sábado, 23 de junio de 2012

Los restos romanos de El Beneficio ya son Bien de Intéres Cultural (Madrid)

Tito Livio narra la primera referencia conocida sobre la presencia de la civilización del Tiber en Madrid. El historiador de Patavium relata la huida en el 75 a.C. hacia Valencia del rebelde Quinto Sertorio, que contaba con el apoyo de la población indígena, ante los ejércitos de Cneo Pompeyo Magno y Quinto Cecilio Metelo. En su historia menciona el asentamiento de Complutum, posiblemente carpetano, y la mansio de El Beneficio era una parada obligatoria pues discurria por la calzada Antonina.
Los restos arqueológicos romanos de El Beneficio de Collado Mediano han sido declarados Bien de Interés Cultural por la Comunidad de Madrid. Las ruinas se componen de una posada y un trazado viario empedrado en el que se han encontrado cerámica y monedas. El periodo de esplendor de este edificio fue el siglo IV d.C. y se compone de una gran planta cuadrangular de 200 metros cuadrados, y está compartimentada en varias habitaciones. Ya han salido a la luz las termas, la cocina y un patio distribuidor. Se estima que la mansio fue violentamente destruida a principios del siglo V d.c, y  aunque posteriormente tuvo un uso residual como vivienda, y después como necrópolis, fue abandonada totalmente en el siglo VI d.C. El edificio del yacimiento arqueológico de El Beneficio y su calzada están asociados al itinerario XXIV de Antonino, que enlazaba Emerita Augusta (Merida) con Caesaraugusta (Zaragoza).
La Comunidad de Madrid posee otros yacimientos importantes como Complutum (Alcalá de Henares), la casa romana de Hyppolitus, la villa romana de Valdetorres, el mausoleo de Arroyomolinos y el monumento rupestre de Piedraescrita.
Poco después de la guerra entre Sertorio y Pompeyo comenzó la romanización de la zona, que era un punto estratégico clave por ser nudo de comunicaciones en el centro de la península. Por la dehesa madrileña discurrían importantes calzadas como la Vía Augusta Emerita-Caesaraugusta, la Vía Antonina, la que recorría Daganzo, Valdetorres y Talamanca y la que tenía como obejtivo final la costa levantina.
Más de cien años después, en el 75 d.C. Vespasiano convirtió mediante edicto a Complutum en municipio y posteriormente  en sede episcopal. Las civilizaciones que repoblaron la zona se asentaron posteriormente basándose en la planificación romana.
El asentamiento romano de Collado Mediano se ubica en la Carpetania, poblada por gente menos belicosa que sus vecinos lusitanos o vacceos. De hecho los carpetanos, cuyo núcleo más importante se encuentra en el Llano de la Horca colaboraron con los invasores romanos, a diferencia de los otros pueblos ibéricos.
Su declaración como zona arqueológica permitirá redoblar los esfuerzos para su restauración, que comenzó en el 2003.
Carlos de Lorenzo

Fuente: El Mundo: http://www.laaventuradelahistoria.es/2012/06/22/los-restos-romanos-de-el-beneficio-ya-son-bien-de-interes-cultural.html

No hay comentarios: