miércoles, 10 de octubre de 2012

La iluminación de la galería de Orellán descubre signos mineros primigenios (León)


La iluminación de la galería de Orellán, uno de los principales hitos patrimoniales y turísticos del corazón de Las Médulas, no sólo mejorará a partir de ahora el recorrido de las visitas por el paraje berciano Patrimonio de la Humanidad. La culminación del proyecto de accesibilidad después de seis meses ha permitido sacar a la luz asimismo algunas de las marcas originales de los trabajos mineros que se realizaban en el antiguo yacimiento aurífero romano con punterolas, picos y martillos.
«Se incrementa de este modo el interés histórico de la visita», resaltó ayer la secretaria de la Fundación Las Médulas, Jimena Martínez. La entidad ha dado por concluidas oficialmente las mejoras en las galerías de Orellán, producto sobre todo del efecto de los impresionantes flujos de agua procedentes de la red de canales que se empleaban para la extracción del oro.
En las obras se han invertido más de 82.000 euros. Con dicho presupuesto no sólo se ha dotado de iluminación de seguridad al interior de la red de minado. También se ha instalado una nueva señalización interpretativa que facilita un recorrido autoguiado por el subterráneo con información científica y fidedigna.
En el terreno patrimonial los trabajos ejecutados han permitido abrir al público un nuevo ramal de galerías de más de 30 metros —antes cerrado al público por motivos de seguridad— y que es donde ahora se pueden apreciar esas marcas primigenias de las labores mineras que datan de hace dos mil años.
Aunque la intervención se da por culminada institucionalmente, hace ya más de una semana que los visitantes disfrutan de las mejoras y novedades mencionadas. El proyecto ha sido dirigido y coordinado por la Fundación Las Médulas, pero está subvencionado por la Secretaría de Estado de Cultura.
La galería de Orellán, a la que los turistas acceden por el municipio de Borrenes, cuyo Ayuntamiento mantiene la concesión de la explotación económica de los recorridos, desemboca en un impresionante balcón sobre el vacío desde el que se disfruta de una de las panorámicas más privilegiadas de los picachos medulianos.
La iluminación dentro de la galería de Orellán se genera de manera sostenible a través de energía procedente de un sistema de placas solares. Esta ruta subterránea está abierta a los visitantes todos los días de la semana, en jornadas de mañana y tarde, salvo los martes.
 

1 comentario:

Martin dijo...

Para reflexionar y debatir acerca de la mineria en santa cruz: http://mineriasantacruz.fwd.com.ar/