lunes, 9 de marzo de 2009

MENHIRES DE LAS ESTEPAS



Estos grandes elementos líticos, asemejados a los menhires europeos, y denominados como "ídolos de la estepa", ya son conocidos desde el siglo XVIII. Se sitúan en lugares elevados, a lo largo de las vastas estepas, desde el Dniéster, en el oeste, hasta Altai y Mongolia, en el este.
Actualmente se conservan cientos de estos monumentos líticos. Estas estatuas líticas miden, generalmente, entre 1 metro y 4 metros de altura, están realizadas en arenisca, granito, esquisto, basalto, etc. Su diseño suele combinar las tallas en relieve con los grabados sobre las superficies planas.
Entre los ejemplos más antiguos figuran las estatuas de la Cultura Okunevo, que existió durante el segundo milenio a.C. en la cuenca del Minusinsk, en el sur de Siberia. Generalmente presentan forma alargada con un rostro en medio. Los rostros humanos realistas son muy poco frecuentes (normalmente se trata de máscaras antropomórficas decoradas con líneas, cuervas, un tercer ojo, cuernos y orejas de animal, y un complicado tocado).
Las estatuas de piedra de Eurasia no eran monumentos funerarios, como se creia, sino que tenían un fin eminentemente ritual, Siguieron siendo objetos de culto y reverencia mucho tiempo después de su instalación.
Las llamadas "piedras ciervo" fueron erigidas a finales de la Edad del Bronce y principios de la Edad del Hierro en una amplia franja de territorio, desde Mongolia hasta el Danubio. Su aspecto se relaciona con el principio de la era de los primeros nómadas de las estepas de Eurasia. Las estelas representan la forma de un guerrero pero sin rasgos humanos definidos. La parte inferior presenta armas sujetas al cinturón.
Muchas de estas estatuas se encuentran actualmente en Museos de Rusia, Ucrania y Mongolia.







No hay comentarios: