miércoles, 9 de noviembre de 2011

Los satélites detectan ciudades perdidas en el desierto de Libia (Libia)

El fin del conflicto armado en Libia va a permitir a arqueólogos británicos volver al suroeste del país, de donde tuvieron que salir en febrero pasado y donde están explorando los restos de una antigua e importante civilización, la de los garamantes, todavía muy desconocida. En esta fase de la exploración, el equipo dirigido por David Mattingly dispone de nuevas imágenes aéreas y desde satélite en las que han identificado más de 100 villas fortificadas, algunas con verdaderos castillos, que datan en su mayoría de los primeros cinco siglos de nuestra era. El proyecto de investigación está siendo financiado por el Consejo Europeo de Investigación (ERC) con 2,5 millones de euros durante cinco años, y cuenta también con la colaboración de organizaciones libias e internacionales.
"Estos yacimientos han sido ignorados durante el régimen de Gadafi", explica Mattingly, de la Universidad de Leicester], que lleva desde 1997 trabajando en la zona. "Los garamantes eran muy civilizados, vivían en villas grandes fortificadas como agricultores en los oasis. Era un estado organizado con ciudades y pueblos, un lenguaje escrito y tecnologías avanzadas. Fueron pioneros en establecer oasis y abrir rutas de comercio por el Sahara. Esta civilización es clave para que los niños libios conozcan su historia".
"Las imágenes por satélite nos han permitido cubrir una gran superficie. Las pruebas indican que el clima no ha cambiado desde entonces y podemos ver que en este lugar donde nunca llueve había muchas construcciones y se cultivaba la tierra", dice Martin Sterry, de la misma universidad, que ha analizado e interpretado las imágenes.
Algunos de los nuevos restos descubiertos que ya se han estudiado directamente son de castillos cuyas paredes en ruinas se elevan más de cuatro metros, en los que se pueden identificar viviendas y cementerios, además de pozos y sistemas de riego subterráneos a su alrededor. Además hay una rica variedad de pinturas rupestres en toda la zona.
Desde la invasión italiana de Libia, en los años treinta del pasado siglo, se están estudiando intemitentemente los restos en esta zona remota del país, alrededor de la antigua ciudad de Garaman (ahora Germa), pero solo en los últimos añosse ha podido calibrar la gran importancia de las ruinas y empezar a reconstruir el estilo de vida y la cultura de esta civilización perdida, mucho más avanzada y significativa en la historia de lo que las fuentes clásicas indicaban.

No hay comentarios: