sábado, 1 de noviembre de 2008

Excavaciones en Santa Eulalia y Rionegrito confirman la riqueza arqueológica local


Excavaciones en Santa Eulalia y Rionegrito confirman la riqueza arqueológica local.

El proyecto, impulsado por dos investigadores zamoranos, saca a la luz abundante material sobre la vida en la Edad de Hierro
IRENE GÓMEZ. La nueva fase de las excavaciones arqueológicas realizadas en El Castillón (Santa Eulalia de Tábara) y Peñas de la Cerca (Rionegrito) alumbra «abundante» información sobre y confirma en rico» patrimonio existente en la zona noroeste de la Península, con gran cantidad de yacimientos». Tal es una de las principales conclusiones de las investigaciones abanderadas por dos arqueólogos zamoranos, José Carlos Sastre Blanco (Universidad de Granada) y Oscar Rodríguez Monterrubio (Universidad Autónoma de Madrid), embarcados en un proyecto de investigación y difusión sobre el patrimonio arqueológico protohistórico en la provincia de Zamora.Por segundo verano consecutivo han proseguido las excavaciones en Rionegrito y Santa Eulalia junto a voluntarios de diversas provincias españolas y del extranjero (Estados Unidos, Canadá o Irlanda), conformando un campo de trabajo internacional que investiga dos castros en la zona noroeste de la península, donde existe «un rico y abundante patrimonio muy poco estudiado», según han apuntado los investigadores zamoranos. En Peñas de la Cerca se ha excavado sobre un castro situado en una zona elevada y ocupado en la Edad de Hierro. Las nuevas intervenciones se han efectuado en tres sectores; por un lado las estructuras de habitación, donde se descubrieron hoyos de postes pertenecientes a una cabaña y se documentaron hasta tres momentos de ocupación. En la zona elevada del castro, la acrópolis, se documentó una posible área de trabajo por el descubrimiento de «numerosos molinos barquiformes». En cuanto a los sistemas defensivos, se ha excavado una muralla de una doble hilada de piedras. A junio de Oscar Rodríguez, el interés de los trabajos viene demostrado por la cantidad de materiales recogido, como cerámicas típicas de la Edad de Hierro, cuencos, ollas, molinos barquiformes, pesas de telar, una punta de flecha de silex, fíbula de bronce, afiladores, molenderas, pesas de red para la pesca, restos óseos de fauna o semillas de bellotas. Precisamente, éste último hallazgo «nos ha permitido comprobar que si las fuentes clásicas hablaban de los habitantes se alimentaban de pan con bellotas, pero lo hemos corroborado materialmente con la aparición de las semillas de bellotas». En cuanto al yacimiento de El Castillón, en Santa Eulalia de Tábara, se trata de un castro situado en la margen derecha del río Esla, con posible ocupación desde la Edad de Hierro hasta la época Tardoantigua, en los siglos IV-V antes de Cristo. En este caso se trabajó en tres sectores; por un lado, una estructura asociada con una forja para el trabajo del hierro. Otra estructura de habitación, compuesta por tres muros correspondientes a una vivienda de planta rectangular. Y, por último, en la muralla oeste del castro, formada por grandes bloques de areniscas. Entre los materiales arqueológicos encontrados destacan cerámicas estampilladas, cuencos de terra sigilata, dolias de gran tamaño para el almacenaje, copas de pie alto, ollas de cocina, jarras, elementos constructivos (tejas, ladrillos, adobes o restos de columna), clavos, molinos circulares o restos de fauna. Las aparición de semillas de bellotas en Peñas de la Cerca dejan entrever los hábitos de alimentación Los hallazgos en El Castillón suponen, en palabras de José Carlos Sastre, «un avance en la arqueología tardoantigua porque aporta una información extraordinaria sobre el poblamiento en una época de gran vacío, que va desde el fin del Imperio Romano hasta la Edad Media».Las investigaciones en los castros zamoranos están permitiendo «poner las bases de un proyecto científico», que tanto Sastre como Rodríguez desean que tenga continuidad porque «la zona da mucho de sí. No se conoce prácticamente nada». Por ello, agradecen la colaboración de la Fundación de Caja Rural en la financiación de las excavaciones, así como la implicación de los ayuntamientos de Santa Eulalia de Tábara y Puebla de Sanabria. Parte de los trabajos han sido publicados por la Universidad Complutense y el material recuperado se deposita en el Museo Provincial de Zamora.
La Opinión de Zamora
Zamora a 1 de Noviembre de 2008

No hay comentarios: