martes, 23 de octubre de 2012

La última curva de Zamora Románica (Zamora)


JOSÉ MARÍA SADIA
 
El programa cultural Zamora Románica acaba de cerrar su cuarto ejercicio de actividad y última ya la relación de proyectos que restan para poner fin a la primera fase del plan financiado por la Junta de Castilla y León. Tal y como avanzó el director regional de Patrimonio, Enrique Sáiz, las obras se alargarán hasta los primeros meses de 2013. Este apéndice temporal tendrá como objetivo finalizar y rematar las obras en cuatro iglesias, emprender nuevos proyectos en otras cuatro y ejecutar varias intervenciones en los entornos de otros tantos templos.
El epílogo de esta primera fase „se adivina una segunda, pero se desconocen los detalles„ supone una prolongación temporal de los trabajos, pero no del presupuesto. En realidad, al plan le quedan por ejecutar unos 400.000 euros correspondientes a los más de seis millones que la Administración regional anunció y concedió en 2008, cuando arrancaron las actuaciones.
Lo próximo es el remate de las obras que están en marcha desde hace meses. Es el caso de Santa María la Nueva, uno de los edificios que se han beneficiado de una intervención más completa y profunda, lo que ha permitido avanzar en el estudio de su pasado. Libre ya del andamiaje, falta por ejecutar el solado del templo y también el nuevo sistema de iluminación, actuaciones que habrán de ejecutarse al mismo tiempo. En el exterior, los responsables prevén la colocación de contrafuertes para favorecer la estabilidad del edificio.
Será entonces cuando la iglesia sea devuelta a su actividad rutinaria con el regreso de Jesús Yacente y la instalación, en el interior, de las piezas procedentes del antiguo artesonado mudéjar. Actualmente, los fragmentos de la antigua techumbre se encuentran en la ermita de Los Remedios, donde han sido sometidos a la consolidación de las pinturas. El artesonado será «musealizado» en el interior de la base de la torre.
En el caso de San Cipriano apenas quedan «15 días de trabajo» para finalizar la intervención, aseguran los responsables. Las obras para dotar de mayor accesibilidad el entorno y el mirador están prácticamente finalizadas. Los zamoranos que recorren diariamente esta zona han advertido la colocación de protectores en el suelo para evitar el estacionamiento de vehículos y dejar exenta de obstáculos la iglesia. También están a punto de finalizar los trabajos en la capilla de la Soledad de Santa Lucía, cuya rehabilitación interior está «prácticamente ejecutada». Asimismo, quedan varias tareas en la nave sur de Santa María de la Horta para dar por concluida su puesta en valor.
En cuanto a los templos nuevos que se incorporan al programa en los próximos meses „las actuaciones ya fueron anunciadas„ figuran San Vicente, San Claudio de Olivares, San Isidoro y San Juan, punto y final del programa. El primero de ellos no es del todo nuevo „ya se ejecutaron varios trabajos a primeros de año„, aunque ahora se trata de ejecutar el proyecto ya redactado sobre la torre y la fachada norte, esta última como mejora aportada por la empresa. Recomponer las líneas compositivas y limpiar los muros son parte de las tareas. También será restaurada la rica (aunque deteriorada) portada, un trabajo que coincidirá con la restauración de este mismo elemento en San Claudio de Olivares.
Por último, cabe citar los templos románicos de San Isidoro y San Juan. En el primer caso, aún no está perfilada la actuación que se llevará a cabo para mejorar una iglesia que «está bastante bien conservada». En cuanto a San Juan, será la actuación final „con un carácter simbólico por concluir en el centro de la capital y consistirá en la mejora de la fachada sur, la que ve salir cada Sábado Santo a la Virgen de la Soledad.
 

No hay comentarios: