miércoles, 28 de noviembre de 2012

Patrimonio decide si deja bajar a la cripta de la Catedral por una burbuja (León)


La Comisión de Patrimonio puede poner hoy punto y final a años de polémicas durante los cuales la cripta de la Catedral, que esconde los restos de la Porta Principalis Sinistra y las termas romanas, ha permanecido sellada para los leoneses. Esta zona del yacimiento de la Legio VII permaneció abierta durante dos meses —entre julio y septiembre— del año 2006 y se convirtió en uno de los focos turísticos más importantes de la ciudad, acogiendo alrededor de 30.000 visitantes. Sin embargo, ese mismo año volvió a cerrarse y desde entonces ha permanecido clausurada. Si en un principio la cripta se mantuvo cerrada a causa de una supuesta deuda con la constructora, en la actualidad la causa de que la cripta permanezca en el limbo está en las malas condiciones en las que se encuentran los accesos al interior. Y es que la gran puerta metálica que da entrada a esta urna arqueológica está deteriorada y dilatada por la lluvia y la humedad.
Rechazado en la ponencia
La concejalía de Urbanismo ha presentado un proyecto en la Junta para modificar los accesos que, según ha declarado la edil delegada, Belén Martín Granizo, cuenta con el visto bueno del arquitecto del plan director de la Catedral, Mariano Sáenz de Miera. El plan se basa en la construcción de una burbuja de cristal, una obra que evita tocar los vestigios y que, al tiempo, los mantiene protegidos.
Sin embargo, y según ha podido saber DIARIO DE LEÓN, la ponencia técnica celebrada la semana pasada informó de manera negativa este proyecto. Si los miembros de la Comisión reunidos hoy bajo la presidencia del delegado de la Junta, Guillermo García, siguen las pautas de la ponencia, el Ayuntamiento tendrá que presentar una alternativa en un mes.
El concejal de Cultura, Juan pablo García Valadés, se comprometió hace un año a reabrir la cripta en menos de doce meses y hacía hincapié en que se trataba de una actuación «totalmente viable». Y es que las tres criptas de la anunciada en su momento como ‘ruta romana’ —formada por varios sótanos con restos romanos y por las murallas y otras construcciones visibles a simple vista—, se encuentran cerradas al público, y sólo una de la calle Cascalerías es visitable.
 

No hay comentarios: