viernes, 3 de octubre de 2008

EL CASTRO DE EL PEDROSO (ZAMORA)


El Castro de El Pedroso (San Martín del Pedroso), se ubica en la parte occidental de la provincia de Zamora, a escasos kilómetros de la frontera con Portugal. Fue dado a conocer por Gómez–Moreno en 1927, en su “Catalogo Monumental de España”. En las primeras prospecciones que se realizaron llamó la atención el material de la muralla, granito, en contraste con otros castros de la comarca de Aliste, donde se utilizan las pizarras. Se trata de un cerro de planta irregular, cuya altura máxima se encuentra situada a 766 m, rodeado por una muralla en un estado de conservación deficiente. Este recinto amurallado ocuparía una extensión de 3 ha. La muralla se adapta con facilidad a las irregularidades del terreno. Fue edificada con bloques irregulares de granito, de pequeño tamaño, aparejados con mampostería en seco. Celestino Beça hace referencia a una posible torre circular, que podría tratarse de una almenara. En la parte Oeste podría situarse el área destinada a las viviendas, ya que es en esta zona donde se ha encontrado el mayor número de restos cerámicos de todo el castro. Aunque por el momento no se ha podido definir, claramente ninguna estructura habitacional.
En cuanto a las insculturas, se encuentran en una pequeña cavidad situada al Sureste del castro. La altura de la cueva oscila en torno a los 2´5 m, por 10 m de longitud. Estos grabados se encuentran deteriorados ya que en la misma zona se aprecian grabados modernos (un jarrón con flores, siglas A.M.P., flechas, etc.). Estos grabados han sido divididos en diversos grupos para su mejor estudio. El Grupo A es el más numeroso. En este grupo nos encontramos con cruciformes, alfabetiformes, trazos verticales, manos, barras, un ancoriforme masculino, cazoletas, etc. Una figura ha sido definida como una posible estela o ídolo placa. El Grupo B plantea problemas de conservación. Sólo se aprecia con seguridad una figura cruciforme. El Grupo C solo cuenta con un único grabado, un antropomorfo cruciforme, con lo que se ha venido identificando como un arco semicircular sobre su cabeza.
Por los hallazgos cerámicos que se han realizado se podría datar entre el Eneolítico y el Bronce Inicial, pudiendo llegar incluso hasta la Edad del Hierro. Desconocemos el momento en que se utilizó el castro por primera vez, así como la fecha en que se abandono.
En los últimos años este castro fue excavado por Richard Bradley (University of Reading) y Ramón Fábregas Valcarce (Universidad de Santiago de Compostela), excavando la zona de la covacha con los grabados esquemáticos.
Para mas información: BRADLEY, R.; FABREGAS VALCARCE, R.; LARA BACELAR, A. y VILLASECO VAZQUEZ, X.I.: "El Pedroso - A prehistorica cave Sanctuary in Castille".

No hay comentarios: