jueves, 28 de junio de 2012

Los trabajos de excavación en Numancia se centrarán este verano en concluir la revisión del Cerco de Escipión (Soria)

 
El 10 de julio se inicia una nueva campaña de excavaciones en Numancia, que tiene como objetivo concluir la revisión del Cerco de Escipión, finalizando la excavación, iniciada el pasado año, de un supuesto torreón, que según Schulten podría formar parte del Cerco de Escipión. Estos trabajos, que se prolongarán hasta el día 29 del mismo mes autorizados por la Consejería de Cultura y Turismo, se realizan en el marco del Plan Director de Numancia de la Junta de Castilla y León, dirigido por el profesor Alfredo Jimeno Martínez, de la Universidad Complutense de Madrid.
Paralelamente se llevarán a cabo trabajos de prospección geofísica, con la ayuda técnica del Centro de Asistencia a la Investigación de Arqueometría y Análisis Arqueológico de la Universidad Complutense, entre los campamentos de Travesadas y Valdevorrón, para obtener información más concreta sobre esta zona.
Finalmente, se completará con GPS la documentación topográfica del conjunto del Cerco, para ajustar y completar los planos a las posibilidades tecnológicas actuales y se realizará un tratamiento del conjunto de la información a través de un sistema de información geográfica (SIG).
El equipo estará compuesto por diez personas entre técnicos, becarios y alumnos de la Universidad Complutense y de otros centros universitarios. Estos trabajos cuentan con el apoyo y la colaboración de la Junta de Castilla y León, la Universidad Complutense de Madrid, Caja Rural de Soria y la Asociación Cultural Celtibérica Tierraquemada de Numancia-Garray.
La campaña de excavaciones desarrollada el pasado año se centró en el Cerco Romano de Escipión en torno a la ciudad celtibérica, revisando el modelo de cerco planteado por el profesor Adolf Schulten a principios del siglo XX. El proyecto se inició en 2010, en el tramo que discurre entre los campamentos de La Dehesilla y el Alto de Real, y en la campaña de 2011 se abordó el reconocimiento del tramo comprendido entre el campamento de El Castillejo y el cerro de Peñas Altas.
Los trabajos de prospección convencional se simultanearon con la excavación de algunos cortes realizados en aquellas zonas donde la prospección geofísica aportaba indicios de alteración, lo que permitió documentar una gran abundancia de restos arqueológicos entre los campamentos de Travesadas y Valdevorrón, que muestran una intensa actividad militar en esta amplia zona que, a su vez, controlaba una gran superficie pantanosa.
Los trabajos se apoyaron por labores específicas de fotografía aérea convencional y de infrarrojos, así como el empleo de técnicas geofísicas, a través de un georradar de última generación a cargo del C.A.I. de Arqueometría y Análisis Arqueológico de la Universidad Complutense, que sirvieron para desestimar la entidad de algunos lugares propuestos como campamentos.
Los cortes realizados en la zona Peña Judía y Travesadas permitieron aportar nueva información y la recogida de muestras polínicas y de sedimentos para la reconstrucción paleoambiental del entorno de Numancia, complementarias a las que en los años anteriores fueron tomadas en el campamento de El Castillejo y Numancia. Se realizó la limpieza, excavación y documentación de una construcción de piedra con potente basamento, excavada por el profesor Schulten, para determinar si corresponde o no al dispositivo del cerco romano, trabajos que concluirán en la campaña que se inicia en quince días.
 

No hay comentarios: