miércoles, 28 de enero de 2009

CULTURA DE COGOTAS


La Cultura de Cogotas se engloba dentro del Bronce Final. Se caracteriza por la cerámica, que se decora mediante tres técnicas, incisa, excisa y boquique. Este círculo abarca la mayor parte de la Cuenca del Duero y la vertiente norte de la del Tajo. La 1ª con temas en espiga es muy característica durante el Bronce Medio, mientras que las otras dos caracterizan más a la etapa del Bronce Final, figurando en vasos troncocónicos y de perfiles fuertemente carenados.
Se extiende por las tierras peninsulares del interior, sobre todo por los valles del Duero, Alto Ebro y Norte del Tajo, fuera de esta área existen yacimientos con cerámicas Cogotas I, pero no yacimientos Cogotas I, la excepción seria la Cuesta del Negro de Purullena (Granada), avanzadilla de las poblaciones de la meseta en el sudoeste, explicable por la trashumancia ganadera. Esta explicación cabria darla también a la presencia de materiales de Cogotas I en otros yacimientos periféricos al área de Cogotas I.La zona nuclear de esta cultura se sitúa en la cuenca del Duero y en la vertiente izquierda de un sector del Alto Tajo, cuenca del Henares, Jarama y Manzanares. Los hallazgos cerámicos fuera de este núcleo nos habla de una posible expansión. Valorar la posibilidad de que un determinado tipo cerámico se difunda con independencia de lo que haga el grupo humano en el que surgió. No se puede hablar de una expansión de Cogotas I, pero si de expansión de cerámica tipo Cogotas I.
Sus poblados se sitúan tanto en lugares altos o destacados cerros, lenguas de páramos, etc., como es espacios abiertos o en llano, además de en alguna de las cuevas que se encuentran en los rebordes montañosos de la región. Para algunas comarcas se ha propuesto la existencia de un sistema jerárquico donde los poblados del llano se ven supeditados a los enclavados en lugares elevados, mientras que en otras zonas todos los asentamientos presentan mas o menos una misma enjundia y conviven o se alternan dentro de un mismo territorio.
Se mantiene el ritual propio de las gentes de Ciempozuelos, es decir, la tradición indígena de la inhumación, tenemos ejemplos en Renedo de Esgueva (Valladolid), donde se encontró una fosa de mujer en posición encogida, acompañada de un cuenco. En San Román de la Hornija (Valladolid) apareció una inhumación triple, depositada en el fondo de un silo u hoyo, contaba con una fíbula de codo, del todo análoga a los depósitos de la Ría de Huelva, que permite llevar el conjunto a la 1º mitad del siglo IX, tenemos fechas del 870 y 1010, se trataba de un enterramiento de dos mujeres y un niño de 7 años. También hay intrusiones en dólmenes zamoranos y salmantinos.

No hay comentarios: