miércoles, 29 de septiembre de 2010

El Castillón 2010 (Santa Eulalia de Tábara, Zamora)

video

Video sobre las excavaciones llevadas a cabo en el castro de El Castillón (Santa Eulalia de Tábara, Zamora), durante el verano de 2010.

martes, 28 de septiembre de 2010

RÍA DE HUELVA (HUELVA)

El conjunto de la Ría de Huelva fue descubierto en el año 1923, a una profundidad de entre 7,30 m y 9,50 m.
Entre los numerosos materiales que forman parte de este conjunto destacan 83 espadas, 57 remaches de las cachas de las empuñaduras de las espadas, 24 puñales, 87 untas de lanza, 59 regatones, 15 puntas de flecha y uno o dos cascos. Como elementos ligados al adorno y vestido personal: 7 fíbulas de codo, 4 torques, 2 broches de cinturón, 10 botones, 10 anillas o eslabones y varias agujas.
El conjunto de la Ría de Huelva fue interpretado inicialmente como el cargamento de un barco de chatarra llegado de fuera y destinado a la refundición, del mismo modo que los depósitos llamados de fundidor. Sin embargo, la homogeneidad de las aleaciones y de los tipos de piezas que lo componen hace que se rechace actualmente esta interpretación, porque un detallado estudio de los lugares de aparición de armas similares a las de Huelva, en la Península, demuestra cómo éstas eran arrojadas a las aguas en lugares estratégicos o enterradas junto a vados y lugares de obligado paso, como ofrenda votiva, funeraria o no, de armas a las aguas.

Para más informcación: Museo de Huelva: http://www.museosdeandalucia.es/cultura/museos/MHU/?lng=es

viernes, 24 de septiembre de 2010

GRANDES ARQUEÓLOGOS: HERMANFRID SCHUBART


Hermanfrid Schubart (1939, Kassel, Alemania) curso sus estudios en las universidades alemanas de Greifswald y Lepzig, doctorándose en la Universidad de Greiswald en 1955, con una Tesis sobre la Edad del Bronce en Mecklenburgo.
Desarrolló su actividad docente en las Universidades de Greiswald y Munich, en Alemania.
De 1957 hasta 1959 fue colaborador del Instituto de Prehistoria y Protohistoria da Deutsche Akademie der Wissenschaften.
Desde 1981 hasta 1994 fue Director del Instituto Arqueológico Alemán de Madrid.
Ha sido nombrado Doctor Honoris Causa por las Universidades de Oporto y Madrid.
Desarrolló gran parte de sus investigaciones en la Península Ibérica, participando en excavaciones como las de Zambujal (Portugal).

Bibliografía:

Schubart, H.: La Cerámica argárica en la estratigrafía de Fuente Álamo: campañas de 1977 - 1982. SPAL: Revista de prehistoria y arqueología de la Universidad de Sevilla, nº 13. 2004, pags: 35-82.
Schubart, H.: Toscanos y Alarcón, el asentamiento fenicio en la desembocadura de la ría de Vélez: excavaciones de 1967 - 1984. Cuadernos de arqueología mediterránea, nº 8, 2002, pags: 1 - 251.
Schubart, H.: El Argar: vorbericht über die Probegrabung 1991: "mit 4 Textabbiidingen und Tafel 5-8". Madrider Mitteilingen, nº 34, 1993. Pags: 13 - 21.
Schubart, H.: Almizaraque y Zambujal como plazas portuarias de la Edad del Cobre. Verdolay: Revista del Museo Arqueológico de Murcia, nº 2, 1990, pags: 19 - 25.



jueves, 23 de septiembre de 2010

Puente a la Edad del Bronce (Zamora)

Puente a la Edad del Bronce (Zamora)

SUSANA ARIZAGA. Las catas arqueológicas efectuadas en el Campo de la Verdad han permitido documentar asentamientos de la Edad del Bronce, «restos de alto valor», desconocidos hasta ahora en la relación de los 19 yacimientos o restos aislados de épocas antiguas de la capital registrados en el inventario existente desde mediados de los años 80. En las excavaciones, encargadas a la empresa Strato por la Junta de Castilla y León con motivo de la obra del puente nuevo sobre el río Duero, han aparecido silos y otro tipo de elementos que sirven para reconstruir la forma de vida de aquellos pobladores primitivos del municipio. Esta es la principal novedad derivada de los trabajos que están a punto de finalizar, cuyo coste se presupuestó en 39.620 euros.
Se trata de descubrimientos «de mucha importancia», en palabras del delegado de la Junta en Zamora, Alberto Castro, que «ilusionan a los técnicos de Patrimonio», ya que se pueden observar silos, vestigios de viviendas y tumbas de la época. Hasta ahora en este enclave, inventariado en febrero de 2007, se tenía constancia de elementos característicos de la etapa del romano altoimperial, tardorromana y visigoda. Precisamente ahora se han localizado fragmentos de cerámica romana (vasijas y platos).
Lo que sí se conocía es que, por las características del lugar, el Campo de la Verdad era un enclave «óptimo para el asentamiento desde antiguo», tal y como se admite en el estudio previo a las prospecciones arqueológicas, dado que es una zona «muy fértil en la margen derecha del arroyo de Valorio y ligeramente sobreelevada respecto del caudal del mismo», sin dejar de lado la proximidad del río Duero, apunta el estudio arqueológico redactado para esta actuación.
Entre los hallazgos están los restos óseos de pobladores enterrados en la necrópolis de la iglesia románica del siglo XII de Santiago el Viejo o de los Caballeros, declarada Bien de Interés Cultural (BIC) por la Junta como monumento el 3 de junio de 1931, donde fue armado caballero el Cid Campeador, Rodrigo Díaz de Vivar, según consta en la documentación histórica que se refiere a este templo, del que se indica que se denominó de Santa María la Blanca en los últimos años del siglo X o principios del XI. La reseña menciona la cruz bizantina de bajo relieve (protegida por el Plan General de Ordenación Urbana), esculpida en una piedra circular e incrustada en la cerca de unas viñas a unos pasos de la ermita y que algunos historiadores consideran que procede del convento de San Francisco Sabuloso o Santa Clara la Real (también conocido como de Arenales), que se ubicaría en la finca «Viña de los Monteros» (en el camino de Gijón, en el barrio de Olivares), en las proximidades de Santiago el Viejo. La tradición cuenta, por otro lado, que la cruz marca el lugar donde Bellido Dolfos hirió al rey Sancho cuando cercó Zamora para arrebatársela a su hermana Urraca.
Los trabajadores y técnicos de Strato se han empleado a fondo, con la realización de cinco excavaciones, en el lugar en el que la historia sitúa el convento femenino de clarisas o franciscanas, de San Francisco Sabuloso, tarea con la que se ha tratado de determinar la existencia de restos de la construcción concluida en 1229, extremo sobre el que no ha trascendido información.
Strato ha efectuado otras catorce catas, doce en todo el trazado del tramo de la vía de conexión entre la carretera Comarcal 527 y la N-122; y otras dos donde se encuentra la denominada glorieta 1, limítrofe con la zona protegida del casco histórico de la capital. Los trabajos previos a las excavaciones que concluyen ahora se desarrollaron en enero de 2008.

Fuente: La Opinión de Zamora: http://www.laopiniondezamora.es/ultima/2010/09/23/puente-edad-bronce/465060.html

martes, 21 de septiembre de 2010

video

Video resumen de la Fundación Caja Rural de Zamora sobre las excavaciones realizadas por Jose Carlos Sastre Blanco y Óscar Rodriguez Monterrubio, dentro del Proyecto de Investigación y Difusión sobre el Patrimonio Arqueológico Protohistórico de la Provinciad de Zamora (P.I.D.P.A.D.Z.), en los castros de El Castillón (Santa Eulalia de Tábara) y Peñas de la Cerca (Rinegrito de Sanabria), en los años precedentes.

lunes, 20 de septiembre de 2010

VIÑALBO (FONTANILLAS DE CASTRO, ZAMORA)


El yacimiento de Viñalbo (Fontanillas de Castro, Zamora) se extiende por las laderas Norte y Oeste de un pequeño lomo erosionado por las continuas subidas y bajadas del nivel del embalse del río Esla. En su parte superior no se han documentado restos arqueológicos, al estar cubierto por arenas. Se sitúa cronológicamente entre el Calcolítico y el Bronce Final.
Entre los materiales recuperados en las laderas de este enclave destacan la presencia de cerámicas realizadas a mano, tanto lisas como decoradas, destacando entre las primeras las formas globulares y la gran variedad de cuenco, y entre las decoraciones la presencia de triángulos o cuadrados rellenos de punteados profundos, acanaladuras paralelas al borde o formando aspas o zing zags, y líneas cosidas, y por otro, la recuperación de diferentes piezas líticas consistentes en hachas pulimentadas, puntas de flecha, cuchillos y láminas con o sin retoque, elementos de hoz con denticulado irregular y un fragmento de variscita.

Fuente: Patrimonio Arqueológico y Monumental en el embalse del Esla (Zamora). Coord. Hortensia Larrén Izquierdo. Instituto de Estudios Zamoranos "Florian de Ocampo". Zamora. 2001

viernes, 17 de septiembre de 2010

TUMULO DE DISSIGNAC (FRANCIA)


El famoso Túmulo de Dissignac (Francia), se encuentra situado a tan sólo 5 kilómetros de la localidad francesa de Saint - Nazaire (Liore - Atlantique). Fue descubierto en el año 1873. Esta declarado como Monumentos Histórico desde 1877.
Cronológicamente este túmulo se sitúa dentro del periodo Neolítico, entre los años 4500-4000 a.C.
Ha sido objeto de diversas campañas arqueológicas llevadas a cabo por Jean L' Helgouach, entre los años 1970 - 1980. En estas excavaciones se recuperaron numerosas cerámicas neolíticas, además de documentar la presencia de diferentes motivos grabados en algunos de los ortoestatos de las cámaras funerarias.
Este túmulo posee unas grandes dimensiones, con 28 metros de diámetro y una altura de más de 3 metros.
Consta de dos cámaras funerarias a las cuales se accede por dos largos corredores o pasillos paralelos de más de 11 metros de longitud. Dado que la orientación del túmulo es hacia el sureste, en el solsticio de invierno el sol penetra en ambas cámaras.
Todo este túmulo funerario estaba cubierto por una gran cubierta por grandes piedras y ortoestatos. Gracias a los estudios que se han realizado sobre estas piedras se sabe que no son originarias de la zona, y que han sido trasladadas desde mas de 4 kilómetros de distancia.

martes, 14 de septiembre de 2010

TVE - El Castillón

video

Noticia sobre el yacimiento de El Castillón en el Infortivo Territorial de TVE.

domingo, 12 de septiembre de 2010

ROZA DAS MODIAS (VILALBA, LUGO)


El yacimiento que intentaremos conocer hoy se llama Roza das Modias y se sitúa en el monte Galde, en la parroquia de San Xoan de Alba perteneciente al término municipal de Vilalba, en Lugo. Integrado en la necrópolis de Muíño Pequeno, consta de ocho túmulos distintos. En tres de ellos podemos encontrar grabados que todavía pueden verse claramente al menos en uno.
El dolmen denominado Túmulo A o Roza das Modias 1, presenta una cámara poligonal formada por ocho ortostatos inclinados hacia el centro , conserva dos losas de cobertura y el inicio de un posible corredor . Con un diámetro de 12 m y una altura de aproximadamente 1’5 m, su interés reside en que en cuatro de sus ortostatos han sido grabadas líneas onduladas paralelas entre sí cuya interpretación ha llevado a los investigadores a vincular este tipo de diseños con figuras serpentiformes, relacionadas con la fertilidad, la inmortalidad y la eternidad; o representaciones de ríos que simbolizarían el fluir de la vida.
Aunque el ya descrito es el más relevante, también hay cazoletas en el Túmulo B o Roza das Modias 2 y más grabados sobre dos de los tres ortostatos que conforman el Túmulo C o Roza das Modias 3, enterrados in situ en la actualidad.
La importancia de Roza das Modias se demostró someramente durante el III Coloquio internacional de Arte Megalítico (A Coruña) en cuyo comunicado final se hizo un llamamiento para su conservación y puesta en valor que, desgraciadamente, todavía sigue en visos de realizarse. No obstante, a partir de 2008, desde el Museo de Prehistoria e Arqueoloxía de Vilalba se trabaja para la creación de una ruta que permita dar a conocer y profundizar en la investigación de éste y otros tres yacimientos significativos del municipio: el abrigo de Pena Grande, el menhir de Pena Chantada y el castro de Gondaísque.
Como dato anecdótico con el que poner fin a esta pequeña colaboración, quiero mencionar que Agustín Fernández Paz, escritor vilalbés galardonado con el Premio Nacional de Literatura Infantil y Juvenil, se inspiró en este yacimiento para escribir un cuento titulado A serpe de pedra en “Contos do Museo”, una publicación divulgativa del Museo Provincial de Lugo.

Hugo Lozano Hermida (Universidad de Santiago de Compostela)

sábado, 11 de septiembre de 2010

Sale a la luz una vivienda visigoda después de quince siglos bajo la sombra

EFE / Zamora

Decenas de arqueólogos han participado durante las últimas seis semanas en una excavación arqueológica en Santa Eulalia de Tábara (Zamora), en el castro de El Castillón, donde hubo una vivienda visigoda en la que han encontrado un suelo abaldosado y varias piezas de hierro y cerámica.

El director de la excavación, José Carlos Sastre, ha explicado este viernes a Efe que durante el mes de agosto y la primera quincena de septiembre se han centrado en "la tercera habitación de la vivienda visigoda", donde han encontrado "un nivel abaldosado y una pequeña estructura semicircular en la que se encontraría una pequeña tinaja, para contener líquidos y alimentos".

Este es el cuarto año consecutivo en el que decenas de jóvenes arqueólogos han participado en una excavación que forma parte del Proyecto de Investigación y Difusión sobre el Patrimonio Arqueológico Protohistórico de la Provincia de Zamora.

El principal objetivo de este proyecto es conocer de qué manera fue habitada esta zona durante los siglos IV, V y VI, en la Edad del Hierro y la Edad del Bronce.

La mayoría de objetos que han encontrado en esta ocasión son cerámicas de estos siglos, aunque también "han aparecido cuchillos y punzones de hierro, una herradura de caballo o vidrios decorados", ha detallado Sastre.

En los cuatro años de esta excavación han participado más de noventa arqueólogos de 22 universidades españolas y 11 extranjeras como la University of Vilnus (Lituania), University of Alberta (Canadá), University of Varsovia (Polonia), y la Univerzita Trnavská (Eslovaquia).

Profunda investigación

Los arqueólogos afrontan ahora una segunda fase en la cual se encargarán de limpiar las piezas halladas para poder fotografiarlas y documentarlas, "un trabajo más oscuro pero que es necesario para poder donar después las piezas al Museo Provincial, donde está todo lo que hemos encontrado".

De cara al futuro, Sastre ha señalado que "el yacimiento ofrece muchas posibilidades de investigación, por lo que podríamos estar, al menos, otros cuatro años investigando, pero para ello sería necesario el apoyo institucional", aunque durante estos cuatro primeros años el único apoyo que han tenido ha sido el de la Fundación de Caja Rural de Zamora.

Fuente: El Mundo: http://www.elmundo.es/elmundo/2010/09/10/castillayleon/1284137195.html

viernes, 3 de septiembre de 2010


La protohistoria se hace visible

NEREA VILLORIA, SANTA EULALIA DE TÁBARA

Las huellas del devenir del tiempo y del asentamiento de población enlazan el pasado con el presente en la comarca tabaresa. El castro de El Castillón, en la localidad de Santa Eulalia, desvela en el terreno las pruebas en las que se sustentan las conclusiones a las que ha llegado el grupo internacional de arqueólogos que estudia la zona desde el año 2007. José Carlos Sastre y Óscar Rodríguez, dos jóvenes historiadores zamoranos, fueron quienes impulsaron la investigación de la protohistoria de la provincia con la creación del Proyecto de Investigación y Difusión del Patrimonio Arqueológico Protohistórico (PIDPAPZ). A partir de esta apuesta independiente, su intento de lucha por la propia vocación se ha hecho realidad gracias a los más de 90 voluntarios que durante estos cuatro años han colaborado en las excavaciones del yacimiento.
La cuarta campaña llevada a cabo durante el mes de agosto ha permitido datar prácticamente todos los restos obtenidos hasta el momento en la época tardoantigua, en los siglos IV y VI d. C. Este año los dos grupos de trabajo han centrado los esfuerzos en trabajar una estructura circular, en la que ya han llegado al nivel geológico y que está relacionada con el trabajo artesanal del metal, principalmente el hierro. Los hallazgos conseguidos permiten constatar que existió un horno original en el que se llegó a producir tanta cantidad de hierro que fue necesario la construcción de uno de mayor altura y capacidad. En el exterior del horno la tarea consistió en realizar un pequeño sondeo para intentar localizar las posibles toberas o entradas de aire al horno. Aunque la búsqueda no fue satisfactoria, sí que lograron documentar los diferentes niveles geológicos y descubrieron la hilera de piedras con la que se edificó el nuevo horno. Además, aparte de las dos estructuras metalúrgicas que han podido documentar con precisión, según las explicaciones de José Carlos Sastre, «también hemos localizado un muro anterior a esta fecha, seguramente sea de época prehistórica, no lo sabemos con exactitud porque todavía no hemos excavado por completo pero queremos abrir la zona, limpiarla y estudiar la zanja de cimentación, donde quedan depositados los materiales de cada época». A varios metros de distancia se encuentra la excavación de una vivienda, con un tamaño más grande de las previsiones iniciales pero bastante avanzada, clave para conocer la vida cotidiana de los antiguos pobladores de la comarca, quizá «lo más interesante». De hecho, los dos años pasados encontraron materiales como cerámicas, botones de hueso y cuentas de cerámica de gran interés. En esta ocasión los trabajos en esta zona consistían en encontrar el nivel de suelo original y la identificación de varias estructuras una vez retirado todo el nivel de derrumbe. Una de las estructuras encontradas tiene forma circular y «seguramente es para un dolium, una vasija como contenedor», afirma Patricia Fuentes Melgar, arqueóloga técnica.
Respecto a las piezas encontradas, las limpian prácticamente a diario y, en el caso de fragmentos sueltos, dibujan posteriormente las piezas, las fotografían y una vez terminado todo el proceso se depositan en el museo provincial de Zamora, donde ya está todo el material obtenido hasta el año 2009. Por otro lado, cuando finalizan los trabajos cubren de nuevo todas las estructuras «tanto porque estamos en un terreno privado que nos concede los permisos siempre y cuando dejemos luego el terreno cubierto y la Junta también nos obliga a ello, como desde un punto de vista de conservación del patrimonio, ya que si lo dejásemos al descubierto probablemente el año que viene el muro estaría en el suelo, estaría todo deshecho por las lluvias. Si no hay un proyecto de consolidación y de puesta en valor no merece la pena tenerlo descubierto», asegura el director de la excavación.
Tras cuatro años de trabajos en El Castillón, el balance es muy positivo, tanto para los propios organizadores como para los voluntarios. Todos ellos han comprobado que este castro muestra una gran riqueza arqueológica, por lo que aún es mucha la tarea por hacer. En próximas campañas «la idea es terminar de excavar toda la casa al completo, seguir viendo lo que nos depara la zona metalúrgica y de la muralla y también sería importante encontrar otro tipo de hornos, como los cerámicos o de pan, que nos hablen del artesanado de esta zona».
El buen trabajo realizado hasta ahora y las posibilidades que alberga El Castillón a la hora de conocer el pasado histórico de los habitantes de la zona queda demostrado con el aumento cada año del número de peticiones para acudir a este castro, que este año han desbordado todas las expectativas con más de cien solicitudes. Finalmente, fueron treinta personas las seleccionadas, procedentes tanto del interior de la Península como de países extranjeros, que contactan con los directores a través de páginas web de arqueología. Varios de ellos repiten un verano más, como es el caso de Kevin Haugrud, procedente de Canadá y voluntario en El Castillón por tercer año consecutivo. Su compañera de faena, la madrileña Esther Cuadrado, quería participar este verano en alguna excavación «por esta zona de Castilla» y encontró este proyecto a través de las redes sociales. Tras leer el blog zamoraprotohistorica.blogspot.com no dudó en probar suerte y tras su estancia se muestra encantada con la idea de volver, «aunque en principio me parecían pocas estructuras excavadas, a poco que picamos aparecen hallazgos que no nos esperábamos y al final parece que hay más trabajo de lo que pensábamos, con lo cual sería estupendo que esto siguiera hacia adelante porque da de sí para muchos años».
Situado en la margen derecha del río Esla, El Castillón cuenta con una ubicación perfecta como lugar defensivo y acoge en los abrigos rocosos de sus alrededores unas pinturas esquemáticas que enriquecen aún más esa zona natural. En este escenario único, los días de trabajo comienzan a las 9.00 horas de la mañana y terminan alrededor de las dos, momento en el cual el calor ya es sofocante y el equipo pone fin a la jornada. Alojados desde el primer año en las antiguas escuelas de Santa Eulalia, donde la mezcla de idiomas es inevitable en la comunicación, mantienen el contacto con los vecinos de la localidad para que conozcan los progresos y reciben incluso visitas de peregrinos que transcurren por el camino de Santiago. Durante el tiempo libre han aprovechado para realizar visitas a Villalpando, Villafáfila, Arrabalde, el yacimiento de Petavonium, San Pedro de la Nave o Zamora, donde acuden al Museo Provincial «para que puedan ver in situ los resultados de otras campañas de excavación, lo que hay de otros yacimientos y tengan así un contexto de lo que es la arqueología y la historia de la provincia de Zamora».
El pasado viernes se puso fin a la campaña de este año, pero debido al éxito obtenido un grupo ha decidido prolongar su estancia durante dos semanas más para continuar la investigación, rematar el trabajo y cubrir las estructuras. La financiación para este proyecto proviene del presupuesto otorgado por Caja Rural y por varios ferreterías y negocios colaboradores. No obstante, todo esfuerzo económico es poco para un proyecto que no cuenta con apoyo institucional y que, sin embargo, supone un valor incalculable para escribir la protohistoria de la provincia de Zamora y fomentar así el interés por conocer el pasado de aquellas personas que un día habitaron la misma tierra tabaresa.
El equipo de voluntarios está compuesto por Patricia Fuentes (Madrid), Alicia Tejeiro (Madrid), Enrique Paniagua (Salamanca), Francisco Javier Gónzalez (Madrid), Sara Deogracias (Granada), Abraham Herrero (Vigo), Cristina Fernández (Vigo), Laura Cabanillas (Madrid), Marta Lorén (Vigo), María Luz Puerto (Salamanca), Kevin Haugrud (Alberta, Canada), Vera Mariño (Madrid), Anna Mrowieck (Varsovia, Polonia), Aaron Lackinger (Vigo), Gabriel García (Salamanca), Miguel Ángel Brezmes (Valladolid), Igor Barrenetxea (País Vasco), Gabriel García (Salamanca), Raúl Catalán (Madrid), Adrián Elías Negro (Extremadura), Esther Escudero (Madrid), Livija Ivanovaite (Vilna, Lituania), Mercedes Lanz Domínguez (Salamanca), Hugo Lozano (Santiago de Compostela), Tomas Mihályi (Trnava, Eslovaquia), Kristina Kuceráková (Trnava, Eslovaquia), Miguel Ángel Barrio (Madrid) y Ana Markevic (Vilna, Lituania), dirigidos por José Carlos Sastre Blanco (Universidad de Granada) y Óscar Rodríguez (Universidad Autónoma de Madrid).

Fuente: La Opinión de Zamora: http://www.laopiniondezamora.es/comarcas/2010/09/01/protohistoria-visible/460126.html