jueves, 31 de mayo de 2012

Aniversario del sarcófago que impulsó el estudio de la historia fenicio púnica (Cádiz)

Preside con aire señorial la sala de restos arqueológicos del Museo Provincial de Cádiz, que hace 125 años inauguró, cuando fue descubierto entre barro y rocas en unas excavaciones en los antiguos terrenos de los astilleros gaditanos. El sarcófago fenicio antropoide masculino apareció el 30 de mayo de 1887 durante unas obras en la zona conocida como Punta de Vaca para levantar el pabellón de la Exposición Marítima Nacional.
Su hallazgo supuso la creación del Museo Arqueológico de Cádiz -fue su primera pieza- y profundizó en la historia de los antiguos pobladores de Gadir. Su grado de conservación, pese a datar de la época púnica, 400 años antes de Cristo, sorprende al visitante, además de su tamaño. Con una longitud de 2,19 metros y 81 centímetros de anchura, el sarcófago alojaba los restos de un fenicio de clase social alta o incluso con algún tipo de cargo, pese a que se hacía acompañar por poco ajuar en su viaje a la otra vida.
Representa a un personaje masculino maduro, con cabello y barba bien arreglados, que sostiene en su mano izquierda una granada y en la derecha una corona de flores pintada. El personaje va cubierto por una túnica bajo la cual aparecen los pies desnudos.
El trabajo de la piedra indica la labor de un artista griego o fenicio muy helenizado, buen conocedor de las técnicas de los grandes maestros del arte clásico del siglo V a.C. Para celebrar su hallazgo, el Museo gaditano ha abierto las puertas a los escolares, que han participado en los actos organizados con tal fin. Han pintado, decorado y plasmado su particular visión del sarcófago fenicio masculino antropoide.
Una fiesta de cumpleaños para una pieza que sentó las bases de futuros hallazgos arqueológicos y, sobre todo, su conservación. Con el sarcófago antropoide masculino "se despertó el interés por la historia fenicio púnica de España", según Juan Alonso de la Sierra, director del Museo Provincial de Cádiz.
Casi un siglo después de su hallazgo, en 1980, se encontró un el sarcófago femenino, con el que descansa como pareja, aunque no tuvieron ningún tipo de relación, ya que fue localizado en puntos muy distantes de la ciudad, además de datar del 470 antes de Cristo.
La conocida como 'Dama de Cádiz' apareció durante unas obras en la antigua calle Ruiz de Alda, en lo que había sido la casa de Pelayo Quintero, arqueólogo y director del Museo de Bellas Artes de Cádiz entre 1918 y 1946, quien precisamente pasó gran parte de su vida convencido de que en el subsuelo de la ciudad, en alguna parte, existía un sarcófago antropoide fenicio femenino. De hecho, dedicó parte de su existencia a buscarlo, pero falleció sin conseguirlo y sin saber que el sarcófago femenino descansaba justamente bajo sus pies.
La conservación de sarcófagos antropoides es escasísima. Únicamente se conocen los de Sicilia (Italia) y los hallados en la ciudad libanesa de Sidón, que se expone en el Museo de Louvre de París. La mayoría de los investigadores piensan que las piezas gaditanas son importaciones del Mediterráneo Oriental o del sur de Italia, lo que confirmaría el destacado papel de Gadir en el mundo fenicio. No obstante, también se ha defendido la existencia de un taller local .


No hay comentarios: