miércoles, 11 de febrero de 2009

PELIGROS DEL ARTE ESQUEMÁTICO


El Arte Esquemático, al igual que el resto de artes rupestres esta expuesto a un gran número de agresiones y peligros. Podemos distinguir entre dos tipos de agresiones y peligros que atacan a las manifestaciones esquemáticas, los factores naturales y los antrópicos.
Entre los factores naturales nos encontramos con diversos elementos de origen orgánico, como los líquenes o musgos, que en ocasiones llegan a cubrir por completo las pinturas, y son muy dañinos para las mismas. También contamos con otros factores como la concreciones calcáreas procedentes de filtraciones de aguas, que pueden cubrir por completo las pinturas con una pátina blanquecina calcárea.
También hay otros factores naturales que afectan gravemente a las pinturas y grabados esquemáticos, y son los producidos por los desconchones y exfoliaiones de las superficies donde han sido plasmados, que en ocasiones pueden acarrear la destrucción total de un panel.
Los factores antrópicos o humanos, son en muchas ocasiones los más agresivos. Estos suelen producirse de una forma inconsciente o deliberada, y suelen centrarse en grafitos y pintadas sobre los motivos esquemáticos, en ocasiones se han documentado pintadas con pinturas esquemáticas sobre el panel pintado, como en el caso del Monte Valosandero (Soria), donde nos encontramos con el "celebre" Acotado de Caza, plasmado justo encima de un panel pictórico. Hogueras realizadas en el interior de covachas o abrigos han dañado, con los humos producidos por estas, las representaciones pictoricas que se encuentran en sus paredes, como en el caso de la Covacha del Portillón (Linarejos, Zamora).
Muchos de estos factores son evitables, protegiendo y respetando las manifestaciones esquemáticas, para preservar estos frágiles vestigios del poblamiento humano.

No hay comentarios: