jueves, 6 de octubre de 2011

Una pausa en el Teatro Romano (Cadiz)

Los obreros ya no están. La excavación y la investigación arqueológica en el Teatro Romano de Cádiz se han quedado sin actividad. La Dirección General de Bienes Culturales, de la Consejería de Cultura, ha optado por paralizar estos trabajos tras agotarse el dinero previsto. Para concluir la primera fase del proyecto hay que buscar otros 400.000 euros que se sumen a los 1,4 millones ya gastados. Hasta que se encuentren no se retomará la obra. La Junta espera que esta pausa en una de las principales inversiones de Cultura en la capital gaditana no sea demasiado larga.
La excavación en el Teatro Romano de Cádiz es un proyecto plagado de dificultades. Los expertos han podido destapar el 30% de la extensión del monumento, la parte mejor conservada. El resto se encuentra bajo edificios habitados en el barrio del Pópulo. El arquitecto Emilio Yanes ha diseñado un ambicioso programa de excavación bajo los inmuebles. Los primeros trabajos, casi terminados, adjudicados a la empresa sevillana Fonsan, han servido para consolidar las viviendas y locales hasta que el dinero se ha acabado.

La paralización de las excavaciones conlleva la de los trabajos arqueológicos coordinados por el profesor de la Universidad de Cádiz Darío Bernal, quien se mostraba ayer comprensivo y resignado. "Hay que entender que estamos en un momento de complicaciones económicas y la financiación de los proyectos es difícil. La actividad arqueológica está supeditada a la obra arquitectónica", detalló.

La delegada de Cultura en Cádiz, Yolanda Peinado, aclaró que la paralización es provisional. "Hemos invertido 1,4 millones de euros y el dinero previsto se ha agotado. Siempre dijimos que esta obra es muy especial y lo que ha ocurrido entra dentro de lo previsible. La Dirección General está de acuerdo en hacer una modificación presupuestaria para completar los 400.000 euros que hacen falta. Y confiamos en que se pueda resolver en un breve espacio de tiempo", explicó.

La obra se ha detenido cuando prácticamente se habían consolidado todos los edificios y cuando se iba a empezar a trabajar en el remate de los arcos, la construcción de bóvedas y la adecuación de toda la zona excavada para su examen arqueológico. Los 400.00 euros deben servir para acometer estas fases y para cerrar el proyecto de conservación y apertura al público. Es decir, rematar la obra para que pueda ser visitada. El teatro lleva más de un año cerrado. Falta también la musealización del centro de recepción en el barrio, que ya está listo pero sin contenido. "Está previsto darle contenido en los primeros meses de 2012", se comprometió la delegada.

El milimetrado presupuesto con el que se cuenta hace que las anunciadas siguientes fases de investigación del teatro, cuando se pueda excavar bajo los edificios del Pópulo ya consolidados, se vean a más largo plazo. "Lo que podamos terminar cuando se retome la obra servirá para dejarlo todo listo para futuras nuevas excavaciones", sostiene el director arqueológico. Estos trabajos han dejado ya visibles la parte inferior de la cávea (galería), un pasillo de conexión del graderío y gran parte de la orquesta (espacio situado delante de la escena). "Lo más interesante es que nos ha permitido descubrir qué ocurrió con el teatro desde que se construyó en el siglo I antes de Cristo hasta la época moderna". La Junta quiere hacer del Teatro en Cádiz un lugar clave para el Bicentenario de la Constitución de 1812 el año que viene. Pretende ser un referente turístico similar al de la Alhambra en Granada. Pero hasta que llegue el dinero esos deseos se han dado una pausa.

No hay comentarios: