campos de cultivo), preferiblemente botas que sujeten los tobillos.
Calcetines altos para evitar arañazos y pantalones largos.
Gorra o sombrero.
Datos de contacto:
Para cualquier duda, utiliza el siguiente email:
jesus.garciasan@gmail.com
Inscripción:
Cumplimenta el siguiente formulario on-line con tus datos y nos pondremos en contacto contigo:

Una veintena de expertos participa en un Workshop sobre arqueología en el Museo de Tiermes (Soria)


CGP/DICYT Enrique Saiz, director general de Patrimonio Cultural, ha inaugurado hoy en el Museo de Tiermes, ubicado en la localidad soriana de Montejo de Tiermes, el Workshop de Arqueología y Arquitectura que, durante toda la semana, se va a celebrar en el yacimiento. Organizado por la Junta de Castilla y León e IE Universidad de Segovia, este taller pretende analizar modelos y estrategias de la arquitectura y la arqueología como ciencias patrimoniales, con prácticas de campo y laboratorio y visitas al yacimiento de Tiermes y otros monumentos de la provincia. En total participan 20 expertos profesionales y técnicos de la propia Junta.
Como ha destacado Enrique Saiz, que ha estado acompañado del delegado territorial, Manuel López, se trata de un taller de gran importancia desde el punto de vista científico, con expertos nacionales en los ámbitos de los yacimientos, la arqueología y las políticas de conservación. "Coloca a Tiermes como referencia de la investigación y tratamiento de este tipo de patrimonio", ha señalado el director general de Patrimonio Cultural, que ha recordado que la Junta de Castilla y León ha invertido durante los últimos cinco años más de un millón de euros en la conservación del yacimiento y en proyectos para su difusión.
Tras esta etapa de trabajos centrados en la conservación, ha explicado Enrique Saiz, se quiere comenzar ahora un nuevo proyecto, llamado Tiermes Laboratorio Experimental, que cambia la manera tradicional y más invasiva de intervenir en el lugar, por una comprensión mucho más respetuosa desde el punto de vista del conocimiento del propio yacimiento. Tiermes continúa así como referencia en un nuevo modo de hacer en la arqueología, transformando a Soria en pionera con Numancia y Tiermes como cabezas de la investigación.
El taller, inaugurado hoy y que se celebrará hasta el próximo viernes, está destinado a personas interesadas en arquitectura, humanidades y disciplinas afines. Cuenta con actividades que comprenden aspectos prácticos y una serie de intervenciones genéricas con el objetivo de analizar modelos y estrategias de la arquitectura y la arqueología.
Los ponentes que participan son especialistas con amplia experiencia en ambos campos, procedentes de la Junta de Castilla y León y el Museo Numantino así como las universidades IE, de Valladolid, Alfonso VIII, de Cádiz y Autónoma de Madrid.
Proyección internacional
El director del workshop, Cesáreo Pérez, director de la Unidad de Arqueología de IE Universidad, ha señalado que el objetivo es contar con expertos internacionales para próximas ediciones. El yacimiento arqueológico de Tiermes en sí mismo, ha destacado, puede tener una proyección internacional importante.
Entre otros asuntos, el taller abordará cuestiones como la arquitectura antes de la revolución urbana, la historia y la arqueología medieval, las intervenciones en el yacimiento de Tiermes, la construcción en la antigüedad, la iluminación de la riqueza patrimonial, la arquitectura del paisaje o la relación entre el marketing y el patrimonio.

martes, 24 de julio de 2012

Alésia revivez l´histoire en grand! (France)


Avant la bataille

Une agglomération d’oppidum

Naturellement défendu par les falaises qui l'entoure et pourvu de nombreuses sources, le Mont-Auxois a été propice à l'occupation humaine dès la fin de la Préhistoire. La colline est par ailleurs située sur un axe commercial stratégique qui relie la Manche à la Méditérannée.
Au sommet du Mont-Auxois, se trouvait un oppidum (place forte située sur un lieu élevé) de 97 hectares - l'un des plus vastes de Gaule -, occupé de manière permanente au moins depuis 80 avant J.-C. Il était le chef-lieu de la cité des Mandubiens, un petit peuple client de la grande cité voisine des Éduens (capitale : Bibracte). Les découvertes archéologiques relatives à cette période, encore modestes, sont incontestables.

Remparts, habitats, sanctuaires, artisanat

Les aménagements défensifs, caractéristiques des oppidums, étaient limités et discontinus sur le Mont-Auxois car les falaises protégaient l’essentiel du plateau. Seules les brèches ouvertes par l'érosion dans la corniche calcaire ont été obstruées en élevant des murs en pierres sèches et la pointe ouest a été renforcée. En revanche, des systèmes d'entrée fortifiés ont été aménagés selon la technique du murus gallicus à l'est et au sud-ouest du plateau.
Les habitats gaulois étaient construits en matériaux légers : poteaux porteurs et charpente en bois, murs en pisé sur clayonnage, couverture en chaume, sol en terre battue. Leurs vestiges sont donc rares et ténus car ces matériaux laissent peu de traces. L'ensemble du réseau urbain était structuré par des axes de circulation.
Il est certain qu'un habitat groupé était implanté au centre de l'oppidum, autour d’un temple principal. À proximité, vers le nord, un enclos palissadé est l'indice d'un autre espace important, probablement un sanctuaire. Cet espace est toujours occupé à l'époque gallo-romaine et dédié au dieu indigène Ucuetis. Un autre sanctuaire existait vraisemblablement à l'extrémité orientale du plateau, mais à l'intérieur du système défensif. Il était lié à une source et dédié à un autre dieu gaulois, Moritasgus. Coté artisanat, notons que la métallurgie du bronze et du fer semble avoir tenu une place prépondérante dans l'économie de l'oppidum.

Le quartier d’En Curiot

La découverte la plus spectaculaire de ces dernières années (1994) à Alésia concerne le murus gallicus du lieu-dit En Curiot, près de l'accès actuel à la statue de Vercingétorix. Les fouilles ont permis de retrouver une section non négligeable de ce rempart qui défendait une dépression. Cette construction associée à la configuration du terrain permettent de supposer la présence de la porte occidentale de l'oppidum dans ce secteur.
A l’arrière du rempart, cinq maisons étaient disposées en éventail autour d'un petit espace vide. Cet habitat a pu être daté d'avant le siège de 52 avant J.-C. grâce aux foyers ainsi qu'à un mobilier homogène très abondant : céramique gauloise et campanienne, amphores vinaires italiques, fibules... Les fragments d'armes en fer (pointe de flèche, éléments de fourreaux d'épées et de boucliers) trouvés dans le même secteur donnent également à penser que ce quartier de l'oppidum a été densément occupé durant le siège.

Qu’est-ce qu’un murus gallicus ?

Dans ses Commentaires, César décrit avec précision le mode de construction des remparts du type “mur gaulois” (De Bello Gallico, VII, 23). Le noyau est composé d'une levée de terre que retient une trame régulière de poutres disposées perpendiculairement les unes aux autres et assujetties par de longues fiches en fer forgé. La face extérieure reçoit un parement en pierres sèches qui laisse apparaître de place en place la tête des poutres disposées perpendiculairement à l'axe de la fortification.

La ville gallo-romaine

Le développement du réseau urbain

Durant les quatre décennies qui précèdent notre ère, l’agglomération connaît une nette expansion : de nouveaux quartiers voient le jour et l’habitat se densifie. L’architecture privée évolue lentement. Elle conserve cependant un faciès indigène très marqué par l’utilisation majoritaire de matériaux périssables (bois, torchis).
Au centre de l’agglomération, le sanctuaire principal subit d’importantes transformations. Le temple est reconstruit en pierre. Face à son entrée principale, un bâtiment rectangulaire ouvert reçoit un étonnant décor sculpté composé de têtes négroïdes massacrées et de guerriers gaulois.
Les deux accès fortifiés aux extrémités est et ouest de l’oppidum sont remaniés et intégrés dans de nouveaux dispositifs d’entrée qui conservent un caractère monumental. Ce souci de préservation contraste avec les transformations radicales qui touchent le centre de l’agglomération à partir du règne de Tibère (empereur de 14 à 37). Il pose la question de la conservation d’un héritage indigène hautement symbolique et du statut civique de l’agglomération d’Alésia dans l’organisation administrative romaine de la Gaule.

La romanisation

La ville se romanise de manière décisive dans les décennies qui suivent. Les fortifications héritées de la période gauloise semblent abandonnées. Le réseau viaire est régularisé autour du centre politique et religieux : les rues dessinent un quadrillage où s’insèrent des îlots d’habitation (insulae). Un centre monumental est progressivement organisé à l’est du sanctuaire principal autour d’un forum et d’une basilique civile tandis qu'un théâtre est construit à l’ouest.

Le complexe monumental de la Croix-Saint-Charles

En 2008, les universités de Bourgogne et de Paris 1 Panthéon-Sorbonne ont débuté des fouilles archéologiques à l’extrémité orientale du plateau, au lieu-dit de la Croix-Saint-Charles, pour mieux comprendre les découvertes réalisées en 1909-1911.
Occupé dès la période gauloise, cet espace était dédié à Moritasgus. Avec le passage à la période gallo-romaine, cette divinité prend le nom d’Apollon Moritasgus et le lieu de culte connaît un important développement. Un grand temple octogonal, appelé fanum, est construit au sein d’un vaste sanctuaire où les populations viennent remercier le dieu pour la guérison accordée. L’ensemble est précédé par un vaste portique, long de plus de 40m, qui sert de porte d’entrée au complexe religieux mais également de façade monumentale pour toute personne qui accède à l’oppidum depuis la pointe est. La source proche est associée au sanctuaire et aux cultes qui y sont pratiqués. Elle a également alimenté un vaste complexe thermal constitué de diverses salles (palestre, édicule à la déesse, caldarium, tepidarium...) offrant un parcours complet au baigneur.

Le déclin

Alésia a prospéré pendant deux siècles et demi. Elle amorce ensuite un lent déclin sous les effets de la crise économique et politique qui affecte l’Empire à partir de la fin du IIe-début du IIIe siècle. Les premières invasions germaniques touchent gravement la ville. Une première destruction intervient lors de l’invasion de 269 ; elle est suivie immédiatement d’une reconstruction systématique. Mais la grande invasion de 276 marque un tournant : plus destructrice, elle n’est pas suivie d’un programme de reconstruction à grande échelle.

De la contraction aux ruines

L’agglomération se resserre peu à peu autour du centre monumental et des quartiers les plus proches, ne dépassant pas la surface qu’elle devait avoir à l’époque gauloise. La métallurgie du fer et du bronze, restée très prospère pendant toute l’occupation du site, disparaît. Le sanctuaire de Cybèle, longtemps très fréquenté, est saccagé vers 370.
Les premiers témoignages chrétiens, liés à sainte Reine, datent de la même époque. Si quelques indices d’habitats datent encore du début du Ve siècle, il semble qu’à cette date Alésia soit déjà en ruines.
À l’époque mérovingienne, Alésia est mentionné comme chef-lieu de pagus (pays). Mais il faut sans doute situer son emplacement sous le village actuel d’Alise-Sainte-Reine.
Après l’épisode du siège, la ville gauloise d’Alésia devient une véritable agglomération gallo-romaine. L’oppidum est occupé sans discontinuité, contrairement à de nombreux autres sites fortifiés de hauteur qui sont abandonnés à la faveur d'un site de plaine plus accessible. Si les raisons de ce choix nous échappent encore partiellement, elles trouvent probablement leur origine dans les principaux centres d'activité de la ville à la période gauloise. La fonction religieuse a notamment dû être un élément déterminant.

Bibliographie

DOSSIERS D'ARCHEOLOGIE, n° 305 - ALESIA - Comment un oppidum gaulois est entré dans l'histoire. Dijon, juillet/août 2005.
REDDÉ (M.) - Alésia. L’archéologie face à l’imaginaire. Errance, Paris, 2003.
LE GALL (J.) - Alesia. Archéologie et histoire. Fayard 1963, réédition Errance à partir de 1990.
LE GALL (J.), SAINT-DENIS (E. de), WEIL (R.), MARILIER (J.) - Textes littéraires antiques, textes médiévaux. Publications de l’Université de Dijon, XLV, Paris, 2ème édition 1980.
 VIALLANEIX (Paul), EHRARD (Jean) dir. - Nos ancêtres les Gaulois. Actes du colloque international de Clermont-Ferrand. Faculté des Lettres et Sciences humaines de l’Université de Clermont-Ferrand II, Nouvelle Série, fascicule 13, 1982.

http://www.alesia.com/

El yacimiento de Tiermes acoge durante toda la semana un taller de arqueología y arquitectura (Soria)

 
El director general de Patrimonio Cultura de la Junta, Enrique Saiz, inauguró hoy en el museo de Tiermes, en Montejo de Tiermes (Soria), el Workshop de Arqueología y Arquitectura, un seminario que durante toda la semana se va a celebrar en el yacimiento.
Organizado por la Junta e IE Universidad, este taller pretende analizar modelos y estrategias de la arquitectura y la arqueología como ciencias patrimoniales, con prácticas de campo y laboratorio y visitas al yacimiento de Tiermes y otros monumentos de la provincia. Participan 20 expertos profesionales y técnicos de la propia Administración Regional.
Saiz destacó que se trata de un taller de gran importancia desde el punto de vista científico, con expertos nacionales en los ámbitos de los yacimientos, la arqueología y las políticas de conservación. “Coloca a Tiermes como referencia de la investigación y tratamiento de este tipo de patrimonio”, señaló el director general de Patrimonio Cultural.
El taller, inaugurado hoy y que se celebrará hasta el próximo viernes, está destinado a personas interesadas en arquitectura, humanidades y disciplinas afines. Cuenta con actividades que comprenden aspectos prácticos y una serie de intervenciones genéricas con el objetivo de analizar modelos y estrategias de la arquitectura y la arqueología. Los ponentes que participan son especialistas con amplia experiencia en ambos campos, procedentes de la Junta y el Museo Numantino así como las universidades IE, de Valladolid; Alfonso VIII, de Cádiz y Autónoma de Madrid. El director del workshop, Cesáreo Pérez, director de la Unidad de Arqueología de IE Universidad, afirmó que el objetivo es contar con expertos internacionales para próximas ediciones. El yacimiento arqueológico de Tiermes en sí mismo, manifestó, “puede tener una proyección internacional importante”.
Entre otros asuntos, el taller abordará cuestiones tales como la arquitectura antes de la revolución urbana, la historia y la arqueología medieval, las intervenciones en el yacimiento de Tiermes, la construcción en la antigüedad, la iluminación de la riqueza patrimonial, la arquitectura del paisaje o la relación entre el marketing y el patrimonio. Entre los ponentes figuran los expertos Cesáreo Pérez (IE University), Germán Delibes (UVA), Olivia Reyes (IE University), Carlos de la Casa (UNED), Miguel Larrañaga (IE University), Clemente Lomba (UCA), Emilio Illarregui (IE University), Pablo Arribas (IE University), Francisco Javier Espejo (IE University), José Luis Luque (IE University), Elías Teres (Museo Numantino, Soria), Elena Heras (JCYL), José María Rincón (JCYL), Darío Álvarez (UVA), Miguel Ángel de la Iglesia (UVA), Jesús Herrerín (UAM), Francisco Mata (IE University) y Roberto Ruiz (IE University).
Además de visitar el yacimiento y el Museo de Tiermes, los participantes tendrán la oportunidad de conocer las ermitas de San Baudelio y de San Miguel y el castillo de Gormaz.
 

Arqueología 2.0 (Jaén)


Cada pueblo, cada generación, a menudo sin ser consciente de ello, va dejando testimonios de su existencia en la tierra; historias que los arqueólogos tratan de descubrir, analizando capa a capa cada uno de los restos que han sobrevivido al paso del tiempo.
Para centrarse en ese análisis, el equipo multidisciplinar que está excavando en el yacimiento íbero-romano de Cástulo, en el municipio jiennense de Linares, desarrolla desde junio de 2011 un sistema de documentación con el que se pretende optimizar, simplificar y hacer más ágil el proceso de excavación arqueológica.
«El sistema de registro habitual, aunque es muy eficaz, se viene usando desde finales del siglo XIX. Habiendo tanta tecnología, no había excusa para seguir mirando hacia otro lado», asegura a ELMUNDO.es de Andalucía Manuel Serrano, uno de los arqueólogos que forma parte del proyecto Forum MMX.
Por ello, este equipo ha decidido valerse de tecnología ya existente para sus propios fines. «Al principio probamos tablets, que se están usando en otras excavaciones, pero el tema de las pantallas en estas condiciones ambientales es terrible, porque no se ve nada», comenta el experto, explicando que al final optaron por utilizar un bolígrafo-escáner conectado mediante bluetooth a un Smart-phone con acceso a Internet.
Con ese bolígrafo, rellenan en el propio yacimiento las fichas de registro de los elementos hallados. En ellas se recogen todos los datos que necesitan: referencias espaciales, croquis, descripción de los estratos y características de los mencionados elementos.
«El boli –gracias al escáner y a una microtrama que lleva impresa cada hoja– reconoce el punto de la ficha en el que está. Nosotros –cuenta Serrano– le metemos los datos relativos al día, la hora, el estrato en el que ha aparecido el elemento, el volumen, le podemos decir que incluya foto orientativa, que hacemos con el móvil, y le damos a enviar».
En ese momento, el Smartphone –como hemos dicho, conectado al boli a través de bluetooth– manda los datos a un servidor, que genera un código para ese elemento recién registrado y lo envía automáticamente al mencionado móvil. «Ese código es el que tengo que apuntar en la ficha», añade el arqueólogo.
Todos los elementos encontrados y registrados –organizados en bolsas con sus códigos numéricos correspondientes– se trasladan después al Museo Arqueológico de Linares, donde se etiquetan antes de ser almacenados convenientemente.

Un salto tecnológico

«Antes eso nos costaba una vida –dice Marcelo Castro, director de los trabajos en Cástulo–. Yo no sé cómo, después de tanto tiempo escribiendo cada una de las etiquetas en cada uno de los fragmentos, no se me quitaron por completo las ganas de dedicarme a la Arqueología».
Ahora, en vez de escribir manualmente la referencia en cada pieza, el citado servidor genera un código QR (esos dibujos en blanco y negro que leen ciertos móviles y que se han puesto tan de moda últimamente) que se imprime en una pegatina. «Tenemos etiquetas de 5x5 cm para las bolsas y de 1x1 para los fragmentos», comenta Serrano, incidiendo en el «control absoluto» que este nuevo sistema supone.
La base de datos que se genera con dicho sistema –llamado TOO WASTE, Tecnologías para la Traslación Arqueológica de las Historias en la Tierra– se complementa con una serie de representaciones virtuales en 3D con las que se quiere recrear no sólo cada elemento, sino también cada momento del proceso de excavación.
«Una vez que se excava, lo que no se haya documentado, se ha perdido para siempre», asegura el arqueólogo Francisco Arias, responsable de esta parte del proyecto, en la que, como en el resto, se está utilizando software libre ya existente. «En los últimos años se ha hecho uso del escáner láser para reflejar el sistema final, pero es caro. Nosotros estamos registrando todo el proceso a coste cero», matiza.
Cuando se haya terminado de desarrollar el sistema –se calcula que a final de este año–, la idea es ofrecer toda la información recogida a través de bases de datos ya existentes, como la de la Universidad de Jaén o la de los museos de España (Domus). «Obviamente, otros equipos o universidades que trabajen aquí en Cástulo en un futuro van a tener que ceñirse al sistema para que haya uniformidad, pero no sólo eso, sino que queremos ofrecerlo a quien quiera utilizarlo», señala Serrano.

En busca del foro perdido

«Deberíamos haberlo previsto, que no íbamos a tener una sola plaza, sino un centro monumental, pero no lo hicimos», apunta el director de los trabajos para explicar que, aunque el proyecto iniciado el pasado año pretendía sacar a la luz el foro de la ciudad de Cástulo, hasta el momento no se ha dado con él.
«El foro, como espacio político, era lo que nos interesaba especialmente en el siglo XXI, cuando tenemos tan serias sospechas de que algo se está quebrando en las relaciones de la ciudadanía en favor de otros modelos. Ese foro político creemos que no está en ninguno de los dos puntos que estamos excavando», comenta Castro, señalando que uno es un mercado (en otros sitios más pequeños situado en el foro, pero en Cástulo, una ciudad de cierto tamaño, ubicado en una localización propia y separada) y otro es una plaza con vocación política, porque está porticada, pero presidida por un solo templo.
En ese templo, precisamente, han salido a la luz una serie de elementos muy interesantes, como una puerta (llave incluida) y un mosaico de grandes dimensiones en perfectas condiciones de conservación, hasta el punto de que, junto a otras evidencias, se ha llegado a pensar que fue demolido antes de ser inaugurado.
«Creemos que pudo ser un templo en honor al emperador Domiciano, que se declaró Dios en vida. Al Senado no le gustó nada el detalle y acabó asesinándolo y decretando Damnatio memoriae, es decir, que se borraran todas las huellas de su existencia. En ese contexto entendemos lo que hemos encontrado», dice el arqueólogo, que ve en la histórica ciudad la respuesta para acabar con incertidumbres actuales.
«Linares quizás sea de las pocas verdaderas ciudades de la provincia, con una tradición industrial y minera, el ferrocarril… Una serie de instalaciones muy propias de la ciudad contemporánea. El interés por Cástulo es buscar una legitimación de esa urbanidad hace 2.000 años y tener esa seguridad de decir si se han tirado aquí tanto tiempo, por qué no vamos a aguantar nosotros», concluye.

domingo, 22 de julio de 2012

El primer 'santuario' de la Humanidad, en Atapuerca (Burgos)


La falange de un niño encontrada en la campaña de excavaciones de este verano en la Sima de los Huesos, el yacimiento más rico del mundo en fósiles humanos, sitúa en esa parte de Atapuerca el primer "santuario de la humanidad", ha afirmado este viernes uno de los codirectores de Atapuerca, Juan Luis Arsuaga.
Ha precisado que se trata de la falange distal, la que tiene la uña, del dedo meñique de un pie de un niño que vivió en la sierra de Atapuerca hace entre 300.000 y 500.000 años, lo que, a falta del resultado de los análisis de laboratorio, podría corresponder a un Homo Heidelbergensis.
Se trata de uno de los huesos más pequeños del cuerpo, dado que sólo los del oído medio tienen menor tamaño, aunque su relevancia es "enorme" para avalar la teoría de los codirectores de Atapuerca respecto a la razón de la acumulación de huesos de homínidos en la Sima de los Huesos, que es "el mayor misterio actual de la Arqueología", ha afirmado Arsuaga.
Una vez descartada la hipótesis de algún accidente o catástrofe, se había planteado como alternativa que los huesos hubieran sido llevados a ese lugar por animales carnívoros de gran tamaño.
Sin embargo, la aparición de este hueso pequeño del pie descarta esa opción, porque de haber sido obra de carnívoros, éstos habrían devorado los huesos de manos y pies completamente, más en el caso de los de un niño.

6.500 fósiles

Arsuaga ha afirmado que, aunque no toda la comunidad científica esté de acuerdo, los codirectores de Atapuerca creen que los cadáveres fueron depositados allí por otros humanos, lo que sería la "prueba más antigua de un comportamiento humano simbólico de tipo funerario".
Restos en la Cueva del Mirador. | EfeRestos en la Cueva del Mirador. | Efe
En la Sima de los Huesos se han encontrado hasta ahora 6.500 fósiles, entre ellos 30 esqueletos casi completos, de hace entre 300.000 y 500.000 años, lo que convierte a este yacimiento en el más rico del mundo en restos de homínidos.
En esta misma campaña se han localizado también restos de un cráneo, parte de una mandíbula y un húmero que ahora se estudiarán para conocer detalles y saber si se trata de nuevos individuos o de partes de los que ya se han encontrado algunos huesos.
Arsuaga ha presentado este viernes el balance de las excavaciones de este verano en Atapuerca, en las que han participado 150 investigadores, junto a los otros dos codirectores de los yacimientos, Eudald Carbonell y José María Bermúdez de Castro.

La Cueva del Mirador

Carbonell ha destacado la importancia de otro enterramiento mucho más reciente encontrado en otro yacimiento del complejo, en la Cueva del Mirador, donde se han encontrado restos de ocho individuos enterrados en una cueva que "seguramente tenía algún tipo de puerta para evitar que entraran los animales".
Para Carbonell, es una muestra de que hace unos 4.000 a 4.400 años había en la zona redes sociales complejas y estructuradas, en algo similar a tribus con jefaturas.
Los restos serán objeto de un estudio de ADN para intentar saber si vivieron en la zona durante generaciones o hubo aportación de humanos procedentes de fuera de la península ibérica, que podrían haber traído algunos avances en el trabajo del metal o la agricultura.
Bermúdez de Castro ha destacado también el hallazgo del cráneo de un oso de una especie única de Atapuerca, un Ursus Dolinensis, del que se había encontrado una mandíbula hace más de una década, por lo que el nuevo hallazgo permitirá mejorar la definición de la especie, que podría situarse entre el gran oso cavernario y el más moderno oso pardo.

Fuente: El Mundo: http://www.elmundo.es/elmundo/2012/07/20/ciencia/1342787467.html

sábado, 7 de julio de 2012

Exposición de fotografías sobre las excavaciones de El Castillón (Villaralbo, Zamora)

Desde el 11 de Julio al 31 de Julio de 2012 estará expuesta en el Salón Cultural (C/San Isidro) de Villaralbo la exposición de fotografias sobre las Excavaciones Arqueológica en El Castillón (Santa Eulalia de Tábara, Zamora), en la cual se pretende mostrar al público los trabajos que se han desarrollado entre 2007 y 2011 en este yacimiento arqueológico, y la propia labor de los arqueólgos.

Colabora: Ayuntamiento de Villaralbo.

miércoles, 4 de julio de 2012

Arsuaga: 'Los recortes han reducido el tamaño de las excavaciones en Atapuerca' (Burgos)


"Tengo la sensación de que la humanidad ya es responsable de sus actos. Ha perdido la inocencia infantil de creer que hay fuerzas ajenas que gobiernan su existencia". Con esta reflexión, fruto de tantos años de investigación y observación de la especie humana introdujo, este lunes, Juan Luis Arsuaga su discurso de inauguración de los Cursos de Verano de la Universidad Complutense de Madrid en San Lorenzo de El Escorial.
"De vuelta en casa", en su universidad, y rodeado de los mayores representantes de la institución, Arsuaga realizó un recorrido, breve pero cargado de humor, por la historia de la evolución humana. Es el descubrimiento, precisamente, de ésta, el que, según el científico, habría hecho ‘madurar’ al hombre. Comprender su historia ha sido, para él, el escalón definitivo hacia un conocimiento profundo de uno mismo y la asunción de los propios actos.
Millones de años de cambios, desde los primeros primates hasta el actual ‘homo sapiens sapiens’, pasando por todos los estadios de cambio, contemplaron a un auditorio veraniego lleno hasta la bandera, que vió pasar ante sus ojos una auténtica crónica de vida.
El cambio en la distribución de la energía, del metabolismo al cerebro, por medio del cambio en la alimentación, de vegetariana a carnívora, determinó la inteligencia. Pero lo que confirió definitivamente su superioridad a la actual especie humana fue, a juicio de Arsuaga,«"la capacidad simbólica, la creación de mundos fantásticos y el sentimiento de identidad".
Esta teoría nos llevaría a afirmar, según el científico, que en el futuro "los conflictos podrían desaparecer cuando la Humanidad considere que todos realmente pertenecemos a un mismo grupo". Algo que no parece muy probable. "Somos fácilmente enfrentables unos con otros, no es un lastre que se pueda dejar atrás, hay que convivir con ello y no hay más opción que la educación para la convivencia", afirmó, y añadió: "Mientras nazcan niños habrá que enseñarles valores para prevenirles de estos peligros. Cada generación deberá ser enfrentada a la posibilidad de participar en un conflicto".

Recortes en las subvenciones

En un encuentro con los medios, previo a la conferencia, Arsuaga explicó cómo afectarán los recortes en las subvenciones de la Junta de Castilla y León al yacimiento arqueológico de Atapuerca. Será en dos planos: en relación a la excavación, los principales gastos son los de residencia, manutención y transportes. El director del yacimiento explicó que se han podido «"amortiguar"»estas mermas en la financiación "reduciendo el tamaño de la excavación en algunos frentes y con las aportaciones de la Fundación Atapuerca. Es un recorte aceptable en las circunstancias actuales", reconoció. Del segundo plano, aún no se sabe nada. Los proyectos de investigación del Plan Nacional terminan este año, pero aún no se han hecho públicos los presupuestos.
Para Arsuaga, no hay duda de que el tercer frente de la institución, el Museo de la Evolución Humana, «"es un buen ejemplo de cómo la investigación debe ser considerada una inversión, en ningún caso una subvención, porque ésta es una partida para una actividad no productiva o rentable".
En relación a la polémica surgida, hace unas semanas, con el diario británico 'The Guardian', tras la publicación por parte de éste de un artículo que acusaba al científico de "distorsionar la teoría de la evolución humana con huesos mal datados", Arsuaga quitó hierro al asunto. Es un artículo que firmaría yo mismo en un 95%, excepto el titular con el que, por cierto, no estaba de acuerdo ni el autor del estudio al que se refería, Chris Stringer, afirmó. "Se puede decir: ‘¡Hay que ver, estos ingleses, cómo aprovechan!", bromeó. Más serio, aseguró que "hay polémicas mucho más importantes en el mundo científico".

El Museo Provincial de Palencia muestra los restos encontrados en el 'Pico Castro' de Dueñas (Palencia)

 
El delegado territorial de la Junta de Castilla y León, Luis Domingo González, ha acudido a la inauguración de la exposición temporal 'Pico Castro. Dueñas. Un lugar estratégico de la Edad de Bronce' en el Museo Provincial de Palencia.
La exposición muestra los materiales que han aparecido en una intervención arqueológica llevada a cabo en 2005 con motivo de la construcción de un nuevo parque eólico en Dueñas. En la excavación, de aproximadamente dos hectáreas, han aparecido 150 hoyos o fosas de forma circular en el subsuelo rocoso del cerro. Los restos situados por encima del nivel del suelo, último testimonio superviviente de un antiguo poblado, habrían sido destruidos por la acción de los arados a lo largo de los siglos.
Los perfiles de los materiales encontrados son muy variados. En las diferentes fosas se han hallado desde restos humanos hasta un conjunto de cerámicas, que dan protagonismo a la exposición. En uno de los hoyos se han descubierto cinco molinos de granito todavía en uso, cuidadosamente apilados contra una pared. La excavación ha proporcionado desde grandes ollas a pequeños vasos, además de una aguja de bronce junto a diversos fragmentos de cerámicas decoradas mediante las técnicas de 'boquique' y excisión.
Los hallazgos se datan en la Edad de Bronce Final, en torno al 1.200 antes de Cristo, en el periodo conocido como Cogotas l.
La exposición podrá ser visitada en el llamado espacio 'La Escalera', y concretamente, tres de estos objetos serán la pieza del mes del Museo durante los meses de julio y agosto, cuya presentación tendrá lugar el sábado 17 de Julio a las 12:30 en el Museo, por parte del arqueólogo Francisco Javier Abarquero.
 

martes, 3 de julio de 2012

II JORNADAS DE JOVENES ARQUEOLOGOS DEL VALLE DEL DUERO. 2012. (LEÓN)



EL PLAZO PARA LA RECEPCIÓN DE COMUNICACIONES SE AMPLIA HASTA EL 20 DE JULIO DE 2012

Debido al gran envio de comunicaciones que hemos recibido en los últimos días hemos decidio ampliar hasta el 20 de julio de 2012 la fecha tope para recibir los correspondientes resumenes para poder participar en las II Jornadas de Jóvenes Investigadores del valle del Duero, que se celebraran en el més de octubre en León.
Para todos aquellos que esten interesados en presentar una comunicación deben de enviar un email a: zamoraprotohistorica@gmail.com , con el título de la comuncación, su numbre, y un resumen de la misma.

Para más información: zamoraprotohistorica@gmail.com

Una nueva publicación presenta las últimas investigaciones sobre el Acueducto de Segovia (Segovia)

'El Acueducto de Segovia, de Trajano al siglo XXI' es el título del libro editado por la empresa municipal de Turismo de Segovia con motivo de la apertura al público del Centro de Interpretación del monumento ubicado en la Casa de la Moneda. Escrito por Santiago Martínez Caballero, conservador del Museo Provncial de Segovia y artífice de la puesta en marcha del centro didáctico, el libro tiene el objetivo de acercar al lector al Acueducto desde todos los puntos de vista, como icono, como infraestructura hidráulica, por sus aspectos históricos, artísticos, técnicos y sensitivos, según ha comentado este jueves la concejala de Patrimonio Histórico y Turismo, Claudia de Santos.
Esta publicación, de la que han sido editados 1.500 ejemplares que están a la venta al precio de 10 euros en todos los centros de turismo, incluye «aportaciones relevantes que van a suponer una revolución para los estudiosos», según De Santos. Una de ellas es que analiza dos etapas de funcionamiento del Acueducto, una primera desde el siglo II hasta una época indeterminada, y una segunda desde el siglo XI hasta mediads o finales del siglo XX. Además, ha añadido la concejala, «otra teoría que desmonta es que de ningún modo fue construido para llevar agua a un pequeño campamento hasta el Alcázar», donde no llegó hasta el siglo XI en la zona de las Canonjías, sino hasta el desaparecido Castellum Aquae que estuvo situado en las inmediaciones del Postigo del Consuelo.
Desde el punto de vista técnico, la publicación analiza todas las transformaciones del monumento «y deja claro que el Acueducto es una suma de componentes y construcciones que se superponen, que a veces ocultan o han eliminado la obra romana», ha señalado De Santos.
Granito del berrocal de Ortigosa
El libro incluye el resumen del estudio petrográfico encargado hace dos años por el Ayuntamiento para esclarecer el origen de la piedra de los sillares y, según la concejala, «es concluyente: no procede de los bolos de granito superficiales de la zona de Magullo o próxima al monumento, la mayor parte es granito del berrocal de Ortigosa del Monte, lo que engrandece el monumento por lo que supone el transporte del material».
Estructurada en cuatro partes para dar cabida a los diferentes aspectos del monumento, la obra de Santiago Martínez comienza con la de 'Camino del agua, camino del hombre', que permite realizar un viaje histórico desde el origen del Acueducto, la evolución de su construcción, sus usos y funciones. La segunda, 'Fascinación', trata del poder que la imagen del Acueducto ha generado en los hombres durante sus casi dos mil años de existencia; la tercera, 'Construir y descubrir', es un examen del funcionamiento de la infraestructura (análisis de los principios técnicos de su construcción, sus dispositivos de captación, transporte y distribución), y la última, 'La Piedra, el Agua y la Ciudad', está dedicada a imágenes del monumento que representa a la ciudad desde hace siglos.
En la Ceca
Esta imagen icónica del monumento y su representación en todas las marcas de acuñación de las monedas acuñadas en Segovia desde las que realizó a partir de 1454 vieja Ceca situada junto a la plaza de Avendaño, es una de las justificaciones para instalar en la Real Casa de la Moneda el Centro de Interpretación del Acueducto. Claudia de Santos ha indicado que el centro está en la Ceca como «homenaje» a la vinculación del Acueducto con la marca de ceca «que dio la vuelta al mundo y se convirtió en todo un símbolo de Segovia».
Haciendo honor a esta centenaria relación, ha añadido, este moderno espacio interactivo y multimedia de unos cien metros cuadrados busca el conocimiento y la «implicación emocional» de los visitantes a través de seis ámbitos. Con el agua como hilo conductor en todo el complejo del Real Ingenio, la recepción traslada al contexto histórico, a la sección 'Aqua ducere', que contiene una maqueta del monumento, y recorre los veinte siglos de historia para concluir con una audiovsual de cuatro minutos sobre «el tercer río» de Segovia.
Visitas guiadas
Con motivo de la apertura del centro de interpretación, la Empresa Municipal de Turismo de Segovia ofrece varias visitas guiadas con el Acueducto como elemento protagonista. 'Conoce el Acueducto', una visita que recorre exclusivamente este monumento; 'Patrimonio de la Humanidad', para conocer los méritos fundamentales que acreditan este nombramiento en 1985; y la dedicada al 'Azud del Acueducto', para descubrir el origen de la obra hidráulica en el Río Frío. Estas visitas se comercializan a través de la Central de Reservas de Segovia, situada en el Centro de Recepción de Visitantes de la plaza del Azoguejo.
 
Click here to find out more!

Recuperan parte del genoma de dos cazadores-recolectores que vivieron en León hace 7.000 años (León)


CSIC/CGP/DICYT Un equipo de científicos dirigido por el investigador del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) Carles Lalueza‐Fox, ha recuperado por primera vez parte del genoma de dos individuos que vivieron durante el Mesolítico, hace 7.000 años. Los restos proceden del yacimiento de La Braña‐Arintero, ubicado en Valdelugueros (León). Los resultados del estudio, que se publican en la revista Current Biology, señalan que las poblaciones ibéricas actuales no proceden genéticamente de esos grupos.
El Mesolítico, enmarcado entre el Paleolítico y el Neolítico, se caracteriza por la llegada de la agricultura, procedente del Próximo Oriente. El genoma hallado es, por tanto, el más antiguo de la Prehistoria, y supera a Ötzi, El Hombre de Hielo, en 1.700 años.
Los investigadores han recuperado asimismo el genoma mitocondrial completo de uno de los individuos, con el que se ha determinado que durante el Mesolítico las poblaciones europeas eran muy uniformes genéticamente. “Estos cazadoresrecolectores compartían hábitos nómadas y tenían un origen común. A pesar de su distancia geográfica, individuos de las regiones que corresponde en la actualidad a Inglaterra, Alemania, Lituania, Polonia y España, compartían el mismo linaje mitocondrial”, detalla Carles Lalueza‐Fox, del Instituto de Biología Evolutiva, centro mixto del CSIC y la Universidad Pompeu Fabra.
Los datos genómicos, que representan el 1,34% y el 0,5% del total del genoma de los dos individuos, muestran que no están directamente relacionados con las poblaciones actuales de la Península Ibérica. Los ibéricos del Mesolítico se hallaban más cerca de las poblaciones actuales del norte de Europa, que podrían haber asimilado parte del legado genético de estos cazadores‐recolectores.
El yacimiento de La Braña‐Arintero fue descubierto de forma casual en 2006. El arqueólogo de la Junta de Castilla y León Julio Manuel Vidal Encinas, que también participa en el estudio, lo excavó posteriormente. La cueva, por su localización en una zona fría y montañosa, es un lugar propicio para la buena conservación del ADN de los dos individuos descubiertos en su interior.
Los restos más antiguos de la Prehistoria
“Hasta el momento, solo disponíamos de un genoma de la prehistoria europea, el de Ötzi [bautizado también como el Hombre del Hielo], del Neolítico. Su momia, perteneciente a un hombre que vivió hace 5.300 años, fue descubierta en los Alpes del Tirol, en la frontera entre Austria e Italia. La Braña‐Arintero ofrece una oportunidad única de obtener genomas anteriores al neolítico”, destaca el investigador del CSIC.
Según señala Lalueza‐Fox, este es un primer resultado, ya que la intención del equipo es recuperar el genoma completo de estos individuos y compararlo con el del ser humano moderno. “La llegada del Neolítico comportó un reemplazamiento de poblaciones y pudo provocar cambios genéticos en genes asociados a nuevas enfermedades infecciosas y en genes metabólicos ligados a los cambios en la dieta, por lo que la información que aporte ese genoma será muy importante”, avanza el investigador del CSIC.


CSIC/PAD/DICYT Fabricado con madera de tejo (Taxus Baccata) y de 1,08 metros de longitud. Estas son las características del arco más antiguo del Neolítico descubierto hasta la fecha, que ha sido recuperado en el yacimiento arqueológico de La Draga (Girona). El Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) ha participado en el hallazgo de esta pieza cuya datación estima su origen hace entre 7.400 años y 7.200 años.
El investigador de la Institución Milá y Fontanals del CSIC Xavier Terradas, lo considera un hallazgo “muy importante ya que puede aportar nuevas perspectivas para comprender cómo eran las primeras comunidades humanas”.
El comienzo del Neolítico está marcado por el inicio del sedentarismo y la sustitución de la caza y la recolección por la agricultura y la ganadería. Terradas, en representación del equipo de investigación, explica: “Dado el poco peso de la caza en estas comunidades, el hallazgo de esta pieza podría atribuir su uso a otras cuestiones como el prestigio y la defensa”.
Aunque existen registros de arcos más antiguos en el norte de Europa, atribuibles al paleolítico y mesolítico, sus características difieren de las que dominarán la construcción de estas herramientas a lo largo de la historia, ya que no están fabricados con madera de tejo como suele ser lo habitual.
Otros arcos neolíticos más recientes, la mayoría del centro y el norte de Europa, también fueron fabricados a partir de la madera de éste árbol. Según Terradas, “esta tradición se irá incrementando a lo largo de la historia”. El equipo de investigación descubrió previamente fragmentos de otros dos arcos de similares características, “este es, por tanto, el conjunto arquero más antiguo del neolítico”, añade.
La madera de tejo es ampliamente utilizada en arquería por su flexibilidad y resistencia. De entre los diferentes restos hallados en el yacimiento, Terradas explica que “sólo los arcos, y algún otro objeto, fueron fabricados con este material, lo que sugiere que su uso estaba reservado a la construcción de estas armas”. Por su parte, la cuerda, que no ha logrado conservarse, estaría probablemente fabricada con tendones o algún otro tipo de fibra de origen animal.

Un yacimiento único
Los humanos que ocuparon el asentamiento de La Draga, lo hicieron de forma prácticamente continua a lo largo de unos 400 años. El yacimiento alberga, por tanto, numerosas claves para el estudio de las formas de vida de las primeras poblaciones neolíticas. Terradas asegura que, además, “sus singulares características lo convierten en un campo de estudio excepcional”.
Parte de La Draga, de unos 8.000 metros cuadrados de superficie en total, correspondía a una playa neolítica que actualmente se encuentra sumergida bajo las aguas del lago de Banyoles. El investigador del CSIC explica: “El hecho de que las aguas freáticas cubran en gran medida los niveles arqueológicos, ha permitido que se den unas condiciones anaeróbicas que han favorecido la conservación de la materia orgánica, lo que lo convierte en un yacimiento único”. Además, pertenece a uno de los asentamientos “más antiguos y con mayor continuidad del Neolítico peninsular”, añade.
Entre los restos encontrados destacan las 24.500 piezas de fauna que indican un consumo mayoritario de vaca, cerdo, oveja y cabra, base de la dieta mediterránea actual y que, a su vez, retrata el gran peso de la ganadería en esta sociedad. Terradas explica: “Los restos también sugieren la existencia de procesos para la obtención de la leche y constituirían una de sus evidencias más antiguas”.
El yacimiento también ha revelado la presencia de 168 utensilios diversos fabricados con diferentes maderas como mangos de hoz, palos cavadores, puntas de proyectil, cucharones y peines, entre otras herramientas. Por su parte, el registro vegetal está compuesto por más de 300.000 semillas cereales, así como de otras leguminosas como la lenteja y el guisante, lo que describe el también importante papel de la agricultura en la comunidad.
Todos estos hallazgos han tenido lugar gracias a varias campañas de investigación, financiadas por el Departamento de Cultura de la Generalitat de Catalunya y el Ministerio de Economía y Competitividad. Actualmente, el equipo de excavación está liderado por el Museo Arqueológico Comarcal de Banyoles y cuenta con la colaboración de investigadores de la Universidad Autónoma de Barcelona, el Museo Nacional de Arqueología de Cataluña y el Centro de Arqueología Subacuática de Cataluña.