sábado, 29 de diciembre de 2012

Castillo de los Sarmiento (Fuentes de Valdepero, Palencia)

 
La historia del Castillo de Fuentes de Valdepero está íntimamente ligada al linaje de los Sarmiento.
Ya en el S. XIII aparecía la familia Sarmiento como rica hacendada vinculada a Villarramiel, Lomas y el Valle de la Cueza.
En 1428 era Señor de la Villa de Fuentes de Valdepero Don Diego Pérez Sarmiento Adelantado Mayor de Galicia.
El 15 de noviembre de 1442 fue nombrado Conde de Santa Marta por el Rey Juan II y en 1465 renunció al Adelantamiento de Galicia, a favor de su hijo Don Bernardino. Precisamente es entre estos años, 1442-1465, cuando hay que situar las obras de edificación del Castillo en su construcción inicial, cronología corroborada en las prospecciones arqueológicas realizadas a raíz de las obras de rehabilitación del Castillo que sitúan en el S.XV.
Estas fechas concuerdan con las dos inscripciones que portan sendos escudos con las armas de la familia Sarmiento en el cubo sudeste: El reparto de los bienes dejados por Don Diego Pérez Sarmiento tras su muerte, fue la razón por la cual la villa de Fuentes de Valdepero dejó de formar parte de las posesiones del Adelantado Mayor de Galicia y Conde de Santa Marta y pasó a manos de una de las ramas colaterales de los Sarmiento Andrés de Ribera II, señor de Fuentes, fue el trágico protagonista de uno de los hechos más relevantes en la historia del Castillo; en enero de 1521 sufrió en el Castillo el asedio de los Comuneros a las ordenes del Obispo Acuña a quien permitió la entrada en la fortaleza tras negociar una capitulación honrosa que el Obispo traicionó, apresando a toda su familia y saqueando todo lo de valor que había.
El Castillo permaneció en poder de los comuneros hasta finales de abril de 1521, después de que fueran derrotados en la Batalla de Villalar.
El ataque comunero y los sucesos posteriores debieron provocar tal impresión en Andrés de Ribera que cuando acometió las obras de reparación de los desperfectos causados por los comuneros en la fortaleza, la remodeló, probablemente con el objeto de hacerla inexpugnable, hasta el punto que se engrosaron sus muros de forma excesiva, se achicaron puertas y ventanas, quizá de manera desproporcionada y anacrónica. Es por tanto en estas fechas, después de 1521, cuando se realizó la siguiente fase constructiva del castillo.
En 1531, se vendió el Castillo y el señorío de Fuentes a Don Diego de Acevedo; la siguiente transmisión de la propiedad es a su hija, Doña Juana de Acevedo y Fonseca. Siendo ésta Señora de Fuentes, en el año 1572, el Rey Felipe II instituyó en título Condal en ella, así pues fue la primera Condesa de Fuentes de Valdepero.
Tras sucesivas transmisiones, en 1739 el Castillo y el título condal pertenecían a Doña María Teresa Álvarez de Toledo, con quien entroncó con la Casa de Alba, que en la actualidad sigue detentando el titulo de Condesa de Fuentes de Valdepero en Doña Cayetana Fitz James Stuart, Duquesa de Alba.
La propiedad del Castillo sin embargo se desvinculó de la Casa de Alba en 1874 por venta de Don Jacobo Fitz James Stuart.

No hay comentarios: